email print share on facebook share on twitter share on google+

KARLOVY VARY 2018 East of the West

Crítica: Suleiman Mountain

por 

- KARLOVY VARY 2018: El film ganador de la competición East of the West es una mezcla de folclore kirguís y melodrama familiar

Crítica: Suleiman Mountain
Daniel Dayrbekov en Suleiman Mountain

La realizadora moscovita Elizaveta Stishova ya cuenta en su haber con varios cortos prestigiosos, incluyendo The Seagull (2016), una obra inteligente, interesante y vagamente satírica ambientada en un colegio de Kirguistán, sobre un viejo profesor que quiere que sus alumnos aprendan ruso y un profesor nuevo que quiere que aprendan turco. La cineasta regresa a Kirguistán —y elabora algunos de los temas desarrollados en sus anteriores trabajos— en su primer largo, Suleiman Mountain [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, que venció en la competición East of the West de Karlovy Vary.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La historia comienza con la entrada de Zhipara (Perizat Ermanbetova) en un orfanato y su alegría al encontrar al hijo que perdió, Uluk (Daniel Dayrbekov). Entonces llama a su marido Karabas (Asset Imangaliev) para contarle la buena noticia, y mientras su hijo cuenta historias sobre su padre y su fuerza, comparable a los héroes de la mitología kirguís, este aparece, borracho, hecho un desastre y acompañado de su segunda mujer, Turganbyubyu (Turgunai Erkinbekova), que está embarazada. El extraño grupo se monta en la decadente furgoneta del padre y trata de ganarse la vida —Zhipara, como curandera, y Karabas, estafando y robando todo lo que puede— a la sombra de la imponente y epónima montaña Sulaimán.

Hay una buena dosis de melodrama, y los ritmos del guion son muy reconocibles: un chico idolatra a su padre; el padre resulta ser un holgazán; la realidad brutal de la situación se apodera de ambos. Pero esta familiaridad se ve disminuida por el inteligente entretejido por parte de Sitshova y la guionista, Alisa Khmelnitskaya, de varios tropos narrativos tradicionales con motivos del folclore kirguís. Puede que Zhipara use sus habilidades como una forma de estafa, pero hay auténtica fe en su interior. Las escenas que retratan las prácticas y canciones folk de un país desconocido para muchos son exóticas y fascinantes, pero nunca parecen un ejercicio de voyeurismo turístico y facilón.

Las interpretaciones son brillantes; cada una de ellas aporta un nuevo elemento al film, así como un intrigante sentido de dualidad: Imangaliev logra que Karabas sea carismático pero patológicamente temerario y egoísta, mientras que Ermanbetova imbuye Zhipara de una de férrea determinación espiritual, matizada por una soledad desesperada. Lo mismo sucede con el chico que ocupa el centro de toda la historia: Dayrbekov está increíble en el papel del inocente pero sorprendentemente avispado Uluk.

Estas yuxtaposiciones se extienden a la dirección de fotografía, pues la cámara de Tudor Vladimir Panduru captura las vistas abiertas de la campiña kirguís junto al "hogar" abarrotado y claustrofóbico donde vive nuestra insólita familia. Al igual que los protagonistas, el campo lucha por contener dos elementos dispares: el folclore del pasado y, en los años siguientes a su liberación del dominio soviético, un futuro repleto de los placeres y dolores de la modernidad.

La cinta ya se ha proyectado en varios festivales, aunque quizás podría haber tenido más repercusión en Europa. Tras su estreno en el continente, en la competición East of the West de Karlovy Vary (de la cual salió victoriosa), la película podría atraer más interés, y no se debería descartar la posibilidad de que se proyecte en cines independientes. Si se piensa que una leyenda como Larisa Shepitko debutó con una película ambientada en Kirguistán, la futura trayectoria de Stishova se vuelve mucho más interesante.

Suleiman Mountain es una coproducción de Kirguistán y Rusia. Las productoras son Laeto Films, Virtual Kick Studio e Y-Yatsura del lado ruso, y Aitysh Film del kirguís; las ventas son gestionadas por la compañía rusa Antipode Sales & Distribution.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.