Elija su idioma en | es | fr | it

Artículo

email print share on facebook share on twitter share on google+

Las mil y una noches 2: el desolado: un divertido "rosario de miserias"

por 

- CANNES 2015: Donde Miguel Gomes evoca a un cabrón muy delgado, una hermosa banda de brutos deshonestos y un barrio desfavorecido al que un perro de lana del amor alegra la existencia

Artículo

El volumen 1 del tríptico (Esto no es una adaptación de) Las mil y una noches (aunque se inspire en su estructura) presentado por Miguel Gomes en la Quincena de los Realizadores del festival de Cannes (leer la crítica) nos sumergía en la angustia de un Portugal en crisis y criticaba sin arreglos las instancias políticas a la sazón. En la segunda entrega, subtitulada El desolado [+lee también:
tráiler
entrevista: Miguel Gomes
ficha del filme
]
, el ingenioso director luso sigue narrándonos hechos reales acaecidos recientemente en su país como cuentos absurdos pero con un tono menos corrosivo, más divertido, como si pasada la cólera, liberado de ella, Gomes llegar a saborear plenamente el ridículo de la situación y compartiera con nosotros su hilaridad consternada. Al mismo tiempo, las historias relatadas son menos alegóricas y el conjunto más discursivo: un movimiento horizontal que da a este segundo capítulo una ligereza que sirve de contrapeso frente al crudo realismo de los hechos evocados. En suma, Gomes sigue manipulando con gracia la frontera entre la verdad y la ficción.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Los hechos reales (reunidos para la película por tres periodistas) presentados en la pantalla son más numerosos que en la primera parte y el baile resulta más endiablado. Este volumen 2 en tres movimientos se abre con la historia del viejo Simão sin tripas, un pirado con la piel sobre los huesos al que busca la policía por haber matado a su mujer y a su hija pero que vive su huida como un rey egoísta, cenando bajo las estrellas pollo relleno y perdices en brochetas, todo ello servido por tres jóvenes furcias (puesto que forma parte de esos "hijos de puta refinados" que comen mucho y no engordan). Una banda de scouts y un desvirgamiento más tarde, nos encontramos una audiencia al aire libre con una jueza severa y lúcida (Luisa Cruz) frente a una madre y su hijo violador (al que todo el mundo puede ver que padece un retraso profundo) culpan a un propietario que llamó miles de veces al SAMUR sin motivo, sólo para ver pasar las ambulancias. Sigue la ignominia de un banquero y su genio, lo que lleva a la jueza a escuchar una historia de novatadas asquerosa pero aceptable teniendo en cuenta el contexto, y luego viene un robo de vacas, un chino que es cliente de TripAdvisor, un tipo viejo (o mal conservado) que se ha hecho pasar por un indigente en un programa de televisión y un ladrón de lo más educado.

Después de este desolador "rosario de miserias", un pequeño perro maravilloso nombrado Dixie viene a reconfortarnos un poco, así como lo hace una ciudad obrera, cuyos habitantes conocemos a través de una serie de anécdotas numeradas, desgranadas por una pareja de viejos depresivos: están las brasileñas desnudas, los niños del 10A y el agujero que da al 10B, el ascensor oxidado por la orina vertida por gente que sale de fiesta desde el Nuevo Año 2014... En suma, para ser tan pintoresco como la vida en el edificio del pequeño Momo de Émile Ajar, toda esta tristeza, con Lionel Richie como fondo sonoro, daría pie a toda clase de suicidios, sin Dixie.

Del cuento de los cuentos que son Las mil y una noches, encontramos claramente las narraciones imbricadas unas con otras a la manera de unas muñecas rusas que constituyen lúdicas digresiones. Lo que también observamos, y esto da que pensar, es que Gomes no aplica en absoluto el método que garantiza la supervivencia de la narradora, creando así suspense al alba de manera que el sultán la mantenga con vida un día más. Las historietas que se cuentan son indudablemente divertidas aunque demasiado improbables (a pesar de su total veracidad) para que quepa esperar(se) lo que sea. Nos preguntamos si algún día veremos a la Sheherazade prometida por Gomes, porque después de cuatro horas y media de cuentos, aún no le hemos visto el pelo. El volumen 3 nos dirá...

El tríptico de Miguel Gomes sobre Las mil y una noches es una coproducción entre Portugal, Francia, Alemania y Suiza cuyo agente de ventas internacionales es The Match Factory.

(Traducción del francés)

galería de fotos

título internacional: Arabian Nights - Volume 1, The Restless One
título original: As 1001 noites - Volume 1, o inquieto
país: Portugal, Francia, Alemania, Suiza
ventas en el extranjero: The Match Factory
año: 2015
dirección: Miguel Gomes
guión: Miguel Gomes, Telmo Churro, Mariana Ricardo
reparto: Joana de Verona, Diogo Dória, Gonçalo Waddington, Rogério Samora, Adriano Luz

premios/selecciones principales

Cannes Film Festival 2015Quinzaine des Réalisateurs
La Rochelle International Film Festival 2015 
Vienna International Film Festival 2015 
Dublin Film Festival 2016 
cinando

Follow us on

facebook twitter rss

Boletín

Producers on the Move
Filmitalia Cannes 2017