email print share on facebook share on twitter share on google+

LOCARNO 2018 Competición

Crítica: Alice T.

por 

- LOCARNO 2018: El sexto largometraje de Radu Muntean, presentado a concurso en Locarno, es un retrato atípico y convincente del desasosiego adolescente

Crítica: Alice T.
Andra Guţi y Marc Titieni en Alice T.

El sexto largometraje de Radu Muntean, el quinto que coescribe con sus socios habituales, Răzvan Rădulescu y Alexandru Baciu, se titula Alice T. [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
 y es un convincente retrato de una adolescente con un enfoque prácticamente sin precedentes en el cine rumano a la hora de abordar esta edad tan especial. Las excelentes interpretaciones de la debutante Andra Guţi y de la consagrada Mihaela Sîrbu habrán contribuido a impresionar al jurado de la competición oficial del 71º festival internacional de cine de Locarno, que se celebra estos días.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Guţi encarna a la chica que da nombre al film, Alice, una adolescente rebelde que mantiene una relación tirante e impredecible con su madre adoptiva, Bogdana (Sîrbu). Los problemas de Alice en la escuela y sus accesos de cólera resultarán ser insignificantes en comparación con la bomba que suelta un día: Alice está embarazada y tiene intención de tener el bebé. El anuncio pone a Bogdana en una posición difícil porque, por un lado, está convencida de que Alice no podrá hacer frente a la difícil tarea de la maternidad y, por otra, sabe que ella misma nunca ha podido tener hijos.

Alice T. podría causar sensación en Rumanía, cuyo público lamenta a menudo la carencia en la cartelera de historias cercanas a los espectadores. La combinación de drama doméstico con ese aderezo del paso a la edad adulta no podría resultar más próximo a la idea de familia, a la vez que se centra en un género y una edad que pocas veces antes se vieron en el centro de la escena. Más allá del prometedor primer largometraje de Nicolae Constantin TănaseThe World Is Mine [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, los desafíos a que ha de enfrentarse una joven nunca habían sido tratados tan frontalmente como en Alice T. y, en general, el cine para niños y adolescentes brilla por su ausencia de tal manera en el repertorio del cine rumano que en 2018 el National Film Center decidió organizar una sección de su concurso para subvenciones especialmente dedicada a este tipo de películas. 

La protagonista ayuda al público a entender lo difícil que es no tener rumbo ni apoyos. La historia presenta con atención la reacción de una adolescente a un mundo cuyas reglas desconoce o a un mundo cuyas reglas cambian constantemente. Su vida avanza como por una carretera llena de baches: a la más mínima imprudencia al volante, el coche salta y las consecuencias pueden ser inesperadas, drásticas y trágicas. A veces, el volantazo es involuntario pero, en ocasiones, constituye un grito rebelde y voluntario desde una jaula: “puedo hacer lo que yo quiera; es mi vida”, parece chillar.

Para algunos espectadores, Alice parecerá una villana sin remedio, una generadora de desastres consecutivos. Para un público más comprensivo, será una imagen convincente de un ser imperfecto que hace lo que puede por hallar su camino en una edad en la que todo es a la vez inconstante y definitivo. Muntean emplea con eficacia a Bogdana como espejo de las acciones de Alice y aborda los problemas que arroja el abismo generacional, así como la explosiva mezcla de amor, frustración, suspicacia y decepción que pueden pautar la comunicación entre una madre y una hija. Su tenso tango puede constituir la relación más bonita que hayamos visto este año en el cine rumano. 

Alice T. es una producción de la rumana Multi Media Est en coproducción con la francesa Les Films de l'Après-Midi y las suecas Film i Väst y Chimney. Su agente de ventas es Films BoutiqueBac Films distribuirá la película en Francia y Voodoo Films hará lo propio en Rumanía, a poder ser, en noviembre.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.