Elija su idioma en | es | fr | it

Entrevista: Rok Bicek • Director

email print share on facebook share on twitter share on google+

"El instituto de la película es como una sociedad en miniatura a imagen y semejanza de mi país"

por 

- Class Enemy, primer largometraje de Rok Bicek, compitió por el premio a la mejor ópera prima de la 70ª Mostra de Venecia y consiguió siete premios Vesna del cine esloveno

Entrevista: Rok Bicek • Director

Cineuropa se reunió con el joven Rok Bicek, director de Class Enemy [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Rok Biček
entrevista: Rok Bicek
entrevista: Rok Bicek
festival scope
ficha del filme
]
. La cinta fue candidata al premio Luigi de Laurentiis a la mejor ópera prima de la 70ª Mostra de Venecia desde su selección en la Semana de la Crítica. Class Enemy consiguió siete premios Vesna, equivalentes eslovenos de los Goya españoles, incluido el de mejor película.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Háblenos de la escritura del guion.

Rok Bicek: Hice esta película dos años después de concluir mis estudios de cine. Esos dos años fueron complicados. Tenía en mi cabeza la historia pero me parecía demasiado compleja para un primer largo. Al final, conseguí esbozar el guion gracias a la ayuda, sobre todo, de Nejc Gazvoda. Él es muy bueno con la economía de diálogos, no hay más que verlo en su cine. Janez Lapajne, que fue mi tutor durante los talleres, también participó en la redacción de Class Enemy y la coprodujo.

¿Cómo nació esta historia?
En mi primer año de instituto, una chica de tercero se suicidó y sus compañeros de clase se rebelaron contra el centro. En su opinión, el sistema escolar era responsable. Tenían un programa de radio similar al que aparece en la película. Sus emisiones me marcaron profundamente. Muchas escenas del film acontecieron realmente. En la cinta, el joven asiático dice una frase muy importante: «Los eslovenos, cuando se matan entre ustedes, se suicidan». Son, sin duda, dos de los problemas más importantes de la sociedad eslovena. Nuestro índice de suicidios está entre los tres más altos del mundo y el país ha estado marcado por las masacres que siguieron a la segunda guerra mundial fruto de las venganzas entre aliados y colaboracionistas. Ambos bandos son aún famosos en el país y rinden sus respectivos homenajes, por lo que aún hoy Eslovenia sigue dividida. Concebí el instituto de la película como una microsociedad a imagen y semejanza de mi país y Eslovenia, al final, es como una Europa en miniatura.

El film es muy realista. Nadie ni nada es blanco o negro en esta historia.
Quería que la película reflejase la vida y en la vida no hay nada blanco o negro. El bien y el mal están estrechamente ligados, siempre. Determinar quién tiene razón y quién se ha equivocado responde a las emociones. La cinta es como un eslalon sentimental entre alumnos y profesores, entre padres y alumnos, entre padres y profesores o entre los propios docentes. Los padres buscan el bien de su hijo al dejarlos libres sin imponerles ningún tipo de autoridad, lo que no le ayuda a afrontar los problemas de su vida. El profesor es duro con los chicos y también lo hace por su bien. Enfrenta con frialdad a sus alumnos a sus responsabilidades.

¿Trabajó usted con actores profesionales?
Solo cinco actores de entre los que participaron en la película son profesionales: el profesor principal, el director, el profesor de gimnasia, el de matemáticas y la docente embarazada. Todos los demás protagonistas son aficionados y gente seleccionada en escuelas. Fui clase por clase con una idea de mis personajes y esperaba que todos los alumnos tuvieran ganas de participar en un rodaje, pero no fue el caso. La estudiante que encarna a la chica que se suicida no fue voluntaria, por ejemplo. Era demasiado tímida para levantar la mano. Era justo eso lo que buscaba para ese papel, así que me acerqué a ella para proponérselo. Después hablé con voluntarios para comprobar cuáles podrían ir bien para cada uno de los nueve alumnos de la cinta. Los seleccionados fueron invitados al cásting. Esta forma de trabajar nos dio la posibilidad de contar con actores que se corresponderían con los personajes que habíamos descrito sin necesidad de reescribir el guion o adaptar los diálogos en función de las personalidades de que disponíamos.

¿Cómo financió la película y por qué no emprendió una coproducción con Alemania, dado que su idioma también está presente en el film?
La cinta la financió el Slovenian Film Centre, que, por segundo año consecutivo, lanzó una convocatoria para proyectos de primeros largometrajes. Obtuvimos 380.000 euros de liquidez y unos 100.000 euros en concepto de prestaciones técnicas. Por medio de un productor alemán, pudimos presentar el proyecto a Eurimages, pero al final lo retiramos por irregularidades administrativas, evitando así un rechazo que habría resultado dañino para terminar de montar la película. Mi director de fotografía, Fabio Stoll, es alemán y estudió en Múnich. Nos resultaba muy complicado obtener una Arri Alexa para el rodaje, pero sus profesores escribieron una carta de recomendación subrayando la importancia para este joven alemán de rodar una película en Eslovenia con un director extranjero. Fue a las oficinas de Arri con esta carta y gracias a ello conseguimos una importante bonificación sobre la cámara, que nos terminó costando la mitad de su precio de mercado. Esa, por ejemplo, fue una verdadera contribución alemana a la película, aunque no se trate de una coproducción.

(Traducción del francés)

galería de fotos

título internacional: Class Enemy
título original: Razredni sovražnik
país: Eslovenia
año: 2013
dirección: Rok Biček
guión: Nejc Gazvoda, Rok Biček, Janez Lapajne
reparto: Igor Samobor, Natasa Barbara Gracner, Tjaša Železnik, Maša Derganc, Robert Prebil, Voranc Boh, Jan Zupančič, Daša Cupevski

premios/selecciones principales

Venecia 2013 Semana de la Crítica
Festival de Cine Europeo de Sevilla 2013 
cinando

Follow us on

facebook twitter rss

Boletín

CASI HECHO Home
Doc Spring