Elija su idioma en | es | fr | it

Crítica: Involuntary

email print share on facebook share on twitter share on google+

Un análisis de la presión del grupo sobre el individuo

por 

- El segundo trabajo del director Ruben Östlund goza de una gran popularidad entre la crítica gracias a su realista y novedosa visión de la sociedad sueca, realizada con una técnica nada convencional

Crítica: Involuntary

El segundo trabajo del director Ruben Östlund, presentado en “Una cierta mirada” del Festival de Cannes 2008, goza actualmente de una gran popularidad entre la crítica gracias a su realista y novedosa visión de la sociedad sueca, realizada con una técnica nada convencional. Con ambos pies firmemente arraigados en la generación de cineastas de rompedora estética visual cercana a YouTube, Östlund retrata la sociedad sueca contemporánea en Involuntary [+lee también:
tráiler
film focus
entrevista: Erik Hemmendorff
entrevista: Ruben Östlund
ficha del filme
]
de modo innovador y provocador. Cinco historias separadas que componen un largometraje de estructura no lineal pero unidos por un tema central único: la presión del grupo sobre el individuo. ¿Por qué una persona se comporta de un modo determinado cuando se encuentra en un grupo bajo la presión del resto, sin preocuparse de lo que es correcto, su propia dignidad o incluso el sentido común? ¿Hasta dónde es capaz de llegar? Éstas son algunas de las preguntas que surgen de los cinco retratos de personas de extracciones sociales y edades distintas para ofrecer varios puntos de vista del tema central.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El lánguido aunque vivo periodo estivo ha llegado con no pocos imprevistos. Un hombre es herido por un petardo mientras celebra su 60 cumpleaños pero rechaza asistencia médica para no aguar la fiesta al resto de sus amigos. Un hombre de alrededor de treinta años es humillado física y mentalmente por sus amigos durante un fin de semana de borrachera en el campo. Un grupo de adolescentes que pasa su tiempo emborrachándose bajo la cultura de YouTube se divierte con juegos de azar y sexo hasta que una de ellas, completamente inconsciente, es abandonada en un parque. Una profesora que ha enseñado a sus alumnos los peligros de la presión social se opone a uno de sus compañeros, acusado de haber maltratado físicamente de un estudiante. Una actriz deja que otra persona sea culpada por un error que ella misma ha cometido en un autobús.

Normalmente, se corta la escena cuando el desasosiego empieza a crecer, para crear en el espectadore una mayor sensación de frustración o para dejar un mayor espacio a la imaginación. Östlund utiliza el plano muy largo con una cámara inmóvil, como en su anterior trabajo, The Guitar Mongoloid, con el añadido de encuadres extraños y a veces divertidos, como la secuencia inicial que retrata la discusión entre dos personas rodada a la altura del suelo. El reparto, compuesto principalmente por actores no profesionales con la excepción de Maria Lundqvist, que interpreta a sí misma en el episodio del autobús, resulta muy convincente. Además, la sensación de autenticidad es acentuada por la improvisación.

Involuntary ha sido producida por la compañía del director, Plattform Produktion, en coproducción con Film i Väst y la televisión pública sueca SVT, y la ayuda de Swedish Film Institute y Nordisk Film & TV Fond. Las ventas internacionales dependen de The Coproduction Office, que ya ha conseguido vender la película en el Benelux, Grecia y el Reino Unido, entre otros países.

galería de fotos

título internacional: Involuntary
título original: De Ofrivilliga
país: Suecia
ventas en el extranjero: Coproduction Office
año: 2008
dirección: Ruben Östlund
guión: Ruben Östlund, Erik Hemmendorff
reparto: Villmar Björkman, Linnea Cart-Lamy, Leif Edlund, Sara Eriksson, Lola Ewerlund

premios/selecciones principales

Cannes 2008 Un Certain Regard
cinando

Follow us on

facebook twitter rss

ArteKino

Boletín

Unwanted_Square_Cineuropa_01