Muchos hijos, un mono y un castillo (2017)
Soleil battant (2017)
A fábrica de nada (2017)
Out (2017)
En cuerpo y alma (2017)
Mal genio (2017)
Thelma (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

“La industria griega funciona como un lobby”

email print share on facebook share on twitter share on google+

Alexandros Avranas • Director

por 

- Miss Violence, del griego Alexandros Avranas, se ha estrenado en varios festivales pero sigue esperando el reconocimiento en su propio país

Alexandros Avranas • Director

Las palabras del griego Alexandros Avranas son tan crudas como su película Miss Violence [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Alexandros Avranas
ficha del filme
]
. En la cinta, la hija adolescente de una familia aparentemente normal de clase media decide suicidarse el día de su cumpleaños. A partir del trágico suceso, el cineasta desarrolla un ambiente de pesadilla y aprovecha también para denunciar la situación de su país, de la que él también ha sido víctima. Formado en Berlín, fue en Italia donde Avranas se consagró, al lograr con esta película cuatro premios en el Festival de Cine de Venecia, entre ellos el León de Plata al mejor director y la Copa Volpi al mejor actor para Themis Panou. Aún espera el reconocimiento de su propio país, cuenta a Cineuropa a su paso por el Festival de Cine de Kustendorf (Serbia) tras haber presentado la película recientemente en el Festival de Cine de Reikiavik.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Además de ser un conjunto de sucesos reales. ¿Qué te inspiró a hacer que Miss Violence terminara siendo tal y como la vemos en pantalla?
Alexandros Avranas: Mientras estudiaba en Berlín alguien me contó acerca de un suicidio adolescente que había ocurrido en Alemania y decidí unirlo a otros sucesos que pasaron en Grecia para crear mi historia propia. Aunque es un relato muy duro, quería construir un espacio en él en donde el espectador pudiera sentirse identificado y eso afectó a la puesta en escena y a su estética. Si me preguntas por mis inspiraciones cinematográficas, diría que quise que Pasolini, Haneke o Fassbinder estuvieran en él, aunque no de un modo muy premeditado.

Es inevitable no relacionar la película con la actual situación griega.
No quería localizarla en Grecia. Quería hacerla global, que al menos el espectador sintiera que podía ocurrir en cualquier país europeo. Pero sí que es cierto que, en un segundo nivel de la película, intento hablar de la sociedad griega y hacer un paralelismo entre los personajes de esta familia, que no pueden vivir sin el hombre que tanto les perjudica, y los ciudadanos de mi país que se quejan de nuestros políticos pero al final siguen votándolos.

Tu primer largometraje, Without, ganó cinco premios en el Festival de Tesalónica y aún así no se estrenó en Grecia. ¿Qué ocurrió?
Es un problema de industria y de tratarse de una sociedad cerrada, propia de países pequeños, en donde una persona joven que recibe mucho reconocimiento se genera enemigos. Si llega un tipo que ha estudiado fuera, al que nadie conoce ni tiene padrino y que se lleva un montón de premios... La reacción habitual es preguntarse: "¿Y este tío quién cojones es?". La industria griega funciona como un lobby.

Y luego ese tío gana un premio tan prestigioso como el mejor director del Festival de Cine de Venecia y ¿qué ocurre?
Que en cierto modo se ven obligados a aceptarlo, aunque siga sin gustarles. Para mí el premio en Venecia fue muy importante, me demostró que no todo se trata de intereses y enchufes. El cine también cuenta.

¿Recibirás financiación griega para tu próxima película?
Lo que puedo asegurar es que mi intención es rodarla en griego y en Grecia, pero asegurar que lo haga con dinero griego... No puedo hacerlo en estos momentos. Ojalá, aunque sea parcialmente. Estoy empezando a escribir el guión y necesito rodarla este verano o en primavera, porque el sol y la luz juega un papel importante en la historia.

Lee también

Boletín

ArteKino
Les Arcs call
Unwanted_Square_Cineuropa_01

Follow us on

facebook twitter rss