email print share on facebook share on twitter share on google+

CANNES 2018 Cannes Classics

Crítica: The Eyes of Orson Welles

por 

- CANNES 2018: Por medio de dibujos y bocetos hechos por Orson Welles, el cineasta y académico Mark Cousins nos ayuda a entender al hombre y a sus películas

Crítica: The Eyes of Orson Welles

¿Hay algo más que se pueda decir sobre Orson Welles? Con la cantidad de libros y de filmes que se han escrito y hecho sobre el director de Ciudadano Kane, uno pensaría que la respuesta es “no”, pero el darnos una nueva forma de ver las cosas es la especialidad de Mark Cousins, cineasta y académico de Irlanda del Norte. The Eyes of Orson Welles [+lee también:
tráiler
entrevista: Mark Cousins
ficha del filme
]
, proyectada en Cannes Classics en el Festival de Cannes, comienza con la tercera hija de Welles, Beatrice, dándole a Cousins acceso a los dibujos y bocetos hechos por Welles. Cousins luego utiliza estas imágenes para reevaluar la impresionante obra de Welles y también al hombre mismo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El documental utiliza una mezcla de técnicas para contar la historia. Como hemos visto en sus filmes anteriores, tales como A Story of Children and Film [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, que se estrenó en Cannes en el 2013, Cousins se inserta a sí mismo en el trabajo para crear la escena de el mundo que está por componer. También hay narración, imágenes de archivo y una entrevista con Beatrice Welles, pero lo más importante, es que la sombra del director al que muchos se han referido como el más grande de la historia del cine está presente. El documental comienza con Cousins preguntándose cómo vería Welles el mundo digital en el que existimos hoy día. Sospecha que el director se revelaría en contra de este mundo. Cousins luego dirige la cámara al cielo para observar la vista de la ciudad de Nueva York y sus altos edificios, símbolos de poder. Hace una conexión con los ángulos de cámara que le gustaban al director, algo que parece haber salido de cualquier ensayo sobre cine, pero simplemente es la manera que tiene Cousins de hacer que nos interesemos en la historia que quiere contarnos, dándonos un momento para asimilar lo que ya conocemos antes de ofrecernos una reevaluación.

Los dibujos y las imágenes, llevadas desde un baúl en Nueva York hasta Escocia por el director, de pronto transforman el filme en algo muy diferente. Lo inconsciente salta al primer plano. Al principio, las imágenes y dibujos resaltan como objetos curiosos, un medio para luego pasar a las historias de Welles sobre los derechos humanos, cosa que Cousins coloca en contexto con el mundo de Trump. Resulta que Welles era muy buena persona cuando se trataba de ayudar a sus congéneres. Luego, Cousins coloca su mirada en algunas de las peculiaridades de Welles con respecto a su vida personal y a sus relaciones, pero no se enfoca de estas como lo haría un tabloide amarillista, más bien busca preguntar cómo veía el director al amor. En todo momento Cousins se enfoca en el “por qué” más que en el “qué”, y es allí en donde las imágenes resultan ser una herramienta indispensable, una ventana hacia la mente inconsciente.

Apenas se menciona Ciudadano Kane, ya que los dibujos le dan a Cousins un nuevo punto de vista de los trabajos menos aclamados de Welles, tales como Mister Arkadin (1955) y su adaptación de Macbeth de 1948 en la cual el director también interpretó el papel principal. Estos son filmes que apenas se mencionan cuando se discute la obra del director, pero Cousins demuestra cómo la naturaleza provocadora e incompleta de estas películas refleja la manera en la cual el famoso director percibía visualmente al mundo. Todo esto está respaldado por la fantástica prosa de Cousins, la cual se siente como si nos contara el cuento más emocionante de todos los tiempos. Es un filme maravilloso que complacerá a aquellos que estén familiarizados con la obra de Welles al igual que a aquellos que busquen una introducción accesible y única.

The Eyes of Orson Welles es una producción de Bofa en asociación con la BBC y Filmstruck. Contó con el apoyo de National Lottery por medio de Creative Scotland. De sus ventas internacionales se encarga Dogwoof.

(Traducción del inglés por Javier Campos)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.