Elija su idioma en | es | fr | it

Crítica: It's All So Quiet

email print share on facebook share on twitter share on google+

El padre y su hijo

por 

- El quinto largo del neerlandés Nanouk Leopold describe una agria relación entre un padre y su hijo y los intentos de un hombre de mediana edad de comenzar una nueva vida.

Crítica: It's All So Quiet

El quinto largo del cineasta neerlandés Nanouk Leopold, It’s All So Quiet [+lee también:
tráiler
film focus
entrevista: Nanouk Leopold
festival scope
ficha del filme
]
, ha sido presentado como parte de la sección Panorama Special de la Berlinale. La histora de un campesino que intenta separarse de su anciano padre y comenzar una nueva vida, basada en la novela de Gerbrand Bakker, es oscura y comedida y se beneficia de un acercamiento de “menos es más”. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Leopold nos presenta enseguida a Helmer, de aproximadamente 50 años (interpretado por Jeroen Willems,fallecido en diciembre y más conocido por el gran público por su participación en Ocean’s Twelve), y su anciano y frágil padre (Henri Garcin,que ha trabajado en 115 películas, entre ellas el remake de 2006 de La pantera rosa). Para Helmer, cuidar de su padre es una tarea pesada y desagradable, ya que tiene que llevarle a cuestas al piso de arriba y lavarle cuando se ensucia. 

Viven en una granja aislada de todo, donde Helmer cuida de 30 vacas y algunas ovejas. Recibe las periódicas visitas de un lechero (Wim Opbrouck), que siente algo hacia él. Lo mismo que Henk (Martijn Lakemeier), de 18 años, que es contratado por Helmer para que le ayude. Estos sentimientos no llegan a ser expresados jamás, pero resultan obvios en su lenguaje corporal y sus miradas. 

Helmer está reformando la casa. Pinta las paredes y compra una cama nueva. Simplemente, está intentando reconstruir su vida lejos de su padre, al cual ha colocado en una habitación en la planta de arriba, lejos de la vista de los visitantes y, lo que es más importante, de la suya. Existen antiguos secretos de familia, esqueletos en el armario que han agriado la relación entre padre e hijo. Algunos de ellos son comentados sin tapujos, mientras que otros permanecen implícitos. Aunque no queda claro de quién ha sido la culpa, no hay duda de que los últimos 50 años de la familia no han sido precisamente idílicos. Con toda la agresividad que flota entre ambos, resulta increíble que aún consigan comunicar.

En esta película, Leopold construye un mundo claustrofóbico que contrasta con los cielos abiertos de las llanuras holandesas, potenciada por la fotografía azulada de Frank van den Eeden. La etérea música de Paul M.van Brugge sirve para subrayar los momentos adecuados.

It’s All So Quietes una coproducción de las holandesas Circe Films y N279 Entertainment y la alemana Coin Film.

galería de fotos

título internacional: It's All So Quiet
título original: Boven is het stil
país: Países Bajos, Alemania
ventas en el extranjero: Playtime
año: 2013
dirección: Nanouk Leopold
guión: Nanouk Leopold
reparto: Jeroen Willems, Martijn Lakemeier, Lies Visschedijk, Henri Garcin, Wim Opbrouck, Loes Wouterson

premios/selecciones principales

Berlinale 2013 Panorama Special
Brussels Film Festival 2013 
cinando

Follow us on

facebook twitter rss

ArteKino

Boletín

Les Arcs call
Unwanted_Square_Cineuropa_01