Elija su idioma en | es | fr | it

Entrevista: Cristian Mungiu • Director

email print share on facebook share on twitter share on google+

"Estoy, simplemente, contando una historia"

por 

- Cineuropa habla con el director ganador de la Palma de Oro 2007 de Cannes en el Festival Internacional de Cine de Transilvania, donde la película rumana se ha estrenado a nivel nacional

Entrevista: Cristian Mungiu • Director

Cineuropa: ¿Dónde colocaría su película?
Cristian Mungiu: No pienso a conciencia estar trabajando una película de arte y ensayo; no soy fan de ese tipo de películas que sólo muy poca gente verá en una pequeña sala. Intento realizar mis películas para todo el mundo e intento ser honesto y hacerlo en mi propia lengua. Siempre intento realizar una película en la que, desde el principio, no sabes lo que va a ocurrir.

¿Cómo ve el éxito de su cinta con relación a la crecciente atención por el cine rumano?
Estoy seguro de que debo este triunfo no sólo a la película -aunque sí que estoy seguro de que gusta-, sino que el éxito ya estaba preparado gracias a éxitos anteriores. Cuando en 2001 fue elegida en Cannes una película rumana, lo sentí como una victoria nacional. En aquel tiempo era imposible pensar en tener una cinta en la Competición Oficial.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Por qué este boom por el cine rumano ahora?
No es una pregunta fácil. Algo importante es la competición entre la gente: todo el mundo intenta realizar una película mejor que la de otra persona. Debes mantener ciertas pautas, pues se te va a comparar no sólo contigo mismo sino también con otras personas al mismo tiempo. Hay más cosas: los sistemas de financiación funcionan mejor que hace diez años. Dan la oportunidad a más gente cada año de realizar una película. Por lo tanto, existe una preocupación real porque el personal de la industria cinematogáfica y los directores tengan sus propias compañías de producción; así es como se aseguran que todo el dinero conseguido irá a parar a la película y que tendrán el control absoluto de la prducción, pudiendo hacer todo lo que deseen de la forma que deseen.

¿Cómo se financió la película?
Ante todo, conseguimos dinero para el desarrollo del Hubert Bals Fund (creo que en septiembre), lo que nos sirvió de gran ayuda; no sólo por la cantidad en sí misma, sino porque también, más tarde, nos ayudaron a organizar una proyección en Rotterdam para los agentes de ventas, lo que fue creando rumores positivos primero en Rotterdam y después en Berlín. También inscribimos la cinta en el programa de financiación del CNC [National Council of Cinematography], pero queríamos rodar en invierno, así que sólo rodamos con el dinero de mi compañía de producción, esperando poder conseguir el dinero del CNC más tarde.

En la película, describe el aborto como un acto de protesta...
La gente en esa época veía la prohibición de abortar como una violación de la libertad personal, por lo que podían considerar que hacerlo formaba parte de la lucha contra el sistema. Pero si se me pregunta a mí, creo que existe mucho egoísmo en este tipo de pensamiento, pues no deja ver el verdadero problema. Pero esa es la forma en la que la gente quería que se relatara el problema. Además, en los tiempos que vivíamos, nadie prestaba mucha atención a las consecuencias morales. Una época en la que no tienes tiempo para pensar en las cosas; tan sólo tienes que sobrevivir y que no te pesquen.

¿La definiría como una historia moral?
No, pues entonces significaría que en la historia está mi punto de vista y espero que no sea así; yo estoy, simplemente, contando una historia. La gente puede ver algo de moral en ella. De un modo extraño, la historia también plasma cómo afecta a la gente la carencia de libertad, y una historia sobre cómo abusar de la falta de libertad también es errónea, pues tras la prohibición del aborto en tiempos del comunismo, la gente abusaba de su libertad a principios de los 90. El primer año tras la caída del comunismo, se produjeron un millón de abortos. No sabíamos cómo comportarnos. La gente pensaba: si la ley permite hacerlo, perfecto. Pero tienes que pensar en la clase de libertad que se te da.

galería de fotos

título internacional: 4 Months, 3 Weeks and 2 Days
título original: 4 luni, 3 saptamini si 2 zile
país: Rumania
ventas en el extranjero: Wild Bunch
año: 2007
dirección: Cristian Mungiu
reparto: Anamaria Marinca, Laura Vasiliu, Luminita Gheorghiu, Adrian Carauleanu, Vlad Ivanov, Alex Potocean

premios/selecciones principales

finalista Premio Lux 2007 del Parlamento Europeo 
Cannes 2007 Palma de Oro
Premio FIPRESCI
European Film Awards 2007 Mejor Película
Mejor Director
San Sebastián International Film Festival 2007 Premio FIPRESCI
Stockholm International Film Festival 2007 Mejor Film
Mejore Actriz (Anamaria Marinca)
cinando

Follow us on

facebook twitter rss

ArteKino

Boletín

Unwanted_Square_Cineuropa_01