Elija su idioma en | es | fr | it

Crítica: Pinocchio

email print share on facebook share on twitter share on google+

Un padre, una marioneta y un vuelo fantástico

por 

- Arrancan las Jornadas de los Autores con la proyección de la película de animación realizada por Enzo D'Alò: una exaltación del color y la energía con música de Lucio Dalla.

Crítica: Pinocchio

La historia es conocida en todo el mundo: el carpintero Geppetto construye una marioneta de madera que cobra vida y se mete en muchos líos. Sin embargo, la puesta en escena de su última adaptación al cine, Pinocho [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Enzo D'Alò
ficha del filme
]
, de uno de los principales exponentes del cine de animación en Europa, Enzo D'Alò (Historia de una gaviota (y del gato que le enseñó a volar)), es muy original. La novena edición de las Jornadas de los Autores (Venice Days) del Festival de Venecia (del 30 de agosto al 8 de septiembre) la ha elegido como película de apertura por su carga de energía, colores brillantes y espléndida música. “Un proyecto en que pensaba desde hace más de diez años, una historia que no deja de ser actual y podría durar diez horas, por los muchos puntos de vista que posee”, ha explicado el director.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Esta nueva adaptación del popular relato de Carlo Collodi, tantas veces llevado al cine y la televisión, inicia con el vertiginoso vuelo de una cometa sobre prados y colinas. El guion, muy respetuoso con los diálogos originales, ha sido escrito por el director junto a Umberto Marino. Ya desde las primeras escenas se intuye el estilo de la animación, cuyos dibujos son obra del inconfundible Lorenzo Mattotti (“Un gran ilustrador, para mí es un mito”, dice D'Alò). Grandes perspectivas de paisajes fantásticos, pero también encuadres cercanos y zooms, y un montaje veloz que transmite el movimiento imparable de la incontenible marioneta, unido a colores fuertes y con contrastes y un trazo firme y decidido.

La gran pintura italiana y la metafísica son las referencias visuales admitidas por el dibujante, cuyo objetivo era dar alma a un animación realizada con técnicas digitales de última generación para que se diferenciase del cine de animación estadounidense o japonés. “Para hacer la gruta del Pescador Verde me he inspirado en los cuadros de Fra Angélico", afirma Mattotti. El resultado es más cercano al espíritu del original que a la adaptación de Disney. La película ha sido producida con Francia, Bélgica y Luxemburgo, pero que ha logrado mantener su carácter italiano.

El conjunto está acompañado por una hermosa banda sonora, que se funde con las imágenes y subraya las escenas, obra de uno de los más admirados cantautores italianos, el recientemente fallecido Lucio Dalla. “La música estaba antes del storyboard, se construyeron junto a la película”, explica D'Alò, que ya contó con la participación de un gran músico italiano, Paolo Conte, para su debut, La freccia azzurra. “Lucio, teniendo en cuenta el trazo sencillo y misterioso, ha pensado enseguida en Rossini y Nino Rota”, comenta Marco Alemanno, colaborador muy cercano de Dalla e intérprete de la canción de cierre. “Quiero ver esta película en Venecia”, son las últimas palabras que D'Alò recuerda del gran músico de Bolonia, entusiasta del resultado. Como es lógico, esta versión de Pinocho está dedicada a él.

(Traducción del italiano)

galería de fotos

título original: Pinocchio
país: Italia, Luxemburgo, Bélgica, Francia
ventas en el extranjero: Rezo Films International
año: 2012
dirección: Enzo D'Alò
guión: Enzo D'Alò, Umberto Marino

premios/selecciones principales

Biennale di Venezia 2012 Giornate degli Autori - Venice Days
Film de apertura
cinando

Follow us on

facebook twitter rss

ArteKino

Boletín

Unwanted_Square_Cineuropa_01