Elija su idioma en | es | fr | it

Entrevista: Simon Jaquemet • Director

email print share on facebook share on twitter share on google+

“La violencia es el último tabú”

por 

- Cineuropa ha hablado con el director suizo Simon Jaquemet, que ha causado una grata impresión con su primer trabajo, Chrieg, una obra sobre la rabia, el deseo y la libertad

Entrevista: Simon Jaquemet  • Director

Cineuropa: En Chrieg [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Simon Jaquemet
ficha del filme
]
, el tema de la violencia en general y la adolescente en particular son mostradas desde un punto de vista inusual, sin tabús y con gran claridad. ¿La violencia es algo que te toca personalmente? ¿De dónde crees que proviene esta rabia adolescente?
Simon Jaquemet: No tuvo una adolescencia muy violenta. Alguna que otra pelea, pero nada serio. Me juntaba con skaters y aficionados al hip hop y había algunos locos parecidos a los personajes de la película. Me fascinaban estos chicos que no parecían conocer reglas. Durante mi adolescencia, a veces sufría ataques de ira (jähzorn, en alemán). Ya no los tengo, o al menos no llevan a una violencia física, sino que se quedan en fantasías. Imagino que una de las razones para hacer esta película era la necesidad de afrontar mis fantasías violentas, que me asustan y fascinan por igual. Creo que la violencia y la capacidad de hacer daño están dentro de todo ser humano. Creo que la posibilidades de rebelión en nuestros países tan sumamente desarrollados se han reducido  tanto que cualquier chispa de revuelta juvenil es automáticamente absorbida por el mercado. El modelo de vida que la sociedad ofrece es básicamente tener un trabajo aburrido y sin sentido y convertirse en un buen consumidor. Para los jóvenes y adultos que no están de acuerdo, la sensación es la de luchar contra molinos de viento o correr a través de puertas abiertas. Todo es muy complicado y no es fácil distinguir los enemigos. La violencia es el último tabú. Opino que la violencia adolescente no es algo impuesto a los chavales, sino que es algo muy humano que estaba allí, esperando salir a la luz cuando se den las circunstancias adecuadas. Quiero que mi película explore el tema a través de un punto de vista muy personal, que es mostrado al espectador sin juicios morales. Más bien es sacudir que confirmar.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Tu película trata temas universales: rabia, lujuria, deseo. En cambio, el espacio que rodea a los personajes es muy concreto, muy suizo. ¿Por qué este lugar en concreto?
Me gustan las montañas como escenario. Desde el punto de vista visual son muy interesantes. Claramente, estoy más interesado en las montañas como lugar remoto y gigantesco que en el lado más kitsch que también pueden tener. Cuando estás en las montañas te das cuentas de que vivimos en un planeta. Quería usarlas para contrarrestar la idea de que las montañas son un lugar inocente en el que los seres humanos encuentran sosiego y consuelo.

Los actores de Chrieg son muy intensos: violentos y emotivos. ¿Quiénes son estos actores y cómo trabajaste con ellos?
Ninguno de ellos es profesional, a excepción de Ella, que interpreta a Alí. Tenía algo de experiencia como actriz y está yendo a una escuela de interpretación. Son chavales que he conocido en la calle o a través de contactos. Hicimos una selección muy exhaustiva con la directora de cásting Lisa Olah y vimos unos 1000 jóvenes para estos papeles. Conocí a Benji, que interpreta a Matteo, en la estación de tren donde solían juntarse los chavales. Se parecía mucho a su personaje al principio de la película. Conocimos a Sascha (Dion) en el patio trasero de una productora, donde algunos chicos del barrio solían verse por las noches. Ste (Anton) se nos acercó a través de una organización juvenil. Ha vivido más en sus años de vida que muchos de nosotros lo haremos en todas nuestras vidas. No quería revelar su nombre completo. Livia Reinhardt, que encarna a la madre de Matteo, y Ernst Sigrist, que interpreta a Hanspeter, son actores profesionales, mientras que John Leuppi, que interpreta al padre, no es actor. Trabajé con ellos como si fuesen actores profesionales. Y fue muy bien. Hicimos algunos ensayos durante el cásting y antes del rodaje hicimos tres semanas de ensayos donde trabajé en los actores, ensayamos algunas escenas y nos dedicamos a conocernos mejor. Trabajé mucho con Ella en su personaje, ya que tenía que cambiar mucho para convertirse en Alí. Hicimos un ritual durante los ensayos en el que le cortamos el pelo y lo echamos en un fuego. Rodamos casi todas las escenas en orden cronológico y durante el rodaje intenté que las escenas fuesen lo más reales posibles para que pudiesen sumergirse lo más posible en la realidad ficticia. Y a veces usé sorpresas para que experimentasen cosas por primera vez.

¿Cuáles han sido tus influencias a la hora de hacer Chrieg?
La influencia más temprana fue sin duda Kids, de Larry Clark, que vi durante mi adolescencia y me marcó profundamente, hasta el punto de convertirse en una película de referencia para todos mis amigos. También Infierno en Los Ángeles, El odio, la películasde skateboard de Spike Jonzey las últimas de Larry Clark y Harmony Korine. También leí libros como El señor de las moscas o La naranja mecánica de adolescente.

(Traducción del italiano)

galería de fotos

título internacional: Chrieg
título original: Chrieg
país: Suiza
ventas en el extranjero: Picture Tree International
año: 2014
dirección: Simon Jaquemet
reparto: Benjamin Lutzke, Ste, Ella Rumpf, Sascha Gisler, John Leuppi, Livia S. Reinhard, Ernst C. Sigrist

premios/selecciones principales

San Sebastian International Film Festival 2014 
Swiss Film Awards 2015
Mejor fotografía
cinando

Follow us on

facebook twitter rss

Boletín

courgette oscar shortlist
suspi_2016_web300x250