Elija su idioma en | es | fr | it

Entrevista: Nabil Ayouch • Director

email print share on facebook share on twitter share on google+

“No hay que pensar en las víctimas de forma unilateral”

por 

- El director Nabil Ayouch repasa el atentado que sacudió Casablanca en mayo de 2003 en God's Horses, ganadora de dos premios en Namur.

Entrevista: Nabil Ayouch • Director

El director Nabil Ayouch afronta el atentado que sacudió Casablanca en mayo de 2003 en God's Horses [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Nabil Ayouch
ficha del filme
]
, ganadora de dos premios en el festival de cine francófono de Namur.


Cineuropa: ¿Cómo fue la experiencia de rodar en las chabolas?
Nabil Ayouch: Era crucial respetar el barrio y sus habitantes. Empezamos por hablar de la película a los lugareños. Era importante que supieran qué queríamos hacer y de qué manera, cuál iba a ser nuestro punto de vista. Teníamos que explicarles que no queríamos convertir a esos jóvenes en superhéroes ni íbamos a perdonar lo imperdonable, pero que era importante poner rostros y contar historias de estos niños convertidos en kamikazes. Aunque es evidente que esta gente está marginada y estigmatizada por la sociedad, nosotros contribuimos a la economía del barrio de chabolas, bien mediante la construcción de decorados, bien pagando a asistentes o figurantes. Pudimos entablar una relación de confianza con sus habitantes. No fue así de sencillo todos los días: la miseria conlleva indefectiblemente violencia. Algunas noches fueron muy complicadas para el equipo. Aunque la mayoría estaban contentos de que estuviéramos allí, una minoría liderada por los salafistas no se mostraron en absoluto de acuerdo con nuestra presencia y nos lo hicieron saber.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La película resulta impactante por su distanciamiento, por la falta de un juicio definitivo sobre la trayectoria de estos jóvenes kamikazes.
Nuestro propósito nunca fue juzgar a estos niños, que son precisamente carne de cañón, instrumentos del contexto económico y de los textos, víctimas. Sería muy fácil juzgarlos. La idea era dar las claves para la comprensión. Uno no se vuelve kamikaze porque es pobre, sin más; uno tampoco nace kamikaze.

La realidad que ustedes muestran no deja mucho lugar al amor, ni siquiera a la intimidad.
Su visión del sexo es totalmente sesgada. Los jóvenes, ni ellos ni ellas, tienen derecho a la intimidad fuera del matrimonio. El amor se mantiene a distancia, el amor es imposible. Sin embargo, el amor es lo único que podría haberlos salvado, como lo sugiere la relación prohibida entre Yachine y Ghislaine. No se permite a la gente amar ni ser amados. Por ello, el aprendizaje de la sexualidad se lleva a cabo entre mujeres o entre hombres, de forma separada. De ahí esa especie de encuentros iniciáticos que, en ocasiones, derivan en violación.

¿Por qué hay que contar esa historia hoy en día?
No he hecho esta película impelido por la urgencia; no funciono de esta manera. He pasado mucho tiempo pensando en la forma de abordar este asunto, el de los jóvenes que cometen actos horribles y que habitan a apenas unos kilómetros de mi casa. A raíz de los atentados del 16 de mayo de 2003, hice un documental de unos quince minutos sobre las víctimas de Casablanca. He equivoqué en cierto modo al pensar en las víctimas de forma unilateral. Trabajé sobre el terreno, con la gente, las asociaciones y sociólogos. No podemos decir lo que nos venga en gana sobre la religión. La idea no era la de estigmatizar el Islam. El distanciamiento es fundamental para no resultar pesado. Empecé a escribir el guion antes de descubrir el libro de Mahi Binebine. En él encontré un punto de vista que se parecía a lo que yo andaba buscando; encontré historias humanas, cuerpos y rostros. Es importante que la película circule por el mundo árabe. Creo en la inteligencia del público; hay que hacer un llamamiento al respeto de esa inteligencia, a través del lenguaje correcto. La cinta se ha vendido al mundo árabe y se estrenará en Marruecos el próximo mes de enero, coincidiendo con su distribución en Europa.

galería de fotos

título internacional: God's Horses
título original: Les Chevaux de Dieu
país: Marruecos, Francia, Bélgica
ventas en el extranjero: Stone Angels
año: 2012
dirección: Nabil Ayouch
guión: Jamal Belmahi
reparto: Abdelhakim Rachid, Abdelilah Rachid, Hamza Souidek, Ahmed El Idrissi El Amrani

premios/selecciones principales

Festival Cinema Méditerranéen de Bruxelles 2012 Premio Cineuropa
Festival de Cannes 2012 Un Certain Regard
Festival du Film Francophone de Namur 2012 
Hamburg Film Festival 2012 
International Film Festival Rotterdam 2013 
Göteborg International Film Festival 2013 
CPH PIX 2013 
cinando

Follow us on

facebook twitter rss

ArteKino

Boletín

Unwanted_Square_Cineuropa_01