Rester vertical (2016)
6.9 on the Richter Scale (2016)
Callback (2016)
Sámi Blood (2016)
Crudo (2016)
Belle dormant (2016)
Lady Macbeth (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"El trabajo en la sala de edición fue más analítico, pero todo lo anterior fue muy visceral"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Arami Ullón • Directora

por 

- Cineuropa ha hablado con la directora paraguaya (residente en Suiza) Arami Ullón de su primer largometraje El tiempo nublado

Arami Ullón  • Directora

El tiempo nublado [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Arami Ullón
ficha del filme
]
, primer documental de Arami Ullón (ganadora del premio “Regard neuf” por el primer largometraje y de la mención especial del cine suizo en el festival Visions du réel de Nyon), recién presentado en la nueva sección del Festival de Locarno “Panorama suisse”, es una película al mismo tiempo íntima y universal. Arami Ullón nos desvela sus miedos más profundos con una rara sinceridad que esperamos se vuelva característica de sus futuras películas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿El tema de El tiempo nublado surgió de la urgencia, debido a la situación de salud de su madre, o es algo que pensaba tratar desde hace tiempo?
Arami Ullón: Creo que fueron las dos cosas en un momento específico. El tiempo nublado nació en un primer momento bajo forma de escritura. Estaba ya trabajando el tema con mi madre: escribía historias cortas, ensayos, cosas que tenían que ver con nuestra relación y eso coincidió con el hecho de que su situación de salud estaba empeorando y la persona que la cuidaba se quería ir. Creo que es en este momento en el que tomó forma la idea de la película como una urgencia de resolver la situación pero también como necesidad de mirar y revisar mi propia historia.

¿Fue difícil tratar un tema tan íntimo en su primer largometraje?
La mayoría de la gente me dice que es una película muy difícil para ser la primera pero yo no sentí eso. El proceso de escritura, de desarrollo, fue muy natural para mí. Creo que todo el proceso se vio como una necesidad interna muy fuerte más que como una película. El trabajo que hicimos en la sala de edición fue probablemente más analítico pero todo lo anterior fue muy visceral. 

¿El hecho de aparecer en la película no es “arriesgado”? ¿Como ha procedido?
Primero hay que aclarar que lo que se ve en la película siempre estuvo filmado por el director de la fotografía (Ramón Giger). Trabajé con él mucho tiempo antes de empezar el rodaje. Necesitaba que él entendiera mi manera de proceder, lo que realmente estaba buscando. Fue también necesario que él me enseñara sus competencias. Eso para acordarnos sobre un lenguaje común. La decisión de estar frente a la cámara fue seguramente arriesgada pero creo que fue una decisión honesta, una decisión que hace que yo tome completamente la responsabilidad de mi propia película. Tenía que tomar esta responsabilidad si quería explorar mi propia historia. 

¿Cree que el tema tratado puede pasar de lo personal, su situación íntima, a lo universal, es decir, la relación entre padres e hijos?
Creo que son las dos cosas. Por un lado la película es una terapia y yo no quisiera negarlo en ningún momento porque esa fue la intención inicial. Antes de considerar El tiempo nublado como una película para el público la vi como un ejercicio para mí, para resolver mis propias cuestiones internas. Pero desde que empezamos a mostrar la película ésta se volvió automáticamente universal. Al parecer la audiencia no me ve a mí sino que ve a su propia historia. La gente me habla después de las proyecciones y me cuenta su propia historia, lo que sintió viendo la película y como lo relacionó con su propia vida. Así creo que sí, la película tiene la capacidad de volverse universal.

¿El tiempo nublado es también una película que nos habla de la cultura latina, de la manera específica de relacionarse entre padres e hijos?
Interesantemente, cuando se me materializó la idea y la posibilidad de hacer la película ya estaba viviendo en Suiza, y supongo que el estar viviendo en ese país es un elemento que aporta mucho a mi visión, me empuja a comparar cómo me siento yo con respecto a mis padres y cómo se siente mi nuevo entorno con respecto a esa misma problemática. El relacionamiento emocional con el problema no es lo mismo. Entonces creo que sí, El tiempo nublado habla de una realidad, no sé si solamente latinoamericana, sino relacionada con todas las sociedades donde la familia tiene todavía un papel muy importante.

Lee también

Boletín

courgette oscar shortlist

Follow us on

facebook twitter rss

suspi_2016_web300x250