Elija su idioma en | es | fr | it

Crítica

email print share on facebook share on twitter share on google+

Atlantic., una fascinante travesía por el deseo

por 

- Jan-Willem van Ewijk ha producido con Atlantic. una experiencia cinematográfica depurada al mezclar con resultados sorprendentes el cine de deportes y la epopeya de corte clásico

Crítica

Atlantic. [+lee también:
tráiler
film focus
entrevista: Jan-Willem van Ewijk
ficha del filme
]
, de Jan-Willem van Ewijk, se abre con unos espectaculares planos sobre las extensas llanuras costeras del noroeste africano que desembocan en el mar. Las olas explotan y retroceden delante de nuestros ojos provocando una ilusión sensorial que nos da una poderosa sensación de movernos en nuestros asientos. A continuación un anhelo del océano nos indica que esta coproducción holandesa, belga, alemana y marroquí va a cautivarnos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

A esto le siguen unos planos aéreos en los que el imponente Atlántico ondea bajo nosotros. A veces se agita de manera alborotada y sublime, otras veces está quieto como un espejo infinito y sosegado. Esto se convierte en cierto modo literalmente en una vista aérea del protagonista, Fettah (interpretado por un Fettah Lamara de aspecto asombrosamente juvenil), que le susurra suavemente a su adorada hermana Wisal que se imagine volar con él como un pájaro sobre el mar.

Estos efectos visuales y auditivos responden al ardiente deseo de Fettah de llegar a Europa, aunque eso signifique cruzar con su tabla de windsurf 500 kilómetros de mar abierto desde Marruecos). Las vistas elevadas prestan una grandeza épica a su lucha, tiñendo su objetivo de toques icarianos, mientras que las imágenes de estilo "GoPro" nos sumergen y nos sacan de las olas para llevarnos muy cerca del personaje. En consecuencia, el viaje de Fettah deviene increíblemente visceral y Atlantic. demuestra indirectamente que las historias simples son a menudo las mejores. Su deseo hercúleo convierte lo que habría podido ser un video deportivo del tamaño de una película en un potente trabajo sobre la condición humana.

Esta segunda película también tiene un gran equilibrio artístico y representa claramente la tentativa personal de Ewijk de explorar tanto la cultura africana como la europea. El director, basándose en sus propias vivencias, interpreta a un europeo de vacaciones en el pueblo de Fettah. En ningún momento retrata un intercambio cultural destructivo sino que vemos una suerte de orientalismo invertido. En vez de perpetuar la tendencia occidental a idealizar todo lo no occidental, Atlantic. revierte este proceso en la cultura marroquí. La relación de Fettah con los extranjeros le aporta su gran pasión por el windsurf, y su atracción por Alexandra (Thekla Reuten), una mujer blanca casada, dota a su deseo de proporciones sobrehumanas.

En este sentido, la película se convierte en una mirada catártica y liberadora sobre la implicación emocional y el sacrificio personal que a menudo conllevan los sueños. Aquellos que persiguen sus sueños se ven atrapados entre los límites elásticos entre su pasado y el futuro al que aspiran. Esto hace que Atlantic. sea mucho más que una película de 90 minutos sobre un hombre que coge unas olas increíbles. Presente, pasado y futuro se difuminan magistralmente en esta obra y el amor de Fettah por Alexandra se traduce poco a poco en una manifestación del amor que tuvo por su madre, a quien vio morir en el mismo mar que ahora venera. Su sublimada atracción por Europa se vuelve así profunda e irresistiblemente conmovedora, y la película en una experiencia cinematográfica depurada que merece ser saboreada. Sin lugar a dudas, Ewijk es un director que habrá que seguir de cerca.

Atlantic. está representada por Fortissimo Films y distribuida por Cinemien.

(Traducción del inglés)

galería de fotos

premios/selecciones principales

Toronto International Film Festival 2014
44° International Film Festival Rotterdam 2015En concurso
cinando

Follow us on

facebook twitter rss

WTW Documentaries

Boletín

EPI Distribution
LIM