Elija su idioma en | es | fr | it

Crítica: El ejercicio del poder

email print share on facebook share on twitter share on google+

¿Abrir o cerrar los ojos?

por 

- Disección del poder político a ritmo de thriller, presentada en Cannes. Majestuoso Olivier Gourmet.

Crítica: El ejercicio del poder

"Usted no está aquí para rehacer el mundo, sino para recuperar los cinco puntos del sondeo que vamos a perder". Así se dirige al ministro Bertrand Saint-Jean el jefe del Gobierno francés, anunciándole un ascenso acompañado por una advertencia: “Si no se aprovechan los regalos de los dioses, estos pueden vengarse”. Con El ejercicio del poder [+lee también:
tráiler
film focus
entrevista: Pierre Schoeller
ficha del filme
]
, presentada un la sección Un Certain Regard del Festival de Cannes 2011, el director francés Pierre Schoeller ofrece un contundente estudio del cruel frenesí de la acción política, de los deberes y del encarnizado trabajo en la sombra de la alta administración, así como de los conflictos de conciencia que nacen entre el interés general y los individuos. La película, que está interpretada por excelentes actores entre los que destacan Olivier Gourmet y Michel Blanc, y dirigida de forma brillante, satisface las expectativas tras la buena acogida de Versailles [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Geraldine Michelot
entrevista: Pierre Schoeller
ficha del filme
]
, candidata en la misma sección en 2008.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El ejercicio del poder, cuya primera imagen revela una pesadilla sorprendente y simbólica, gira en torno a Bertrand Saint-Jean (Olivier Gourmet), Ministro de Transportes desde hace algunos meses. Este último debe acudir, de noche y con urgencia, al lugar en el que un vehículo escolar ha tenido un accidente mortal. Durante el camino de regreso su director de gabinete lo acosa sobre su popularidad y sobre los beneficios que el acontecimiento puede ofrecerle ("es una cuestión de emoción, somos intocables", "eres un objeto político no identificado, eres impreciso, no tienes ninguna imagen, tu historia aun no ha sido escrita"). El espectador capta el tono de El ejercicio del poder: el ministro, que no proviene de un medio acomodado y que se mantuvo cercano al pueblo, se verá confrontado a un gran dilema, aceptar o no la privatización de las estaciones de transporte propuesta por el Primer Ministro. Partidario de los servicios públicos con su primer secretario de gabinete (Michel Blanc), quien se revela el verdadero cerebro del ministerio, Saint-Jean participa en una serie de agitadas reuniones con sus consejeros de gabinete, se desplaza continuamente en un coche oficial, pasa su tiempo al teléfono (a veces con dos aparatos al mismo tiempo), se despreocupa totalmente de su familia, y piensa que podría cambiar la relación de poder a su favor. Pero tendrá que elegir…

El ejercicio del poder retrata meticulosamente el día a día de un ministro y las luchas políticas internas, jugando hábilmente con el contraste entre la excesiva actividad del ministro y el universo cómodo y tranquilo del ministerio. También es el retrato de un hombre solitario ("4000 contactos y ningún amigo") que duda en abrir o cerrar los ojos ante la realidad. La película demuestra numerosas bazas formales (en especial, una hermosísima fotografía y un ritmo constante) y gana su apuesta de no privilegiar ninguna tesis sin excluir tampoco ninguna tampoco. No obstante, la cinta prefiere no ahondar en los buenos sentimientos porque el humanismo del ministro no es ilimitado ("nos comportaremos como tigres hambrientos por la noche") y el instinto político ve cómo la parte oscura se une a menudo con los deseos del lujo republicano en detrimento de la suerte de los desfavorecidos ("nosotros la palmamos con la boca abierta"). La película de Pierre Schoeller refleja de manera implacable un mundo en el que los portavoces de la ética pública se dejan seducir e incluso bajan los brazos ante la fuerza establecida de la vida privada dentro del Estado, y transforma los problemas actuales en una obra palpitante y punzante que marca una nueva etapa de gran calidad de un cineasta cuya carrera dará que hablar.

(Traducción del francés)

galería de fotos

título internacional: The Minister
título original: L’Exercice de l’Etat
país: Francia, Bélgica
ventas en el extranjero: Doc & Film International
año: 2011
dirección: Pierre Schoeller
guión: Pierre Schoeller
reparto: Olivier Gourmet, Michel Blanc, Zabou Breitman, Laurent Stocker, Jacques Boudet

premios/selecciones principales

Cannes 2011 Un Certain Regard
Premio FIPRESCI
Hamburg Film Festival 2011 
Namur Film Festival 2011 
Rio de Janeiro International Film Festival 2011 
Cinemania Film Festival (Canada) 2011 
New Directors/New Films New York 2012 
César 2012 Mejor guión original
Mejor actor de reparto
Mejor sonido
Los Angeles COLCOA Film Festival 2012 
Les Magritte du cinéma 2013 Mejor película extranjera en coproducción
Bergamo Film Meeting 2013 
cinando

Follow us on

facebook twitter rss

ArteKino

Boletín

Unwanted_Square_Cineuropa_01