Elija su idioma en | es | fr | it

Crítica

email print share on facebook share on twitter share on google+

Quod Erat Demonstrandum: héroes sin hacer nada

por 

- En su segundo largometraje, Andrei Gruzsniczki explora el oscuro poder del estado policial rumano

Crítica

Proveniente de un antiguo territorio comunista, la Nueva Ola Rumana está lejos de ser un completo exorcismo del pasado oscuro del país. La elegante Quod Erat Demonstrandum [+lee también:
tráiler
film focus
entrevista: Andrei Gruzsniczki
entrevista: Andrei Gruzsniczki
festival scope
ficha del filme
]
(acortado en QED), el segundo largometraje de Andrei Gruzsniczki tras The Other Irina (Mejor Ópera Prima en el Transilvania IFF 2009), ahonda en la notable historia del matemático Sorin Parvu (Sorin Leoveanu), que se convierte en el objetivo de una investigación secreta en 1984, después de que publicase un teorema en una revista americana sin el permiso del estado. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La primera película rumana en blanco y negro en 25 años describe un sistema social en el que la ambición y la excelencia son completamente ignoradas. Parvu es un brillante matemático, que, a los 35 años, debería haber publicado ya su tesis de doctorado, para lo que en la era comunista la genialidad no era suficiente: había que conocer a la gente necesaria. Y, a veces, uno tenía que convertirse en informador para la policía del estado, la infame Securitate, que con solo unos miles de investigadores y una red nacional de informadores conseguían mantener al país entero aterrorizado. 

Todo cambia para Parvu cuando se entera de que Elena (Ofelia Popii), una antigua compañera de la facultad de matemáticas, se prepara para irse del país y mudarse a Francia, a donde su marido Alexandru había huido. Elena puede llevarse una maleta de Parvu, una maleta que contiene un nuevo teorema realmente revolucionario...

Quod Erat Demonstrandum consigue evolucionar desde el drama social al familiar, y desde una historia de amor a un thriller, porque Gruzsniczki, también guionista, teje una red de interesantes historias alrededor de sus protagonistas. El villano es Voican (Florin Piersic Jr.), un agente de policía secreto que hará cualquier cosa para conocer la importancia del descubrimiento de Parvu, y tomar las medidas necesarias en su contra. El agente se humaniza a través de su propia relación con el sistema, y el director se toma su tiempo para enfatizar el hecho de que nadie escapa a la tortura de una maquinaria perfectamente engrasada, en la que todos los eslabones deben someterse al movimiento.

Con un presupuesto de solo 700.000€, la cinta sufre al no haber suficiente dinero para rodar en exteriores, pero el año 1984 (un obvio homenaje a Orwell) se devuelve a la vida eficientemente con la ayuda de preciosas imágenes en blanco y negro rodadas por la directora de fotografía Vivi Dragan Vasile y con el convincente diseño artístico de Cristian Niculescu. Bajo la mirada atenta de Gruzsniczki, se borran tres décadas de historia y la pantalla se llena de objetos, formas y particularidades que recuperan recuerdos perdidos hace tiempo del público veterano de cualquier país ex comunista.

Uno de los grandes logros de la película es la presentación a la audiencia de una actriz sin casi experiencia en el cine. Ofelia Popii, una actriz teatral que ha demostrado saber cambiar de medio, tiene ahora muchas posibilidades de protagonizar muchos filmes rumanos. Su Elena es un personaje poderoso, bello y heroico, dispuesto a luchar por el futuro que quiere para su familia. Ambos personajes de Leoveanu y Popii hablan sobre un tema muy al orden del día: la huida de cerebros. Incluso 30 años después de lo que se ve en la película, los graduados más exitosos de Rumanía se le siguen escapando a un sistema que no se da cuenta de su valor.

Producida por Velvet Moraru para Icon Productions (The Autobiography of Nicolae Ceausescu [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
), la película ha tenido su premiere mundial en la competición del Festival International de Cine de Roma. El estreno en salas de su país está planeado para 2014.

(Traducción del inglés)

galería de fotos

título internacional: Quod erat demonstrandum
título original: Quod erat demonstrandum
país: Rumania
año: 2013
dirección: Andrei Gruzsniczki
guión: Andrei Gruzsniczki
reparto: Florin Piersic Jr., Medeea Marinescu, Dorian Boguta, Mihai Calin, Ana Popescu, Ofelia Popii, Paul Ipate

premios/selecciones principales

Festival internazionale del film di Roma 2013 En concurso
GoEast Film Festival 2014 
Transilvania International Film Festival 2014 
cinando

Follow us on

facebook twitter rss

ArteKino

Boletín

Les Arcs call
Unwanted_Square_Cineuropa_01