email print share on facebook share on twitter share on google+

LOCARNO 2018 Fuera de concurso

Crítica: Mudar la piel

por 

- LOCARNO 2018: Este documental dirigido por Ana Schulz y Cristóbal Fernández transita por varios géneros mientras indaga en una misteriosa amistad

Crítica: Mudar la piel

El primer largometraje de Ana Schulz –fotógrafa nacida en Hamburgo, en 1979 – y Cristóbal Fernández –(Madrid, 1980) profesor de cine, músico y montador de títulos como La jungla interior [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Juan Barrero
festival scope
ficha del filme
]
, El mar nos mira de lejos [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Manuel Muñoz Rivas
ficha del filme
]
Mimosas [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Oliver Laxe
ficha del filme
]
, entre otros– se ha rodado durante cuatro años y por fin podrá disfrutarse en un festival que mima este tipo de propuestas alternativas: la 71ª edición del de Locarno, en Suiza. Mudar la piel [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
 es un documental que ya desde su primera secuencia, absolutamente descriptiva, con un teleférico sobrevolando Madrid, pendido de su cable, con música de piano y la voz en off de sus narradores, se inscribe en el género del thriller de investigación: espíritu que no le abandonará hasta su sorpresivo final. Pero entre medias habrá espacio para el retrato familiar, la reconstrucción histórica y la exaltación, tenue pero intensa, del amor paterno-filial.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Schulz es hija de Juan Gutiérrez, mediador de conflictos cuando la banda terrorista ETA convirtió el País Vasco, en los ochenta-noventa del pasado siglo, en un campo de batalla. Durante aquellos años, entabló amistad con Roberto Flórez, un ser escurridizo y difícil de desentrañar cuya personalidad tiene bastante en común con el título del film que nos ocupa.

La cineasta siempre sintió mucha curiosidad por aquel personaje borroso y, sobre todo, quería entender sobre qué se construía la férrea y eterna amistad que le unía con su padre. Esa inquietud por saber es el motor de este documental, y así, los directores, como el propio hombre al que investigan, se acaban convirtiendo en algo así como espías: y la película, durante el proceso, como en un juego de espejos o de contagios incontrolables, también mudará su piel.

Sombras de sospecha de traición, sabiduría de vida, admiración y afecto gigantes hacia la figura paterna, documentos gráficos del pasado más convulso y un ágil montaje que no deja decaer la atención del espectador convierten a Mudar la piel en una película sorprendente, apasionada y apasionante que saca a la luz una de esas alucinantes historias que aún quedan ocultas en la historia de un país tan complejo, contradictorio y, a la vez, fascinante, como lo es España. 

Mudar la piel, con guion de Ana Schulz, montaje de los directores y colaboración en la postproducción de Mauro Herce (Dead Slow Ahead [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Mauro Herce
ficha del filme
]
), es una producción de Sr. y Sra. con Labyrinth Films. Ha contado con el apoyo del ICAA, Gobierno Vasco y del Festival Internacional del Cine de Las Palmas de Gran Canaria, donde obtuvo el premio MECAS 2017 (más información aquí),y la participación de EITB. Llegará a las salas de cine españolas, el próximo mes de octubre, de la mano de Márgenes Distribución.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.