Elija su idioma en | es | fr | it

Crítica: Irina Palm

email print share on facebook share on twitter share on google+

Pero, ¿quién es Maggie?

por 

- Con más de 50 años, Maggie no tiene más que una ambición en esta vida: encontrar rápidamente dinero para su nieto hospitalizado. Y lo consigue; de una manera muy inesperada

Crítica: Irina Palm

Entre su hijo y su nieto, los conflictos con su nuera, entre su periferia algo gris, sus amigos algo ariscos con quienes queda de vez en cuando para jugar a las cartas, Maggie lleva una vida un poco monótona, banal y simple. Es viuda. Algo silenciosa. La enfermedad de su nieto es el único drama en la vida de esta mujer que se encamina tranquilamente a su fin. Hasta que Maggie decide buscar un trabajo. La seguimos por Londres cuando, de repente, entra en una casa poco recomendable de Soho, donde se buscan "azafatas" totalmente particulares. Y he aquí en la oficina de Micki, el jefe, quien, divertido y sorprendido, la contrata, antes de que ella comprenda –y nosotros comprendamos con ella- de qué se trata exactamente el trabajo. Pero Maggie lo asume: ya se le ha pasado la edad del pudor, ahora sólo cuenta ganar mucho dinero de manera rápida.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

De la situación fuera de lugar de esta cincuentona nace la jocosidad de la película. La mirada chispeante y pícara del actor serbio Miki Manojlovic también hace mucho. A lo lejos, observa en silencio la mujer en la que se convierte Maggie, "Irina Palm", el seudónimo que le ha buscado para hacer fantasear a los hombres que no la ven, y que tampoco nosotros veremos demasiado. Sam Garbarski rompe con numerosas expectativas, evitando caer en la trampa del voyeur o del drama social, para desviar su historia hacia la evolución de esta mujer, que deja aflorar en ciertos detalles, miradas o reacciones inesperadas. Servida por la bellísima fotografía de Christophe Beaucarne y por la música eléctrica y melancólica del compositor Ghinzu, Irina Palm [+lee también:
tráiler
film focus
entrevista: Sam Garbarski
entrevista: Sébastien Delloye
ficha del filme
]
se adapta a la trayectoria íntima de su personaje. Siempre cámara en mano, a menudo con planos cortos, la película encadena las escenas en los viajes de Maggie entre su lugar de vida personal y el de trabajo: de un lado, la periferia y la familia, de otro, Soho y los hombres. Entre estos dos mundos, Maggie se descubre poco a poco por sí misma, se desvela y se permite amar, para sorpresa de todos, de ella misma y de nosotros.

Tras una larga carrera de publicista, tres cortometrajes y un primer largometraje, Le Tango des Rashevski, película coral en torno a los hombres de una misma familia, Sam Garbarski hace de Irina Palm una película sencilla y vivificante, un bello retrato de mujer, tierno y pudoroso, divertido y malicioso. Todo ello gracias a la generosa potencia de Marianne Faithfull, que da a Maggie su orgullo y su moderación, muy lejos de la imagen trash de cantante de rock'n roll de la actriz. Sólo una mujer.

(Traducción del francés)

galería de fotos

premios/selecciones principales

Berlinale 2007 Competición oficial
cinando

Follow us on

facebook twitter rss

Les Arcs report

Boletín

WTW Men on the Edge
Unwanted_Square_Cineuropa_01