Elija su idioma en | es | fr | it

Entrevista: Harry Cleven • Director

email print share on facebook share on twitter share on google+

La mecánica de Trouble

por 

- Encuentro con Harry Cleven en Bruselas en los locales de Cinergie

Entrevista: Harry Cleven • Director

Cinergie: ¿Has visto que todos tus largometrajes cuentan historias de familia donde las relaciones fraternales no son fáciles?
Harry Cleven (sonriendo) : Tengo, sin embargo, un hermano y una hermana con los que me entiendo muy bien. En realidad, comencé a escribir en un momento en el cual me apasionaba por la vida de los gemelos y sus consecuencias. Me enteré de que se habían hecho investigaciones sobre gemelos separados a partir del nacimiento para ver cómo evolucionaban. Se dieron cuenta que gemelos monocigotos que vivían en familias diferentes tendían a ser más similares que si hubieran vivido juntos. De qué poner en entredicho todo lo que se cree saber acerca del innato y lo adquirido. Los problemas de identidad probados por los gemelos son fascinantes. Tengo un amigo quien un día me contó que, cuando se observaba en un espejo, veía a su hermano gemelo, y no a él. Seguramente porque, en un espejo, se invierte exactamente la imagen y que los gemelos son perfectamente simétricos. Por otra parte, tengo otro amigo que me contó que siendo huérfano, había descubierto en el notario que tenía un hermano y una hermana. Puse todas estas historias juntas, y de allí nació esta situación extraña.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿La escritura evolucionó mucho? Noto a cuatro co-guionistas en el genérico?
Fui yo quien tuvo la pluma hasta el final, pero necesité puntualmente gente para ayudarme a ir más lejos. Hay siete tratamientos y cinco versiones sucesivas del guión. Y aún trabajé , durante un año, mi recorte que considero casi como una relectura de guión. Eso puede parecer duro, pero es inherente a mi método de trabajo. Para mi, el proceso de concepción de una película se desarrolla en varias etapas, y cada etapa enriquece la anterior y prepara la siguiente. Cuando escribo, creo una materia que me sirve a rodar. Cuando filmo, obtengo la sustancia para mi montaje. Cuando creo el montaje, me preparo a montar el sonido, cuando monto el sonido, obtengo material para la mezcla. Cuanto más materia tengo en la escritura y en el rodaje, tendré más posibilidades en el montaje y podré precisar el proyecto básico. La mezcla es la etapa esencial porque, en ese momento, se mezclan la imagen y el sonido. En la vida, para evocar la realidad, se dispone de cinco sentidos. En el cine, no se tienen que la imagen y el sonido para sugerirlo todo. Es necesario, por lo tanto, jugar con los dos, emplear el fuera de marco, y en la sugerencia, el sonido ayuda fuertemente.

Le tema de los gemelos salta a los ojos en tu película, pero tengo la convicción que no es, sin embargo, el tema principal. ¿Me equivoco?
Tienes razón. El tema principal, es el deslizamiento de identidad. No se construye a si mismo en función de una realidad, sino de varias. Detrás de cada realidad, hay otra, más o menos disimulada y entre estas distintas realidades, hay deslizamientos constantes que traen una o la otra a la superficie. Se cree conocerse, haber construido algo en su vida y precipitadamente, nos encontramos enfrentados a una parte de sí mismos que no conocíamos y ese algo, que se creía haber obtenido, se desliza y desaparece. Es lo que le pasa a Mathyas, mi personaje, y es terriblemente angustiante. Tenía deseo de llevar al espectador al trasfondo de su alma, a través de sus miedos. La película se construye como un thriller, pero el miedo que quería suscitar era más fino, más moderado, más sensual que en un thriller tradicional, basado más en la sugerencia que en la demostración. En consecuencia puse al público en la posición del héroe, descubriendo poco a poco lo que va a constituir la mecánica infernal. Mi objetivo, es que el espectador también esté tan desamparado que Mathyas, tan desorientado y atormentado por la urgencia de saber.

El tema de los gemelos te permitía también jugar con toda la dimensión esquizofrénica (del) de los personaje(s).
Totalmente, por otra parte los concebí como seres próximos de la esquizofrenia. Visto desde esa perspectiva, la evolución de Mathyas es interesante. Durante toda la película, integra progresivamente su parte oscura que, al principio, es personificada por su hermano. Paulatinamente, esta parte oscura se revela en él y al final, lo integra completamente. El proceso paranoico a la obra en Mathyas me interesaba también. A partir del momento en que su hermano llega a su vida, se dice: ″ Es mejor que yo ″. A partir de este momento, busca en la mirada de su mujer y de su hijo las pruebas que prefieren a su hermano. E inevitablemente, es lo que va a suceder. Duda constantemente de su mujer y su hijo que resultan heridos y, inevitablemente, eso crea el conflicto.

¿El casting? ¿Benoît Magimel?
Al principio, se había pensado hacer la película con verdaderos gemelos, pero eso planteaba toda una serie de problemas: los dos tienen raramente la misma fuerza en la interpretación, tienen dificultades a identificarse con los personajes, etc. Por lo tanto se abandonó esta idea y se decidió personificar a los dos por un único protagonista. Eso nos obligó a buscar a un actor conocido, porque trabajar con un protagonista para los dos papeles significaba efectos especiales, o sea grandes presupuestos. Y si se quiere encontrar a un productor que toma este riesgo, se necesita a una estrella. Y, en las estrellas de esa edad, rápidamente nos dimos cuenta que no se tenía mucha elección. Necesitaba un físico bastante liso, una cara fina y regular por razones que se comprenden en la película. Y en consecuencia Magimel se convirtió en una evidencia.

¿Y Natacha Régnier?
Es extraordinaria. Es una mezcla única de suavidad y salvajismo. Tiene una cara muy suave, de los ojos luminosos, una piel clara y al mismo tiempo un carácter bruto, a flor de piel, que la convierten en alguien de muy interesante. Y su trabajo en la película es notable, se siente de verdad toda la evolución del personaje de Claire. Natacha se entrega de verdad. Es alguien que tiene dificultades a engañar. Si tiene miedo de no lograrlo, preferirá decir no, pero cuando se da, va a fondo. Con una fuerza interior, una potencia de emoción bastante increíble.

¿Olivier Gourmet?
Ya había querido trabajar con él en el momento de Pourquoi se marier... Eso no se había hecho y como es alguien que me gusta mucho, de verdad , con quien tenía deseo de trabajar, procuré que acepte este pequeño papel del padre de Magimel. Y las dos escenas en que actua se convirtieron en dos fuertes escenas de la película. Los interpreta con tal presencia, tal potencia, es extraordinario. Sientes el peso del vivido que abruma a este hombre, lo sientes entre la cólera, la aversión, el amor, la culpabilidad, una extraordinaria mezcla de emociones que lo abruman y lo hacen vacilar. Es extraordinario.

La película se hizo en Bruselas, en invierno. A pesar de ello la fotografía es extremadamente luminosa...
Con el jefe operador, se intentó desarrollar un calor y frío permanente. Si los colores eran vivos, se intentaba encontrar una luz fría y contrariamente. Nuestra referencia era Eyes Wide Shut. Con el objetivo de perturbar las referencias visuales del espectador para que no sepa demasiado dónde está.

La película se construye sobre una alternancia entre escenas de exterior, más abiertas, y escenas de interior mucho más claustrofóbicas.
Es exacto, hay un balanceo entre interiores confinados y exteriores en planos amplios. Cada vez que hay una tensión en Mathyas, eso pasa dentro, en un espacio reducido (un pasillo, una pequeña pieza…) y luego pasamos al exterior y hay una respiración. En realidad, quise crear escenas recurrentes, en las cuales filmo a mi personaje caminando. Era una manera de estar solo con él y hacer el balance de sus estados de alma. La idea era filmarlo cada vez de una manera diferente, en función de la forma en que caminaba intentando mostrar su estado interior y su evolución. Por otra parte, observarás que estos cortes muy netos entre exterior e interior sólo existen en la imagen. Para el sonido, es el contrario totalmente. Allí, lo que se quiso hacer, es estar en la percepción del personaje más que en el decorado sonoro. Si durante tres secuencias sucesivas, el personaje permanece en el mismo estado emocional, el sonido será el de este estado. Los sonidos de decorado se remarcan poco, lo que da un sonido mucho más fluido, que viene a superponerse entre las imágenes, más recortadas.

Para la música, trabajaste de nuevo con George Van Dam, que ya había hecho la B.O de Pourquoi se marier….
Había apreciado mucho nuestra colaboración y, musicalmente, me gusta mucho lo que hace. Nos atrevimos a hacer elecciones poco evidentes. Para un thriller, se imagina más bien una música a la americana destacando los momentos intensos.. Tenía deseo de otra cosa: glissando que serpenteen en medio del sonido ambiente, que se funden en el acompañamiento sonoro. También trabajé con Dimitri Coppe, un compositor de música fabricada a partir de los sonidos de la vida diaria. Esta música viene a mezclarse casi imperceptiblemente a los sonidos del ambiente. Tenemos pues una construcción sonora sobre tres niveles (cuatro si cuentan los diálogos.) con George, utilizamos mucho el contra empleo. Por ejemplo durante una trifulca, elegí una música más bien aérea: violonchelo y piano. En realidad, utilizo los tópicos del género, pero desplazándolos un poco. Es poco ostensible, pero funciona bien..

¿Háblanos de tu recorte, decías que era muy importante para ti?
Trabajé más de un año, e hice tres versiones diferentes. Intentaba procurar que la cámara y el sonido cuenten la vida interior del personaje, que no se explica puesto que se está en el caso de figura donde al personaje le pasan cosas que no comprende. Por lo tanto, intentaba poner en escena su percepción interior de lo que le pasa. En cada plano, me planteaba la cuestión del punto de vista, por ejemplo, si el personaje se siente en peligro, voy a poner la cámara en su espalda. Si se da vuelta, vuelvo a partir en su espalda etc. Es un sistema que me permite expresar su malestar, dar cuenta de su fuga. Además, a condición de prepararse cuidadosamente, eso te permite tener más posibilidades al montaje. Esta clase de sistema, no lo improvisas en el set dos minutos antes de rodar. Debe haberse decidido antes para, por ejemplo, poder tener en cuenta en la elección y la organización de tu decorado. Sobre todo en 35mm dónde la cámara toma lugar y no se desplaza fácilmente. Por ejemplo, se buscó mucho tiempo el decorado de la casa de infancia donde se filma la escena del clímax. Era necesario una casa que tenga un alma. Al mismo tiempo, era necesario una caja de escalera alta y amplia para la escena de la pelea, pasillos bastante largos y suficientemente amplios, y espacio para volver filmar con la cámara en función del recorte.

¿Compartes claramente la opinión de un personaje, Mathyas? Al contrario de tu película anterior Pourquoi se marier... dónde pasabas de un personaje a otro?
Las dos películas son muy diferentes. Hice Pourquoi se marier... en la intención de ir hasta el final de la gramática cinematográfica para lograr un estilo personal. Como lo logré, aquí, el objetivo era utilizar este estilo al servicio de la historia, para llevar al espectador allí donde quería. Pretendí hacer de esta película una experiencia sensorial, y no intelectual. Uno de los mejores ejemplos es el encuentro de Mathyas y su padre, una de mis escenas preferidas. En algo menos de tres minutos, ni siquiera una palabra es pronunciada, y sin embargo, el espectador comprende absolutamente todo lo que está pasando en la mirada de los protagonistas. El reencuentro de un padre y de su hijo después de 20 años, el espectador se espera algunos acontecimientos, pero no lo que va a pasar. Está completamente sorprendido, perdido, pero es precisamente por eso que funciona. Es la mecánica del thriller: en cada escena, el espectador que está en la niebla, se dice que va a acercarse poco a poco de la verdad, mientras que después, en efecto, se siente aún más desorientado. El espectador se aferra entonces a una mirada, al mínimo gesto, a la mínima actitud y hace su propia interpretación de los acontecimientos, de alguna manera su propia película. Es eso que es apasionante.

Vídeo entrevista a Harry Cleven

galería de fotos

título internacional: Duplicity
título original: Trouble
país: Bélgica, Francia
ventas en el extranjero: TF1 Studio
año: 2005
dirección: Harry Cleven
guión: Harry Cleven, Jérôme Salle, Isabelle Coudrier-Kleist, Sophie Hiet, Yann Le Nivet
reparto: Benoît Magimel, Natacha Régnier, Olivier Gourmet, Nathan Lacroix
cinando

Follow us on

facebook twitter rss

ArteKino

Boletín

Les Arcs call
Unwanted_Square_Cineuropa_01