Elija su idioma en | es | fr | it

Entrevista: Tomasz Emil Rudzik • Director

email print share on facebook share on twitter share on google+

El ascensor de las historias

por 

- Encuentro con un cineasta nacido en Polonia aunque residente en Alemania y que ha sido varios veces premiado por su primer largometraje

Entrevista: Tomasz Emil  Rudzik   • Director

Desperados on the Block [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Tomasz Emil Rudzik
ficha del filme
]
, ópera prima de Tomasz Emil Rudzik, ha sido premiada en varios festivales, entre los cuales Múnich, Starnberg y Lecce, donde se obtuvo un triplete con los galardones a la mejor película, el premio Fipresci y el premio Cineuropa.

Cineuropa: Desperados on the Block se basa en su experiencia personal en un ascensor cuando era estudiante en una residencia universitaria alemana. ¿Pensaba en aquella época que le serviría para una película?
Tomasz Emil Rudzik: Viví tres años en esta residencia de estudiantes en Alemania, un edificio de 19 pisos y 630 habitaciones. Ante el inmenso anonimato del lugar, decidí tratar de romperlo y encontrar el modo de conocer el espacio y la gente. Pasé una semana en el ascensor, durante todo el día, para tener la oportunidad de entrar en contacto con la gente. Así me enteré de muchas historias individuales muy interesantes. Pero al principio no pensaba en una película, simplemente hacía esto por interés por los demás.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Cómo reaccionaban los que tomaban el ascensor?
De manera muy diferente. El primer día, casi no nos hablábamos, pero al cabo de los tres días, la gente se había acostumbrado a mi presencia y la conversación comenzaba. Fui testigo de toda clase de situaciones: había disputas, lágrimas, todo tipo de emociones. Lo que más me conmovía eran las historias de los estudiantes extranjeros. Tenía la impresión de que se sentían desamparados. Era muy emocionante comprobar hasta qué punto trataban de evitarlo. Fue a partir de este momento que pensé que esta experiencia podía convertirse en el tema de mi primer largometraje. La película puede ser interpretada como una mirada amarga sobre las masas de solitarios seres humanos que deambulan por las calles europeas.

¿Concebiste la película como una metáfora sobre los problemas de integración y la falta de comprensión entre los individuos?
Sí. Para mí, es una imagen metafórica, no tanto de Europa, sino más bien del mundo. Mis personajes vienen de diferentes zonas geográficas, de diferentes continentes. Durante la fase de proyecto de la película, tenía en total veinte historias y escogí tres. Era importante que conocí estas historias en un ascensor, un lugar que tiene un significado simbólico para mí. Una especie de tierra de nadie, un espacio muy estrecho que reúne a seres muy diferentes y sus historias. Al mismo tiempo, es un lugar de tránsito: estamos siempre entre los lugares. Me gustan mucho los lugares de este tipo: los ascensores, las paradas en las autopistas.

¿Cómo eligiste a los actores, que no son todos profesionales?
Lo esencial era encontrar gente, no necesariamente actores. Así que busqué individuos con historias de alguna manera comparables a las que quería contar. La búsqueda me llevó mucho tiempo, diez meses para Andreas Heindel en el papel de Motek, un año para Lizhe Liu que encarna a Sin Xiah. El principio que quise aplicar era: "No actúe, simplemente sé tú mismo". Hay muchos extras no profesionales búlgaros, albaneses o rumanos”.

Eres de Polonia, pero desde los ocho años vives en Alemania. La experiencia de sus personajes es también tuya. ¿Crees que la experiencia personal es necesaria para realizar una buena película?
Sí, si se quiere rodar una película honrada y contar la historia de modo auténtico, lo que vivimos se convierte en un elemento esencial.

Se percibe en la película la influencia de Krzysztof Kieslowski y otros maestros del cine polaco. ¿Fueron de alguna manera una inspiración a la hora de hacer la película?
Por supuesto. Entre las películas más importantes para mí está El decálogo, de Krzysztof Kieslowski, que me parece más potente que Tres colores. En general, me interesa mucho el cine polaco y de Europa del Este. Actualmente estoy participando en el programa Ekran en la Wajda Master School, donde trabajo en el desarrollo de mi próxima película. Tengo la suerte de sacar provecho de consejos de maestros como Andrzej Wajda, Krzysztof Zanussi y Wojciech Marczewski, que me animan a dirigir mis propias ideas, a mostrar y contar lo que verdaderamente me conmueve sin pensar en otros objetivos.

¿Puede contarnos algo sobre su nuevo proyecto?
Por desgracia, no. Tan sólo que será una película sobre una forma de alienación, de nuevo en la frontera, en este caso entre Polonia y Alemania. Es la historia real que oí gracias a una polaca en la misma residencia de estudiantes alemana.

En Desperados on the Block, utilizaste la tecnología NoX. ¿Es cierto que se trata de la primera producción realizada con ella en el mundo?
Es probable, pero no estoy seguro. A causa del bajo presupuesto, menos de 200.000 euros, no teníamos otra posibilidad que rodar en digital. Fue una experiencia creo acertada porque el efecto es totalmente satisfactorio. Obtuvimos una imagen de muy buena calidad. Sin embargo, no tiene aún distribuidor. Estamos buscando uno para presentar la película en salas.

galería de fotos

título original: Desperados on the Block
país: Alemania
año: 2009
dirección: Tomasz Emil Rudzik
reparto: Juli Alexandrov, Sonja Beck, Paul Bintz, Jonas Buchsein, Qi-Min Fei, Angelika Fink, Cora Friebl

premios/selecciones principales

Cineuropa Prize 2010 at the European Film Festival of Lecce 
cinando

Follow us on

facebook twitter rss

ArteKino

Boletín

Les Arcs call
Unwanted_Square_Cineuropa_01