Elija su idioma en | es | fr | it

Crítica: Boogie

email print share on facebook share on twitter share on google+

Sólo se tienen 20 años una vez en la vida

por 

- Radu Muntean dirige nuevamente a Dragos Bucur en una impactante película sobre la familia, la amistad y la sensación de hacer las mismas cosas una y otra vez

Crítica: Boogie

Puede pasar que, ya adulto, con mujer e hijos, de viaje hacia alguna playa en el puente del uno de mayo, uno empiece a reflexionar sobre su propia vida. Boogie [+lee también:
tráiler
film focus
entrevista: Dragos Vîlcu
entrevista: Radu Muntean
ficha del filme
]
, de Radu Muntean, sorprende por su valentía a la hora de tratar la historia de un hombre que sufre a sus treinta y pico años una imprevista crisis adolescencial.

Boogie es el apodo con que se conoce al protagonista Bogdan Ciocazanu, interpretado por uno de los actores favoritos de Muntean, Dragos Bucur. Es, a todos los efectos, “un hombre realizado cuyo teléfono no para de sonar” y posee una pequeña fábrica de muebles. Aprovecha la tradicional fiesta del trabajo para irse a la playa con su mujer Smaranda (Anamaria Marinca) y su hijo de tres años Adrian (Vlad Muntean), Allí se encuentra con unos antiguos amigos del instituto, Penescu (Mimi Branescu) y Iordache (Adrian Vancica).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Los autores del guión, Razvan Radulescu, Alexandru Baciu y Muntean, han conseguido reflejar a la perfección esta difícil época en la vida de cualquier hombre. Penescu y Iordache corresponden a la imagen de hombres por los que no pasan los años y se mueven con total libertad, clamando a los cuatro vientos lo bueno que es no tener a su lado a una agria mujer o unos pesados hijos que les impidan disfrutar de la vida. Que es exactamente lo que están haciendo cuando se encuentran con Boogie.

Desde el mismo inicio de la historia, Boogie se comporta como un adolescente. Ve a algunos chicos bañarse en las heladas aguas y no puede resistir la tentación de unirse a ellos, a pesar de los consejos de su mujer. Conforme avanzan las vacaciones, la tensión entre Penescu, Iordache y Smaranda crece, dejando ver que no se caen del todo bien. Mientras Boogie y sus amigos se comportan más como niños grandes que como adultos, recordando sus glorias pasadas, Smaranda se vuelve al hotel con Adrian y les deja que se diviertan sin su incordiante presencia.

Boogie aprovecha este momentáneo lapso de libertad para revivir su juventud junto con Iordache (que en realidad trabaja como lavaplatos en Suecia) y Penescu (frustrado por su trabajo en una agencia turística). A lo largo de la noche se dan cuenta de que las cosas ya no son como eran y de que la distancia generacional es mucho más grande de lo que se pensaban. No es sólo una cuestión de edad, es algo más complejo. Vagando por una discoteca, Boogie observa a las mujeres sin poder creérselo. “¿Son putas o tienen novio?”, pregunta a Penescu. “Son putas con novio”, responde su amigo. A pesar de que físicamente los amigos no desentonan con el resto, hay muchas cosas que han cambiado dentro de sus cabezas.

El director de fotografía Tudor Lucaciu ha vuelto a hacer un gran trabajo tras su espectacular y oscuro diciembre de 1989 que recreó en The Paper Will Be Blue, debut como director de Muntean. En esta ocasión, en cambio, juega con los colores y los contrastes, en las antípodas de los tonos azules apagados que había utilizado en su anterior película. Su habilidad resiste a la prueba de los numerosos planos secuencia y escenas rodadas cámara en mano, recreando a la perfección y con un cierto dramatismo las vacaciones en la playa.

A pesar de que Muntean y Lucaciu se niegan a proporcionar cualquier satisfacción al público, con varios primerísimos planos para reflejar los intensos conflictos internos, las brillantes actuaciones de Branescu, Bucur y Marinca y el magnífico guión llevan a la película suavemente hasta su final y proporcionan material sobre el qué pensar a todo el mundo.

galería de fotos

título internacional: Boogie
título original: Boogie
país: Rumania
año: 2008
dirección: Radu Muntean
guión: Alexandru Baciu, Razvan Radulescu, Radu Muntean
reparto: Dragos Bucur, Anamaria Marinca, Mimi Brănescu, Adrian Văncică, Vlad Muntean, Roxana Iancu, Geanina Varga

premios/selecciones principales

Cannes 2008 Quincena de los Realizadores
cinando

Follow us on

facebook twitter rss

Boletín

Producers on the Move
Italian Pavilion Cannes