Elija su idioma en | es | fr | it

Crítica: Corpo Celeste

email print share on facebook share on twitter share on google+

Erase una vez una adolescente en Calabria

por 

- Los trapos sucios de la Iglesia en el sur de Italia. Una ópera prima realista, sensible y sutil sobre presentada en Cannes.

Crítica: Corpo Celeste

La italiana Alice Rohrwacher (de 29 años de edad) ha presentado la insidiosa y encantadora Corpo Celeste en la Quincena de los realizadores del 64° Festival de Cannes. La cinta, un retrato sensible de una joven adolescente catapultada a una localidad de Reggio di Calabria cubierta de residuos y atravesada de autopistas, encara sin complejos el espinoso tema de la influencia del catolicismo en la sociedad italiana. Aunque se desinfla durante el desarrollo de la intriga, Corpo Celeste [+lee también:
tráiler
film focus
entrevista: Alice Rohrwacher
ficha del filme
]
amalgama con éxito un realismo cercano al documental y una hermosa puesta en escena, una incursión en la psicología del aislamiento y un humor negro tragicómico, la profundidad contemplativa y la violencia subyacente, el minimalismo de lo cotidiano y el infinito de la teología.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Martha (Ile Vianello) tiene casi 13 años, un acné propio de su edad y un mutismo pronunciado. Tras haber crecido en Suiza con su hermana mayor (que la humilla constantemente), tiene que volver con su madre (Anita Caprioli) a su ciudad natal. Salvo la familia de su tía, Martha no tiene ningún familiar allí y se ve de golpe obligada a peregrinar por las noches ("¿Qué se suele hacer aquí? Se reza") y se apunta a la preparación para la confirmación. Dirigidas por la ultracreyente Santa (Pasqualina Scuncia), estas sesiones tratan de estimular el interés de los adolescentes por la religión mediante un enfoque moderno que roza el ridículo: quiz, juegos de ceguera de nacimiento, baile de vírgenes, cantos de coro, atajos pedagógicos como “sentir el espíritu es como tener unas supergafas de sol”... El mensaje principal, con todo, no cambia: “La Iglesia es la respuesta a todas las preguntas”. Las preocupaciones de don Mario, el cura de la parroquia (Salvatore Cantalupo), son menos espirituales: impresionar a sus superiores para subir en el escalafón (“hace carrera, aunque no sepa rezar muy bien”), recaudar dinero de los alquileres y sobre todo asegurarse los votos de los fieles para el “buen candidato” a las próximas elecciones. Así las cosas, la salvaje Martha no encuentra su lugar y recorriendo en solitario los tejados y las calles como una Rosetta extraña, descubrirá poco a poco la violencia que se esconde bajo el barniz de la doctrina.

Corpo Celeste es un trayecto iniciático que busca la empatía del espectador y muestra su amplitud verdadera en la segunda parte, con la “rebelión” de Martha contra el orden establecido y la huida espléndida a un pueblo abandonado allende las montañas. Salvando el escollo del anticlericalismo primario y más allá del camino de su atractiva protagonista, la película de Alice Rohrwacher (magnificada por la fotografía de Hélène Louvard) da que pensar sobre el desarrollo social, cultural y económico en el sur de Italia. Un mensaje en el que resuena el enigmático rezo "Eli, Eli, lama sabachthani?" que Martha logrará descifrar: Jesús que implora “Dios mío, ¿Por qué me has abandonado?”

Corpo Celeste es una producción de 1,5 millones de euros de Italia (Tempesta avec Rai Cinema y Cinecittà Luce), Francia (JBA y Arte France Cinéma) y Suiza (Amka, RSI y SRG SSR). Su agente de ventas internacionales es Rai Trade.

(Traducción del francés)

galería de fotos

título original: Corpo celeste
país: Italia, Francia, Suiza
ventas en el extranjero: RAI Com
año: 2011
dirección: Alice Rohrwacher
guión: Alice Rohrwacher
reparto: Yle Vianelllo, Salvatore Cantalupo, Anita Caprioli, Paola Lavini

premios/selecciones principales

Cannes 2011 Quinzaine des Réalisateurs
cinando

Follow us on

facebook twitter rss

ArteKino

Boletín

Unwanted_Square_Cineuropa_01