Elija su idioma en | es | fr | it

Crítica

email print share on facebook share on twitter share on google+

Scarred Hearts: una invitación a la compasión

por 

- LOCARNO 2016: Radu Jude nos entrega una potente y emocional cinta después del éxito de Aferim!

Crítica
Lucian Teodor Rus e Ivana Mladenovic en Scarred Hearts

Tras dos películas ambientadas en la era contemporánea, La chica más feliz del mundo [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(2009) y Everybody in Our Family [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Radu Jude
ficha del filme
]
(2012), Radu Jude ganó en prominencia entre los directores europeos con su cinta de época en blanco y negro, ambientada en el siglo XVIII, Aferim! [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Radu Jude
ficha del filme
]
, ganadora del Oso de Plata a la Mejor Dirección el año pasado en la Berlinale. En Scarred Hearts [+lee también:
tráiler
film focus
entrevista: Radu Jude
ficha del filme
]
, presentada en la competición del Festival de Locarno, el director y guionista se adelanta un siglo y usa una aflicción física, la tuberculosis vertebral, para ofrecer una nueva perspectiva sobre el estatus social, la muerte, la salud y la discriminación. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)Cine Iberoamericano Int

La película, inspirada libremente en los escritos del autor rumano Max Blecher, incluso la novela homónima, se centra en Emanuel (el debutante Lucian Teodor Rus), a quien vemos llegar a un sanatorio situado en la costa. Tras hacerse un chequeo con el doctor de la instalación (Şerban Pavlu), el hombre, de 20 años de edad, recibe un terrible diagnóstico: cinco de sus vértebras han sido destruidas por la tuberculosis. Puede curarse, pero el tratamiento es pura tortura: Emanuel tendrá que pasarse los próximos años atrapado en un corsé de yeso, tumbado en una cama de hospital a todas horas. 

Radu Jude usa este contexto para mostrar la lucha de su protagonista y su rechazo a rendirse frente a su enfermedad. ¿Pero está todo perdido para Emanuel? ¿Es la movilidad una condición para la felicidad? Las experiencias de Emanuel en el sanatorio, sus interacciones con los otros pacientes y sus reflexiones sobre la muerte, el amor y la esperanza, dan forma a un absorbente y restringido mundo en donde, al contrario de lo que las expectativas pueden hacer pensar, casi todo es posible.

Mientras en Aferim!, el estatus social es usado como un medio para hablar sobre relaciones (Carfin es solo un esclavo, Sultana es una mujer y por ello inferior al hombre), en Scarred Hearts la lente filosófica a través de la cual Jude explora el mundo es la degradación del cuerpo y la actitud del paciente hacia la muerte o la cura. Aunque no es tan extenso y relevante como lo era en Aferim!, en Scarred Hearts también existe un elemento político: Emanuel es judío, y como en los años 30 el extremismo político tuvo gran presencia en Rumanía, el antisemitismo y la enfermedad se combinan para formar una parte importante de la perspectiva del joven sobre la vida.

Lucian Teodor Rus es muy convincente como Emanuel, y junto a él, está su poderosa compañera Ivana Mladenovic, que da vida a Solange, una antigua paciente del sanatorio que tuvo la suficiente suerte como para conseguir volver a tener completa movilidad tras años de sufrimiento. Es fácil suponer que para Emanuel ella es más que una joven atractiva, moderna e inteligente. También es un símbolo de esperanza, la prueba de que el terrible dolor y los meses y los años vividos en una posición horizontal, y por ello, antinatura, pueden tener un efecto positivo. El contraste entre el doloroso “ahora” y el feliz “después” da forma al núcleo de la película de Jude. 

Los aspectos técnicos de la película también son de gran calidad. La cámara de Marius Panduru es tan inmóvil como muchos de los pacientes en el sanatorio: simplemente contempla, y al hacerlo, fuerza la perspectiva de los pacientes sobre los espectadores. La dirección artística es extremadamente importante, ya que la película enseña tanto los instrumentos de tortura usados en el tratamiento médico como las acogedoras habitaciones en las que los pacientes viven durante años. 

Scarred Hearts, producida por la rumana Hi Film Productions y coproducida por la alemana Komplizen Film, tiene como agente de ventas a Beta Cinema. La película se estrenará en Rumanía ya a finales de otoño.

(Traducción del inglés)

galería de fotos

título internacional: Scarred Hearts
título original: Inimi cicatrizate
país: Rumania, Alemania
ventas en el extranjero: Beta Cinema, Still Moving
año: 2016
dirección: Radu Jude
guión: Radu Jude
reparto: Lucian Teodor Rus, Ivana Mladenović, Damian Marius, Gabriel Spahiu, Ilinca Harnut, Şerban Pavlu, Marian Olteanu, Alexandru Dabija, Dana Voicu, Bogdan Cotlet, Alexandru Bogdan, Adina Cristescu, Sarra Tsorakidis, Larisa Crunțeanu

premios/selecciones principales

Festival del film Locarno 2016

Concorso internazionale
Sarajevo Film Festival 2016 
Busan International Film Festival 2016 
Warsaw Film Festival 2016 
cinando

Follow us on

facebook twitter rss

Boletín

Seneca's Day Lithuania
Home Sweet Home