email print share on facebook share on twitter share on google+

TORONTO 2018 Contemporary World Cinema

Crítica: Un ange

por 

- TORONTO 2018: Koen Mortier regresa con una historia de amor visualmente deslumbrante, acerca de dos almas atormentadas que luchan por superar sus miedos

Crítica: Un ange
Fatou N'Diaye en Un ange

El director y productor flamenco Koen Mortier debutó en el año 2007 con Ex Drummer [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, una comedia dramática de tono crudo y tintes nihilistas. En 2010, presentó su segundo largometraje, 22nd of May [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, una apuesta visionaria que combinaba el terrorismo con las historias de fantasmas. Ocho años más tarde, Mortier regresa con su tercera película, Un ange [+lee también:
tráiler
entrevista: Koen Mortier
ficha del filme
]
, cinta de apertura del Festival de Cine de Ostende que ha tenido su estreno internacional en la sección Contemporary World Cinema del 43º Festival Internacional de Cine de Toronto.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La historia se centra en un aclamado ciclista belga llamado Thierry (Vincent Rottiers), que viaja a Dakar con su hermano para disfrutar de unas vacaciones salvajes. Thierry se está preparando para su ansiado regreso a las carreras, después de una  impactante lesión deportiva que casi termina con su vida. De hecho, todavía sufre  las traumáticas secuelas del accidente, que incluyen pensamientos suicidas y una creciente adicción a las drogas, motivada por el declive de su carrera deportiva. Por otro lado nos encontramos a Fae (Fatou N'Diaye), una trabajadora sexual de origen senegalés, que sale todas las noches  en busca de turistas ricos para llegar a fin de mes. Fae odia su vida, pero no es capaz de encontrar ninguna alternativa que le permita escapar. La noche en que Thierry y Fae se encuentran, surge una atracción inmediata e incontrolable entre ambos. Él se enamora perdidamente a primera vista, y ella se siente segura a su lado. Sin embargo, su historia de amor no tendrá el final que todos esperan.

Mortier, que además ha escrito el guión, narra las últimas 24 horas de vida de un deportista de élite cuya vida se encuentra en caída libre. Basada en la novela Monologue of Someone Who Got Used to Talking to Herself, de Dimitri VerhulstUn ange recrea los últimos días de la estrella del ciclismo belga Frank Vandenbroucke, que fue encontrado muerto con 34 años en una habitación de hotel en Senegal. Aún así, el director puntualiza que la cinta no es un intento de biopic, sino más bien un relato ficticio basado en hechos reales.

Utilizando el pasado de los protagonistas como premisa, Un ange es en el fondo una historia de amor entre dos almas atormentadas. Thierry trata de ocultar sus adicciones bajo una personalidad autodestructiva, resultado de un sobreesfuerzo físico y mental por satisfacer a sus admiradores. Al mismo tiempo, bajo una fachada triste y calmada, Fae esconde un profundo desprecio por sí misma, así como el abuso que soporta su cuerpo todas las noches para satisfacer a sus clientes. A pesar de pertenecer a mundos distintos, sus vidas acaban por encontrarse en el lugar más inesperado. Ella es una gacela africana que busca liberarse y huir de sus problemas, mientras que él trata de luchar contra sus demonios internos. Ambos están igualmente desesperados, y los dos necesitan aferrarse a algo para sobrevivir.

El auténtico drama de esta historia de amor, de por sí triste y destinada al fracaso, se encuentra en las ilusiones de Thierry y Fae. Ambos se niegan a aceptar que no hay esperanza posible, dejándose consumir por sus deseos y viviendo la noche que pasan juntos de forma totalmente distinta a como lo habrían hecho en el pasado. La trágica ironía radica en su creencia de que ya no hay nada que pueda destruirlos, debido a que sus vidas ya están en ruinas. Esperan que este encuentro casual se convierta en un espacio de conexión donde el amor los haga invencibles. De esta forma, están dispuestos a abandonar la realidad y crear un espacio propio donde sus sueños puedan coexistir con sus miedos. El director de fotografía, Nicolas Karakatsanis, logra capturar este espacio pintoresco y realista, dominado por colores saturados y filmado en 35mm. Por su parte, las composiciones instrumentales de Soulsavers consiguen aislarlo de las interferencias del exterior. En este lugar, Ángel y Gacela pertenecen solamente el uno al otro.

Un ange es una coproducción entre Bélgica y Países Bajos, producida por Koen Mortier y Eurydice Gysel (CZAR Film), junto con Eve Commenge (Anonymes Films) y Marc van Warmerdam (Graniet Film), Proximus, Telenet y Canvas. Oration Films se encarga de las ventas internacionales, y Paradiso estrenará la película en los cines belgas el 19 de septiembre.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.