Elija su idioma en | es | fr | it

Crítica: Vincere

email print share on facebook share on twitter share on google+

La traición del poder

por 

- La historia que relata el realizador de 70 años es sin duda dramática y su final es igualmente trágico. El joven activista socialista Benito Mussolini conoce en Milán a Ida Dalser

Crítica: Vincere

El único director italiano que opta a la Palma de Oro de Cannes este año, Marco Bellocchio, ha presentado Vincere [+lee también:
tráiler
film focus
entrevista: Cannes 2009 Marco Bellocc…
entrevista: Filippo Timi - actor
ficha del filme
]
, una muy personal visión de un capítulo casi desconocido para el gran público de la vida del dictador Benito Mussolini, que sin embargo ha sido muy bien documentado por los libros y el documental televisivo que ha utilizado el cineasta.

La historia que relata el realizador de 70 años es sin duda dramática y su final es igualmente trágico. El joven activista socialista Benito Mussolini conoce en Milán a Ida Dalser, una joven de buena familia que se enamora locamente de él y de sus ideales, individualismo, intervencionismo y anticlericalismo. El futuro dictador se casa con ella y reconoce legalmente al pequeño Benito que nace de su unión. Sin embargo, estalla la Primera Guerra Mundial y Mussolini acude al frente para no volver. Ida, que ha vendido todos sus bienes para sostener sus primeros pasos políticos, no se resigna y denuncia su condición de mujer abandonada, escribe a las autoridades, al Papa, a los periódicos. Pero Mussolini mientras tanto ha contraído matrimonio con Rachele Guidi y ya es padre de Edda.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Bellocchio evita insistir en las fechorías del régimen fascista y se concentra en la persecución que sufrieron esta mujer y su hijo, aislados y posteriormente internados en un manicomio, sus vidas literalmente borradas por los secuaces del Duce.

Fuertemente caracterizado por la fotografía lívida y rica en claroscuros de Daniele Ciprì, Vincere comienza en Trento con la célebre demostración de la no existencia de Dios por parte del joven Mussolini y desarrolla breves episodios tomados de hechos históricos, del nacimiento del fascismo a la Segunda Guerra Mundial. Aprovechando la iconografía del tiempo y las abundantes imágenes de archivo del Instituto Luce, Bellocchio sobrepone y añade, gracias al montaje de Francesca Calvelli, materiales de época a las imágenes producidas por su cámara. La gráfica futurista lanza los lemas de la época (¡Audacia! ¡La guerra es la limpieza del Mundo!) hasta crear la atmósfera densa del rostro lúgubre y amenazador de la dictadura .

El rostro de la protagonista Giovanna Mezzogiorno expresa sin ambages las emociones de esta mujer que rechaza todo compromiso, ama y se siente traicionada, quiere afirmar su propia identidad. Los momentos en que se proyectan las noticias que preceden la película en el cines son especialmente eficaces, ya que revelan la realidad externa. La mujer observa a Mussolini, que cautiva a la muchedumbre con la mímica que lo caracteriza y siente estupor y frustración. Por su parte, Filippo Timi encarna la psicopatología del dictador y el malestar de Benito hijo con un enfoque experimental aprendido en el teatro de Giorgio Barberio Corsetti. La desaparición de su personaje, sustituido por las imágenes reales de Mussolini, y la caída de la relación físico-psicológica entre los dos amantes, dejan una ligera sensación de vacío en la pantalla.

Vincere es una coproducción italo-francesa de Mario Gianani para RAi Cinema, Offside y Celluloid Dreams. La cinta será distribuida en Italia a partir del 20 de mayo por 01, mientras que en Francia harán lo propio Ad Vitam en los cines y MK2 en la televisión.

(Traducción del italiano)

galería de fotos

premios/selecciones principales

Cannes 2009 Selección oficial
cinando

Follow us on

facebook twitter rss

ArteKino

Boletín

Les Arcs call
Unwanted_Square_Cineuropa_01