En cuorpo y alma (2017)
Beauty and the Dogs (2017)
The Square (2017)
Laissez bronzer les cadavres (2017)
Handia (2017)
Valley of Shadows (2017)
Spoor (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"Contar historias es una parte esencial de la tradición kurda"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Erol Mintaş • Director

por 

- Erol Mintaş habla con Cineuropa sobre la pareja central de su película, la tradición kurda de contar historias y sobre cómo la película logró financiarse gracias al interés de la comunidad kurda

Erol Mintaş  • Director

El director turco Erol Mintaş, ganador del Corazón de Sarajevo a la mejor película por su primer largometraje, Song of My Mother [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Erol Mintaş
ficha del filme
]
, habla con Cineuropa sobre la pareja central de su película, la tradición kurda de contar historias y sobre cómo la película logró financiarse gracias al interés de la comunidad kurda.

Cineuropa: ¿Por qué la relación madre-hijo constituye el núcleo de la historia?
Erol Mintaş: Soy un kurdo que creció en Turquía en los años noventa, cuando todos los lazos de los kurdos con su lengua materna habían sido cortados. Para mí, mi madre fue crucial a la hora de mantener vivo mi idioma. Me contaba muchas historias, algo que constituye una parte esencial de la tradición kurda, y quizás eso despertó en mí la necesidad de hacer lo mismo. Y por eso esta relación es tan importante para mí.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La novia del protagonista, Zeynep, es una kurda naturalizada (habla turco en vez de kurdo). ¿Qué relación mantienen los jóvenes kurdos con su identidad? ¿Y cómo aborda ella su relación con Ali?
En la comunidad kurda de Turquía, existen dos maneras de vivir el ser kurdo. Unos luchan contra la asimilación e intentan mantener su cultura y su lengua vivas. Otros, por su parte, dejan de emplear su lengua por miedo a represalias violentas por parte del estado. Zeynep pertenece a este segundo grupo. Sus padres se mudaron de Kurdistán a Estambul y temían que su hija sufriera y tuviera una vida más difícil si no se adaptaba. Incluso mis padres me decían, cuando era niño, que no hablara kurdo en la escuela ni dijera que era kurdo. Zeynep habla turco porque sus padres no le enseñaron kurdo. Hay muchos aspectos extraños en la relación entre Ali y Zeynep pero ella quiere seguir adelante y salvarla, está empeñada en ello.

Para el papel de Nigar, la madre de Ali, eligió a una fantástica actriz no profesional. ¿Cómo la encontró?
Es la madre de uno de mis amigos. La conocí en una conferencia sobre el genocidio armenio. Ella vivía en un barrio armenio, así que la invitaron a hablar sobre los viejos tiempos. Cuando vi su cara, sus ojos y lo expresiva que es, pensé que sería perfecta para el papel. Al principio rechazó la oferta de actuar en la película. Intenté convencerla durante mucho tiempo e incluso hice que su familia intentara ayudarme. Como no aceptaba hicimos un casting para dar con una actriz adecuada para el papel, pero yo seguía pensando en ella. Le dije que si no conseguíamos que actuara y no hacíamos la película a tiempo tendría que devolver el dinero del Ministerio de Cultura. Al final un primo suyo, el líder del pueblo donde viven, la convenció de que era importante hacer aquello para la lengua y la cultura kurda. Acabó actuando como una actriz profesional; estuvo brillante.

Su personaje cree que todos sus amigos han regresado a sus pueblos de origen. Los kurdos desplazados a Turquía deben de echar mucho de menos sus hogares.
Hay mucha gente como ella, no solo kurdos sino inmigrantes de la zona del mar Negro que han tenido que dejar sus hogares. Cuando estaba en la universidad, teníamos un grupo de estudio que trataba asuntos de derechos de las minorías, y conocí a muchos de ellos. De allí surgió la idea de esta película.

¿Cómo se financió la película y por qué decidió optar por Sarajevo para el estreno internacional?
El presupuesto rondó los 300.000€, provenientes del Ministerio de Cultura y de dos premios de post-producción: de Cinémas du Monde y de 1000 VOLT. Fue una película difícil de financiar, pero contamos con ayuda de la comunidad kurda y también del micromecenazgo online. Algunos hombres de negocios kurdos se dieron cuenta de que esta historia encarna una causa que concierne a toda la nación. Así obtuvimos un patrocinador para el transporte y el catering, lo cual es bastante importante. Pensamos que Sarajevo sería perfecto para nosotros por su tamaño, reputación y la posibilidad de dar una visibilidad real a la película, al contrario de lo que habría sucedido en la Berlinale, por ejemplo, donde hay demasiadas películas.

(Traducción del inglés)

Lee también

Boletín

Astra
EPI Distribution
LIM

Follow us on

facebook twitter rss