Beauty and the Dogs (2017)
En cuorpo y alma (2017)
Handia (2017)
Valley of Shadows (2017)
Laissez bronzer les cadavres (2017)
I Am Not a Witch (2017)
The Square (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

Loco por el chico

email print share on facebook share on twitter share on google+

Jan Ole Gerster • Director

por 

- Jan Ole Gerster, director del éxito alemán Oh Boy, habla con Cineuropa acerca de su carrera cinematográfica y la realización de su ópera prima

Jan Ole Gerster  •  Director

No es muy común decir esto de una de las recientes películas alemanas más exitosas, pero la historia detrás de Jan Ole Gerster y su debut, Oh Boy —una historia de ambiciones, tribulaciones y, finalmente, de éxito—, tiene todas las cualidades de un buen clásico de Hollywood. Incluso Gerster no puede creer la forma en que se dieron las cosas: “A veces, cuando veo la película —dice Gerster riendo—, ¡pienso que no es del todo buena!”

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La mayoría de los que han visto la película difieren de esta opinión, particularmente aquellos que la nominaron a varios galardones. A simple vista, un filme acerca de la búsqueda de un hombre por conseguir una taza de café; Oh Boy describe un día en la vida de Niko Fischer, un joven holgazán que intenta descubrir a dónde pertenece. Grabada en blanco y negro en las calles de Berlín, donde parece que el tiempo no existe, es enigmáticamente divertida y extrañamente trágica, llena de anécdotas sencillas que no llevan a ninguna parte, pero que perduran hasta mucho tiempo después.

El amor de Gerster por el cine surgió a temprana edad. Al crecer en la antigua región minera de Siegerland, comenzó a interesarse en las películas. A finales de la década de los noventa, Gerster comenzó a enfocar sus ambiciones, y se puso a buscar los créditos en cada una de las carátulas de las películas que rentaba en su tienda de alquiler. Finalmente, Gerster logró una entrevista con Manuela Stehr, una cofundadora de X Filme, y entró en el año 2000 para hacer prácticas profesionales. En un giro perfecto del destino, señala, “Ella ahora es la directora de la distribuidora que se encargó de distribuir Oh Boy”.

Gerster trabajó ahí casi tres años, pero su gran oportunidad llegó junto con Goodbye Lenin [+lee también:
tráiler
entrevista: Wolfgang Becker
ficha del filme
]
(2003) de Wolfgang Becker, película de la cual se enamoró cuando vio un primer borrador. “[Becker] estaba en busca de un asistente personal que tuviera una buena conexión con X Filme. Conocía a la gente, y conocía el proyecto. Me invitó a su casa para conocerme mejor”.

Gerster fue invitado a dirigir un documental, Der Schmerz Geht, Der Film Bleibt (2004), acerca de la realización de Goodbye Lenin, y también aplicó, sin tener éxito, a la Academia Alemana de Cine y Televisión. Su segundo intento fue fructífero. El filme que incluyó en su solicitud tenía sólo un actor, su amigo Tom Schilling, quien sería el protagonista de Oh Boy.

Por un momento, Gerster se convirtió en uno de los muchos tipos creativos que se pierden en el hoyo negro de Berlín; sus ambiciones frustradas por la apatía. Al final, sin embargo, reconoció que esto fue lo que motivó sus aspiraciones: “Me di cuenta que el no ir a la escuela, vagar por Berlín, frecuentar cafés, podría ser el tema central de mi película. Terminé el guion en ese mismo momento: en verdad estuvieron a punto de ponerme de patitas en la calle. Me dijeron: “Te hemos estado pidiendo por cinco años que hagas cortometrajes, y vienes con un guion de largometraje. ¿Crees que esto puede ser tu filme de graduación?”. Y yo dije: “¡Sí, claro!”.

Tom Schilling estaba listo para el papel principal, y sugirió hablar con Marcos Kantis, quien había estado involucrado en Goodbye Lenin y había puesto ya su propia compañía de producción, Schiwago Film. Paso a paso, Kantis juntó los fondos necesarios, aunque Gerster también contribuyó con su parte: “Conocí a Andreas Schreitmüller en el Berlinale. Me colé dentro de la recepción de ARTE y pregunté si podía enviarle mi guion. Dos o tres semanas más tarde, una editora de ARTE me llamó y me dijo que le gustaría conocerme. Después, las cosas empezaron a marchar bien…”

El presupuesto era pequeño, pero en el verano de 2010, Gerster comenzó a filmar sus primeros veintidós días de rodaje convocando a un reparto impresionante, incluyendo a Justus von Dohnányi y Michael Gwisdek. Lo que Gerster pensó que sería la parte más dura del proceso, de pronto se convirtió en una parte enormemente disfrutable; pero la edición del filme resultó ser más difícil.

Un poco más de un año más tarde, después de una ronda casi ininterrumpida de reseñas positivas por todo el mundo y un éxito taquillero a nivel nacional, Oh Boy ha obtenido veintiún premios y catorce nominaciones. Pero es ahora cuando Gerster tiene tiempo para meditar su siguiente paso. A parte de trabajar en un nuevo guion, está buscando adquirir los derechos de una novela estadounidense que aún no tiene nombre. También, admite que él y Schilling han discutido acerca de regresar a Niko Fischer años más adelante, haciendo referencia a cómo Truffaut repetidamente llamaba a Jean Pierre Leaud para interpretar el papel de Antoine Doinel después de su éxito inicial con Los 400 golpes.

Cualesquiera que sean sus siguientes pasos, queda claro que la perseverancia de Gerster ha dado frutos. Es muy prematuro hablar de un final feliz, pero esto significa un cierre optimista y alentador de un primer capítulo victorioso.

(Traducción del inglés)

Lee también

Boletín

Warsaw
EPI Distribution
LIM

Follow us on

facebook twitter rss