Elija su idioma en | es | fr | it

Entrevista: Emil Christov • Director

email print share on facebook share on twitter share on google+

“El placer de espiar y el arte de manipular”

por 

- El director búlgaro presentó The Color of The Chameleon en Tesalónica. Cineuropa se entrevistó con él para hablar de esta película a todas luces sorprendente

Entrevista: Emil Christov • Director

Cineuropa: ¿Por qué escogió The Color of The Chameleon [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Emil Christov
ficha del filme
]
para realizar su primer largometraje?

Emil Christov: Es una larga historia; en resumen, yo iba a ser el director de fotografía de la película. Después de que el director abandonase a seis meses del comienzo del rodaje, el autor de la novela y productor de la película me pidió que ocupase su lugar y acepté. No estaba preparado ni tenía intención de convertirme en director; yo era feliz con mi carrera de director de fotografía, labor que he ejercido a día de hoy en más o menos treinta películas. Solicité cambios en unas cuarenta páginas del guion para sentirme más cómodo. Mi amigo guionista no puso objeciones y me lancé a la aventura.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En cambio, el proyecto parece de lo más ambicioso.
Sí, y, sin embargo, no lo encaramos con esa idea en la cabeza. Pedí a mi equipo que se divirtieran como niños con sus juguetes. La película es un chiste. Ni siquiera sé qué significa el éxito; no me interesa. Me embarqué por el placer de hacerlo; por ello, toda esta historia es irónico y nadie se la toma en serio, por mucho que los actores se esfuercen aparentemente en serlo. Todo ello los hace aún más entretenidos.

¿Qué sentido tiene aludir en repetidas ocasiones a Casablanca?
También eso es una broma. La joven enseña la película de Michael Curtiz al protagonista y le pide que le resuma la historia. Este no recuerda más que una mínima trama secundaria, la de los dos búlgaros que quieren huir a los Estados Unidos. Todo ello sirve para mostrar el ridículo de estos personajes que hacen cosas de lo más serias que resultan tan absurdas como el sistema en el que se encuentran inmersos.

¿Cómo ha podido financiar semejante película en Bulgaria?
La película recibió dinero del Centro Nacional de Cine y de la televisión pública de Bulgaria. También coproduce NU Boyana Film Studios, una empresa norteamericana que ha privatizado la mayoría de las instalaciones dedicadas al cine en Bulgaria, incluidos los estudios en que rodamos. El presupuesto giró en torno a los 800.000 euros, pero quise que diera la apariencia de tratarse de una producción más cara. También eso era un juego: forma parte de mi naturaleza de director de fotografía, de querer dar valor añadido a la parte visual de una película que dispone de un presupuesto que es medio en Bulgaria pero muy bajo con respecto a la producción internacional.

¿Ha habido críticas políticas por el tema que trata su película?
La verdad es que no. El guion no es más que una plataforma sobre la cual jugamos y comunicamos el placer de espiar y el arte de manipular. Naturalmente, hay referencias a la política, tantas como a la literatura, al cine o a la música. El espectador debe tener un cierto nivel cultural para divertirse con nosotros, si bien, en primer lugar, debe comprender que la película es un juego, no un panfleto político. Cada uno interpreta la cinta en función de su cultura. Un amigo psiquiatra la analizó a la luz de sus nociones de psicopatología; otro, filósofo, vio una reflexión sobre las teorías posmodernas de la deconstrucción; un politólogo me habla de una demostración del fracaso total de las élites durante la caída del régimen comunista. Las interpretaciones son muy diferentes según la gente y todas son divertidas.

¿Cuál es, en definitiva, el fundamento histórico del relato?
Todo es fruto de la invención. Jamás ha habido un departamento secreto nombrado S.E.X., pero podría haber existido perfectamente. Tras la caída del comunismo en Bulgaria, tuvimos un periodo de transición durante el cual gente completamente incompetente se encontraron de la noche a la mañana en puestos de poder. Este absurdo y sus consecuencias es algo histórico que aconteció realmente.

¿Cómo explica que la película no se haya vendido aún a distribuidores extranjeros?
Es un misterio. La cinta se estrenará en los cines de Bulgaria en marzo. A todos los compradores internacionales les encantó la película y el público manifestó su entusiasmo en los festivales. Se ha destacado el nivel de la producción y la sorpresa de que Bulgaria haya dado una obra de este tipo. Sin embargo, a la hora de comprarla para su distribución en el extranjero, se conoce que la película se vuelve de pronto demasiado charlatana y obliga a una riada de subtítulos desalentadora para el público internacional. Hasta ahora, este ha sido el motivo que más han esgrimido quienes renunciaron a su compra.

galería de fotos

título internacional: The Color of the Chameleon
título original: The Color of the Chameleon
país: Bulgaria
año: 2012
dirección: Emil Christov
guión: Vladislav Todorov
reparto: Ruscen Vidinliev, Irena Milyankova, Rousy Chanev, Samuel Finzi, Svetlana Yancheva

premios/selecciones principales

Thessaloniki International Film Festival 2012 
Stockholm International Film Festival 2012 
Belgrade Film Festival 2013 
New Directors/New Films 2013 
RiverRun International Film Festival 2013 
Karlovy Vary Film Festival 2013 
Hamburg Film Festival 2013 
Mons International Love Film Festival 2014 
cinando

Follow us on

facebook twitter rss

Boletín

Unwanted_Square_Cineuropa_01