email print share on facebook share on twitter share on google+

VENECIA 2018 Semana Internacional de la Crítica

Crítica: Bêtes blondes

por 

- VENECIA 2018: Presentada en la Semana Internacional de la Crítica, la cinta de Maxime Matray y Alexia Walther es una aventura excéntrica y surrealista que oculta una vertiente romántica

Crítica: Bêtes blondes
Thomas Scimeca y Basile Meilleurat en Bêtes blondes

El primer largo del dúo franco-suizo de directores formado por Maxime Matray y Alexia WaltherBêtes blondes [+lee también:
tráiler
entrevista: Maxime Matray, Alexia Walt…
ficha del filme
]
, se proyecta como parte de la Semana Internacional de la Crítica en la edición 2018 del Festival de Venecia. El arranque del film es tan poco claro para nosotros como para el propio protagonista: Fabien (interpretado por Thomas Scimeca) se despierta inexplicablemente en medio del bosque, rodeado de restos de comida llenos de gusanos. Mientras se despierta, alguien le devuelve un sacacorchos, y tras aceptar la invitación de esa persona a disfrutar de una barbacoa con más gente, les roba un salmón cuidadosamente marinado y huye por las calles. Sin embargo, el salmón acaba en la boca de un perro. Esta premisa, delirante y encantadora, se despliega en una excéntrica road movie, y a medida que avanza en su viaje, Fabien conoce a Yoni (Basile Meilleurat), quien resulta ser el causante indirecto de la muerte de su novio —o, al menos, de eso le acusa la familia de este último—. Este joven desgraciado estaba intentando huir con Yoni, pero de alguna forma, acabó decapitado en el proceso.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)Digital Production Challenge - DPC II 1 Internal

Bêtes blondes es ciertamente una obra única que se resiste a las habituales etiquetas o categorizaciones de género. Es un film colorido, onírico, surrealista y caprichosamente gracioso en el que un viaje físico, una amistad incipiente en medio del duelo, el deseo y las alucinaciones melancólicas se mezclan imperceptiblemente, formando una historia que se disfruta desde las primeras escenas. Dicho esto, el ritmo de la narración se ralentiza de modo manifiesto en la segunda mitad de la cinta, e incluso llega a decaer en algunos momentos. Y esto quizás sea esperable: Bêtes blondes es un film que no se contenta con ser la extraña historia de dos personas con el hábito surrealista de llevar las cabezas de sus seres queridos en una bolsa. Esta superficie resultona esconde una historia sobre el sufrimiento humano, la desintegración de la propia identidad tras sufrir una pérdida y el intento de encontrar una salida en la supresión del dolor y la intoxicación, así como en un mundo de ensueños y recuerdos del pasado. Fabien es la antigua estrella de una sitcom televisiva de fama fugaz, atrapado en el recuerdo de un yo que ya no existe, de una época en la que no tenía que llorar a su novia, trágicamente fallecida.

Uno de los aspectos más satisfactorios de Bêtes blondes es su apariencia visual. Encuadrada en un nostálgico formato 4:3 e iluminada para parecer una mezcla del cine experimental y el eurótico de los años 70, con sus colores de sorbete, con su profusión creciente de plantas de plástico de fluorescente brillo, los motivos visuales de la cinta van estilizándose de forma cada vez más fantasiosa, con cada paso que dan los protagonistas hacia un mundo más parecido a los sueños que a la realidad. Esto incluye el leitmotif del film, la cabeza decapitada. A través de la historia del arte y la literatura, la decapitación se ha presentado como un momento de venganza, casi poético en su carácter definitivo; una venganza que a veces también tiene por causa el deseo insatisfecho, un impulso erótico sublimado en violencia. En Bêtes blondes, Maxime Matray y Alexia Walther construyen esta historia al tiempo que la subvierten. Una cabeza decapitada es el recuerdo de un ser querido, el símbolo definitivo del amor. Esta película es, al fin y al cabo, romántica en la sombra.

Bêtes blondes es una coproducción francosuiza de Ecce Films y Garidi Films. La compañía francesa Ecce Films se encarga también de las ventas internacionales.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.