Beauty and the Dogs (2017)
En cuorpo y alma (2017)
Handia (2017)
Valley of Shadows (2017)
Laissez bronzer les cadavres (2017)
I Am Not a Witch (2017)
The Square (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

“La intimidad nos parece un valor relativo”

email print share on facebook share on twitter share on google+

Nacho Vigalondo • Director

por 

- Open Windows, de Nacho Vigalondo, es una coproducción entre España, Francia y EEUU, rodada en inglés y protagonizada por estrellas norteamericanas como Elijah Wood y Sasha Grey

Nacho Vigalondo  • Director

Open Windows [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Nacho Vigalondo
ficha del filme
]
, de Nacho Vigalondo, es una coproducción entre España, Francia y EEUU, rodada en inglés y protagonizada por estrellas norteamericanas como Elijah Wood y Sasha Grey. Cineuropa ha entrevistado al director español.

Cineuropa: ¿Cómo se está vendiendo Open Windows tras su paso por el festival de Austin?
Nacho Vigalondo: Bastante bien, gracias a Wild Bunch: en Japón y Europa lo hizo muy pronto. Cuando esto sucede me siento herido en el orgullo, porque pienso: no es por mí, sino por el casting. Con uno potente, una película se vende bien. En las preventas, con el film aún sin rodar, la confianza se deposita en los nombres que llaman la atención, en este caso los de Elijah Wood y Sasha Grey... ¡porque en Japón no me conoce nadie!

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿De qué inquietud tuya surge Open Windows?
Es la primera vez que una película empieza fuera de mí: Enrique López Lavigne y Belén Atienza -los productores- me sugirieron rodar un thriller donde el lenguaje de internet tuviese mucha presencia. Llevé ese planteamiento al máximo y convertí el film en una corriente de acontecimientos, sin elipsis, a través de una pantalla que iba a estar encendida constantemente. Pero más que internet, la tecnología digital o las redes sociales, me interesa algo tradicionalmente cinematográfico: el tiempo real. Más que el lenguaje del hipertexto, me interesa la pantalla partida, un recurso al que estamos  habituados. Por lo tanto, el impulso que me hace arrancar con este proyecto es más tradicional de lo que parece.

¿Habrá sido larga y complicada la post producción...?
Es la película a la que he dedicado más tiempo en postproducción, pero no es el film donde más he dominado el resultado final. En Extraterrestre [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Nacho Vigalondo
ficha del filme
]
pudimos dilatar o restar porque es una película manejable, aunque no fácil. En el caso de Open Windows, si quería retocar el montaje, tenía que hacerlo a través del sonido, pues era imposible mover esa mole. No es un film con cortes de planos, sino una corriente de información, con un peso digital monumental.

Planificar que los tiempos coincidan debió ser diabólico...
Mi gran reto fue lograr que la película destilase vida siendo una cuestión de logística. Más que rodar, estábamos resolviendo un sudoku: eso da miedo, porque no estás dirigiendo desde la humanidad que tiene que transmitir el personaje, sino montando un puzzle, lo que me devuelve a Cronocrímenes [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Alejandro Miranda
entrevista: Nacho Vigalondo
ficha del filme
]
, que también fue complicado.

En nuestra vida actualmente existen demasiadas ventanas, ¿no nos va a volver esto un poco locos?
Yo estoy haciendo ejercicios para no perder la capacidad de concentración y tengo un telefóno móvil muy básico: ya me cierro ventanas porque hecho de menos mi cerebro de hace quince años, cuando tenía más facilidad para leer un texto en profundidad o ver una película de principio a fin, sin interrupciones.

Ha surgido una corriente que defiende el derecho a no tener pasado en la red.
Es interesante el derecho a no estar: plantear que la máquina esté a nuestro servicio y no al revés. El motor de la película es devolverle la connotación negativa a estar siempre expuesto y descubrir como algo positivo el no estar delante de la cámara. Nos gusta estar delante de la cámara constantemente y, a cambio de placeres pequeños, entregamos nuestra intimidad a una empresa: las leyes sobre exposición de niños en los medios de comunicación son muy duras, pero ves a los críos hacer el tonto en youtube porque los graban sus padres. La intimidad nos parece un valor relativo. Open Windows intenta recuperar esa sensación antigua de pánico a estar delante de una cámara.

Algo que ya no tiene marcha atrás...
Creo que va a haber disgustos: se le van a poner nombres a síndromes que van a surgir. Estamos en una época como la de Mad Men, cuando la gente fumaba sin saber que  producía cáncer: somos la generación que está testando, descubriendo qué hace internet con nuestra capacidad de atención. Ahora mismo el déficit de atención es una epidemia global. Cuando este síndrome tenga un nombre y haya terapeutas que luchen contra eso, lo veremos todo de otro color. 

Lee también

Boletín

Warsaw
EPI Distribution
LIM

Follow us on

facebook twitter rss