Muchos hijos, un mono y un castillo (2017)
Soleil battant (2017)
A fábrica de nada (2017)
Out (2017)
En cuerpo y alma (2017)
Mal genio (2017)
Thelma (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"En la animación, hay un significado tras cada cosa que muestras en la pantalla"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Alessandro Rak • Director

por 

- El director italiano viaja a través del tiempo, el espacio, la tristeza y la felicidad en su película The Art of Happiness, y llega al Anima Festival de Bruselas

Alessandro Rak  • Director

El director italiano Alessandro Rak sigue viajando por el circuito de festivales con The Art of Happiness [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Alessandro Rak
ficha del filme
]
, su ambicioso y filosófico primer largometraje de animación. Cineuropa ha hablado con él con motivo de su proyección en el Anima Festival de Bruselas.

Cineuropa: ¿Cuál fue el mayor reto al que se enfrentó al hacer The Art of Happiness?
Alessandro Rak: Todo fue un reto. Empezamos desde cero. No teníamos ni estudio ni producción para la animación. Solo teníamos la idea de nuestro productor, Luciano Stella. Él pensó que la animación sería el medio perfecto para hablar sobre la temática de la película. Esta temática es actualmente la principal en L’Arte della Felicità, el festival que organiza cada año en Nápoles, sobre el arte tradicional y cómo se transmite entre generaciones. Fue muy difícil hacer una película que tratara todos esos temas y que entretuviera al público.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

A pesar de su título, la película es principalmente sobre la tristeza. ¿Es imposible hablar sobre la felicidad sin hablar también sobre ella?
Es en parte un asunto taoísta. Los opuestos ayudan a entender un concepto, que existe solo a través de ellos. Consideré que era un opuesto interesante el de mostrar Nápoles de la manera que se ve en la película. El estilo de vida de Nápoles es, a la vez, muy diferente del estilo de vida oriental, que el hermano de Sergio trata de abrazar. Los lugares en el este son muchas veces lugares en los que se puede “abrir” el tiempo. Juntos, estos opuestos crean algo muy especial.

La historia tiene lugar en Nápoles, pero la película pasa a través de mucho… ¿Quiso relacionar la felicidad con el tiempo más que con el lugar?
Hay muchas razones por las que elegimos Nápoles, pero hay también una artística: quise abrir un diálogo entre la gente y la ciudad en la que viven. Esta está repleta de contradicciones… y contiene la amenaza permanente del Vesubio. Podemos estar contentos, pero tenemos que tener en cuenta que la amenaza que nos rodea es real. Y que la vida solo dura un tiempo limitado… Al mismo tiempo, la percepción del tiempo es diferente en cada momento de tu vida. Los lugares y la gente te ayudan a sentir eso. Trabajar en las propias percepciones es por lo tanto una buena manera de entender el concepto del tiempo, de la vida y de la realidad.

¿Cómo de importante es el simbolismo en la película?
El simbolismo es muy importante. Pero mostrarlo fue también muy difícil. Cuando trabajas en una película de animación, tienes que crear todo. En la animación, hay un significado tras cada cosa que muestras en la pantalla. Hay una elección detrás de todo lo que se ve en la película. Trabajar en los símbolos fue para mí el mejor modo de crear un ambiente intelectual sin volverlo demasiado obvio para el público.

¿Cuál fue la razón tras la elección de las técnicas visuales?
La película fue como un lugar para entender más sobre el lenguaje visual. Pero debo decir que en verdad no sé si tengo un motivo para haber elegido este estilo. Teníamos que encontrar el punto de equilibrio entre las diferentes técnicas de trabajo de los animadores, ya que algunos de los que trabajaron en la cinta podían dibujar, y otros no. Pero todos nosotros teníamos la voluntad de trabajar para conseguir nuestro objetivo.

¿Cómo ve la situación de la industria de animación en Italia?
Es difícil. Muchos periodistas han hablado sobre nuestra película, y eso nos ha ayudado, definitivamente. Pero la industria no está bien asentada en Italia, y, más concretamente, en Nápoles. No tenemos una cultura de animación. También es, más que nada, en la mente de las personas, un género para niños. Así que es muy difícil, ya que las películas no están bien distribuidas, y todo se relaciona mucho más con el dinero y los medios económicos que con la cultura y la humanidad.

(Traducción del inglés)

Lee también

Boletín

ArteKino
Les Arcs call
Unwanted_Square_Cineuropa_01

Follow us on

facebook twitter rss