email print share on facebook share on twitter share on google+

LOCARNO 2018 Competición

Crítica: A Winter’s Tale

por 

- LOCARNO 2018: El director alemán Jan Bonny presenta en la competición internacional del festival de Locarno su segundo largometraje

Crítica: A Winter’s Tale

Diez años después de su ópera prima, Counterparts [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, presentada en la Quincena de los Realizadores, Jan Bonny sorprende con un nuevo trabajo, A Winter’s Tale [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, seleccionado para competir por el Leopardo de Oro del festival de cine de Locarno. A Winter’s Tale es una película deliberadamente violenta, molesta y perturbadora que nos enfrenta con un mundo subterráneo que querríamos que así permaneciese.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Becky, Tommi y Maik son los protagonistas de A Winter’s Tale, un retrato brutal de una célula terrorista en la que los sueños de poder chocan con una realidad de todo menos gloriosa. Becky, Tommi y Maik viven en la clandestinidad y sueñan con poder un día convertirse en héroes nacionales y únicos portavoces de una Alemania inmaculada que debe, a sus ojos, protegerse cueste lo que cueste. 

El vínculo que los une es complejo y decididamente ambiguo: odio, rencor, frustraciones sexuales de todo tipo (son demasiadas, sin duda, las escenas de sexo que, en lugar de chocar, resultan de una insoportable banalidad). La fuerza que los anima es una fuerza destructiva que se nutre de sangre. Este fanatismo xenófobo extremo los lleva a cometer una serie de crímenes violentos en nombre de valores para ellos inalienables: el honor, el orgullo y la lealtad. ¿Qué ocurre, sin embargo, cuando estos valores se desmenuzan poco a poco a medida que aumenta el descontrol?

Con A Winter’s Tale, Jan Bonny nos empuja a reflexionar desde un punto de vista desde luego incómodo sobre las derivas de los movimientos de extrema derecha. En lugar de observar las repercusiones desde fuera, con una perspectiva alejada, el director alemán nos obliga a acercarnos al monstruo. 

A Winter’s Tale presenta tres personajes complejos, impulsados hacia el abismo por una ideología aberrante hecha de odio y frustración. A pesar de ello, Jan Bonny no quiere detenerse en los clichés de los movimientos de extrema derecha; lo que pretende es mostrarnos su faceta oculta, privada e íntima.

Y lo que perturba justamente es esta intimidad que estamos obligados a ver a través de los personajes. Querríamos escapar, despegarnos y huir de un mundo que estamos acostumbrados a ver a través del filtro del periodismo. En tanto observadores a distancia, nos parece que esta realidad espantosa está bajo control, que el monstruo está atado; sin embargo y por desgracia, como nos muestra Jan Bonny, la realidad es mucho más compleja y terrorífica. A pesar de todos los actos abominables cometidos, estos monstruos forman parte, a fin de cuentas, de nuestra sociedad, por mucho que se escondan en la sombra. 

Lo que impacta es el aspecto privado de la vida de los tres protagonistas, la simplicidad con la que ponen en marcha su plan sanguinario. Sus egos se nutren de un narcisismo desenfrenado, de odio y de fantasías de omnipotencia que sustituyen peligrosamente la realidad. ¿Cómo controlar a unos individuos que ya no le temen a nada? Matar no es más que la manera que ellos tienen de sentirse vivos, de salir de una cotidianidad llena de decadencia y repudio. Jan Bonny presenta la banalidad de la violencia, un sueño perverso que se torna en infierno.

A Winter’s Tale es una producción de Heimatfilm. Su agente de ventas internacionales es The Match Factory.

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.