Muchos hijos, un mono y un castillo (2017)
Soleil battant (2017)
A fábrica de nada (2017)
Out (2017)
En cuerpo y alma (2017)
Mal genio (2017)
Thelma (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

“El nuestro es un festival para descubrir”

email print share on facebook share on twitter share on google+

Carlo Chatrian • Director artístico del festival de cine de Locarno

por 

- Carlo Chatrian, director artístico del festival internacional de cine de Locarno, nos da su visión del certamen

Carlo Chatrian  • Director artístico del festival de cine de Locarno
© TiPress

Carlo Chatrian, director artístico del Festival de Locarno, afronta su segundo año de mandato con impetuosidad, sacando adelante sin grandes modificaciones un festival con una tradición fuerte de apoyo al cine independiente.

Cineuropa: ¿De qué manera esta 67ª edición se distingue respecto de la anterior?
Carlo Chatrian: Este año hay dos elementos que la distinguen: en primer lugar, hacemos hincapié en recordar el cine moderno, ese cine que desde los años 60 en adelante cambia el modo de narrar gracias a la Nouvelle Vague. Tenemos, por tanto, invitados que están estrechamente vinculados con esta experiencia cinematográfica a la vez que contamos con directores más jóvenes, con películas a concurso, que siguen fijándose en aquella libertad formal y de lenguaje que en los 60 se expresó, tal vez, de la manera más fuerte posible. Hay, además, un hilo conductor no diría temático sino de acercamiento: películas nuevas, distribuidas entre las distintas secciones, competitivas y no competitivas, dirigen su atención al mundo no tanto en términos directamente políticos sino más bien con la intención de reflejar situaciones de crisis que repercuten en Europa y en todo el mundo en general.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

A menudo se le ha oído hablar de la necesidad de “continuidad” que tiene el festival de Locarno. ¿Puede explicarnos mejor por qué esta idea de continuidad es tan importante?
A rasgos generales, la continuidad es querer seguir apoyando el cine independiente, ese cine que no necesariamente recibe la atención del mercado pero que después sí puede suscitar curiosidad gracias precisamente a festivales como el de Locarno. Si entramos más en lo específico, la continuidad la da el gran número de felices regresos: desde Paul Vecchiali, que hace 15 años presidió el jurado de Locarno y ahora presentará su nuevo trabajo, hasta Marín Rejtman o Eugène Green, directores que vuelven periódicamente a Locarno. También hay vínculos de continuidad entre un año y el siguiente que, aunque no sean intencionados, son de lo más agradables: Lav Diaz, por ejemplo, fue el año pasado presidente del jurado y este año ha optado por presentar aquí su último trabajo (en competición). También Pedro Costa estuvo presente el año pasado para acompañarnos en nuestro homenaje a Paulo Rocha y vuelve a Locarno este año con un film en competición. La continuidad también hay que entenderla en este sentido: convertir Locarno en un lugar de reencuentro para algunos directores que tenemos en alta estima.

¿Cuáles son los puntos fuertes del festival de Locarno? ¿Qué lo diferencia de los demás grandes festivales internacionales y suizos?
La gran fortaleza de Locarno es, sin duda, su historia, entendida también como historia reciente: la capacidad de destacar antes que nadie cinematografías, directores, actores, etc. que posteriormente se han convertido en iconos. El nuestro es un festival para descubrir; quizá debido a que sufre menos presiones tiene una libertad mayor para captar esas realidades que quizá en unos años cambien la manera en que vemos y relatamos las cosas.

 

¿En qué medida es importante el papel que desempeña el festival de Locarno como plataforma de descubrimientos y de respaldo al cine suizo?
Desde mi punto de vista, Locarno es una plataforma óptima para el cine suizo en la medida en que propone una gran selección de películas helvéticas y las sitúa al mismo nivel que el resto. Esto permite a las películas seleccionadas en las distintas secciones ser vistas por otros festivales, distribuidores, productores y, por consiguiente, ser susceptibles de que las lancen de la misma forma en que lo hacen con cintas provenientes de otros países. Los trabajos de Andrea Staka y de Fernand Malgar representan, para mí, lo mejor de la producción de esta temporada. Se trata de dos jóvenes directores suizos que han sabido hacerse un hueco en el panorama internacional y esto es algo que es importante destacar. Este año albergaremos, además, una nueva sección: “Panorama suizo”, iniciativa organizada por Swiss Films y coordinada por Seraina Rohrer, directora de las Jornadas de Soleura. La intención de “Panorama suizo” es presentar lo mejor de la producción cinematográfica helvética. Me agrada mucho poder acoger esta programación, que ayuda al cine suizo a ser visto y reconocido tanto en términos de público como de crítica: ambos podrán, gracias al esfuerzo de Swiss Films, debatir sobre estas obras en mesas redondas. 

(Traducción del italiano)

Boletín

ArteKino
Les Arcs call
Unwanted_Square_Cineuropa_01

Follow us on

facebook twitter rss