Ava (2017)
120 battements par minute (2017)
Happy End (2017)
Jupiter's Moon (2017)
The Square (2017)
Le Redoutable (2017)
A Ciambra (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

“La realidad siempre tiene que ser más fuerte que el cine”

email print share on facebook share on twitter share on google+

Basil da Cunha • Director

por 

- Nos reunimos con Basil da Cunha, el joven director de la sorprendente Hasta ver la luz con motivo de la celebración “Les Cinéastes invitent... l'ami européen”

Basil da Cunha  • Director

A sus 29 años de edad, Basil da Cunha probó las mieles del éxito con su largometraje Hasta ver la luz [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Basil da Cunha
festival scope
ficha del filme
]
, en la Quincena de los Realizadores, sección del festival de Cannes que ya acogió sus cortos Nuvem y Os vivostambém choram en 2011 y 2012, respectivamente. Nos reunimos en París con el cineasta suizo-portugués durante el evento "Les Cinéastes invitent... l'ami européen", organizado por la ARP, la SACD y la SAA, a pocos días del estreno europeo de su película en Francia, Bélgica, España y Reino Unido como parte de un estreno simultáneo o casi simultáneo en cines y plataformas de streaming, experimento conocido como The TIDE Experiment.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cómo le sobrevino la idea deHasta ver la luz? ¿De ese lugar tan particular que es el barrio de chabolas lisboeta de Riboleira?

Basil da Cunha: Es el lugar en el que habito y siempre he querido trabajar con gente de mi entorno y a la que quiero para hacer películas con actores no profesionales que tomen parte en todo el proceso creativo: rodamos en orden cronológico, improvisamos enormemente y, al final, escribimos juntos la película. Riboleira es uno de los últimos reductos de resistencia contra el capitalismo y el liberalismo de Europa. Es un enclave un poco arcaico, ya que allí no se obedecen las reglas que rigen el resto de la sociedad. Posee una belleza que no se encuentra en casi ningún otro sitio.

¿A qué se debe esa mezcla entre cine negro y pseudodocumental?

Me gusta el eclecticismo y tergiversar los géneros. También hay hiperrealismo, poesía, esoterismo…Hasta ver la luz no responde a las expectativas que despierta el cine negro en lo que se refiere a las premisas de partida: ni siquiera sabemos qué se ha robado. Muy pronto nos damos cuenta de que se trata, más bien, de un pretexto. Empleamos un género que dé cabida a gamberros que, al final, demuestran ser seres humanos y complejos con los que uno se siente a gusto. El cine negro también es un género atractivo en lo visual, sobre todo con los claroscuros.

¿Hacer cine con actores no profesionales y un equipo reducido a lo mínimo es un método de trabajo de circunstancias o una filosofía de producción que desea mantener en un futuro?

Es una condición de mi cine. Hemos hecho la película exclusivamente a tres bandas: el cámara, el tipo del sonido y yo. Lo demás es el ghetto con las 60 ó 70 personas que aparecen en la película. Me gustaría únicamente tener dinero para pagar salarios y disponer, por ejemplo, de un león, como me gustaría que ocurriera en mi próximo film; pero no tengo ganas de cambiar de sistema de producción porque es preciso que la realidad sea siempre más fuerte que el cine, de manera que filmemos la vida. Lo policíaco es la línea roja de Après la nuit, pero la fuerza de la película reside en la gente, en sus vivencias, y no necesitamos camiones, equipos de 40 personas y electricidad a raudales. Con antorchas, bombillas y faros de coches conseguimos imágenes más hermosas que las que vemos en películas hechas con equipos de 300 personas.

Su película participa en The TIDE Experiment, un experimento paneuropeo de estreno simultáneo o casi simultáneo en cines y VOD. ¿Qué opinión le merece?

Yo preferiría que pudiese estrenarse el cine en las salas porque es su lugar ideal, pero, dada la situación, está bien tratar de organizarse y encontrar soluciones como el estreno simultáneo en VOD, que puede hacer que se corra la voz. En cualquier caso, todo esto nace como reacción a un problema molesto del que hay que hablar: las salas toman a los espectadores por idiotas y no les ofrecen más que mierda: películas de superhéroes, remakes, cosas paternalistas sin ningún riesgo… Si propusieran un cine más diverso y dieran tiempo a que el boca a boca hiciera su trabajo, estoy seguro de que la cosa funcionaría. Hay toneladas de buen cine; no hay más que ver lo que pasa en los festivales; y ese cine gustaría a la gente. Felizmente, hay algunas salas por ahí que pelean a duras penas por seguir esta línea, si bien los peces gordos no buscan más que el beneficio a cualquier precio. Es el reflejo de una época: la gente tiene un poco de miedo. Y lo que se hace a las, digamos, pequeñas películas es cruel. Así que el estreno simultáneo en cines y VOD me parece bien porque hay que salir adelante para poder existir.

¿En qué fase se encuentra su próximo proyecto?

Está en fase de escritura y espero empezar a rodar el próximov erano. Será una road movie, una vez más con los habitantes del barrio de Riboleira. Aparecerán, más o menos, todos los actores que vemos enAprès la nuit, sobre todo tres de ellos, que encarnarán a tres golfos que tienen que huir atravesando todo Portugal, lo cual puede hacerse en dos horas [risas].

(Traducción del francés)

Lee también

Boletín

Cannes NEXT

Follow us on

facebook twitter rss

Filmitalia Cannes 2017