Elija su idioma en | es | fr | it

Crítica: Louise-Michel

email print share on facebook share on twitter share on google+

El capitalismo en la punta del fusil

por 

- Humor negro y la caótica persecución de un empresario por parte de dos cineastas franceses que denuncian a la desesperada el impacto destructivo de la globalización

Crítica: Louise-Michel

Ganadora del premio al mejor guión en el Festival de San Sebastián, seleccionada para la competición del Sundance 2009 y proyectada en los últimos festivales de Londres y Roma, la comedia Louise-Michel, de Benoît Delépine y Gustave Kervern, confirma su estatus de autores agresivos en el calmo panorama del cine francés. Tras haber realizado Aaltra (en competición en Róterdam en 2004) y Avida [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
(fuera de competición en Cannes en 2006), los dos guionistas del satírico programa de televisión Groland, emitido por Canal +, se encaminan con Louise-Michel [+lee también:
tráiler
film focus
entrevista: Benoît Delépine y Gustave …
entrevista: Benoît Jaubert
ficha del filme
]
hacia un relato más estructurado, pero sin renunciar a sus raíces: influencias anarquistas, agudo sentido del humor negro y simpatía por los marginados sociales. Una sorprendente combinación protagonizada por dos actores belgas de gran talento: Yolande Moreau (César 2005 a la mejor actriz por su debut como directora en Cuando sube la marea... y memorable en Séraphine [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, actualmente en los cines de Francia) y Bouli Lanners (actor y realizador de Eldorado [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, presentada en la Quincena de los Realizadores de Cannes 2008). Dos actores que interpretan los papeles de Louise y Michel, el título de la película que rinde homenaje a la revolucionaria francesa del mismo nombre, llamada la Virgen Roja, figura principal de la Comuna de París en 1871 y deportada a Nueva Caledonia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Anclada en la tradicional lucha de clases, Louise-Michel analiza una situación tristemente de actualidad: una fábrica del norte de Francia liquida su actividad por sorpresa, dejando en el paro a todas sus obreras. Un día, acuden al trabajo y se encuentran la nave completamente vacía, tras haber creído las promesas de la responsable de los recursos humanos ("habéis rechazado las 35 horas semanales y los aumentos de salario, pero no querréis rechazar estas blusas nuevas"). Entre las desempleadas se encuentra Louise (Yolande Moreau), un personaje brusco y extraño, que propone a sus compañeras reunir sus magros finiquitos y contratar a un asesino. ¿El objetivo? El jefe, responsable de sus desdichas. Una propuesta aceptada por unanimidad que implica la entrada en escena de Michel (Bouli Lanners), supuestamente un frío y metódico asesino a sueldo profesional. Pero “nada sale como estaba previsto”, la complejidad de la globalización llevan a la absurda pareja formada por Louise y Michel de error en error, desde la región de Picardía hasta la sede de la multinacional en Bruselas, para terminar en el paraíso fiscal de la isla de Jersey, situada en el Canal de la Mancha. Aventuras llenas de humor caustico que oscilan entre el absurdo y lo políticamente incorrecto, como las dificultades técnicas durante una ceremonia de cremación o la reconstrucción del 11 de septiembre de 2001 con maquetas. Sin temer los excesos, Délépine y Kerven se divierten sin perder el hilo del relato, orientado hacia el retrato dramático y burlón de las víctimas de la sociedad y la radicalización de los desfavorecidos que han perdido sus puntos de referencia, hasta los sexuales. Un universo en total contraposición al de las multinacionales globalizadas y sus dirigentes, tan invisibles como cínicos ("Polonia está podrida, ahora todo el mundo va a Vietnam"). Una película donde hacen pequeños cameos gente como Benoît Poelvoorde, Albert Dupontel, Philippe Katerine o Mathieu Kassovitz, actos de apoyo a dos cineastas que resisten y emplean todos los medios a su alcance para combatir contra el conformismo cinematográfico y las injusticias sociales.

Louise-Michel, producido por Mathieu Kassovitz y Benoît Jaubert para MNP Entreprise, ha sido realizada con un presupuesto de aproximadamente 2 millones de euros, que incluyen una coproducción Arte France Cinéma, 400.000 euros de adelanto sobre ingresos en taquilla del Centre Nacional de la Cinematographie (CNC), compras por adelantado de Canal + y Ciné Cinéma y la subvención de la región Picardía. El filme, vendido internacionalmente por Funny Balloons, será distribuido en Francia por Ad Vitam.

(Traducción del francés)

galería de fotos

título internacional: Louise-Michel
título original: Louise-Michel
país: Francia
ventas en el extranjero: Funny Balloons
año: 2007
dirección: Gustave Kervern, Benoît Delépine
guión: Gustave Kervern, Benoît Delépine
reparto: Yolande Moreau, Bouli Lanners, Benoît Poelvoorde, Albert Dupontel, Francis Kuntz, Hervé Desinge
cinando

Follow us on

facebook twitter rss

EFA

Boletín

Bridging_the_dragon_Home
ArteKino