Después de nosotros (2016)
Belle dormant (2016)
Miséricorde (2016)
The Commune (2016)
Lady Macbeth (2016)
Crudo (2016)
The Fixer (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

“Una especie de comedia humana sobre hospitales”

email print share on facebook share on twitter share on google+

Thomas Lilti • Director

por 

- Hablamos con el el director francés Thomas Lilti sobre Hipócrates

Thomas Lilti  • Director

Popular tras haber cerrado la Semana de la Crítica en el 67° Festival de Cannes (leer crítica) y recientemente ganadora en el Festival de Angoulême, Hipócrates [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Thomas Lilti
ficha del filme
]
 llega ahora a las salas, distribuida por Le Pacte. Cineuropa ha aprovechado la oportunidad para conocer al director, Thomas Lilti, que, con su segunda película, consigue crear una lograda mezcla de entretenimiento y temas sociales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Por qué ha decidido ambientar su historia en el corazón de hospital público?
Thomas Lilti:
 Es en parte autobiográfico porque soy médico general y estudié medicina durante diez años. Ese es el porqué de querer contar la historia de los hospitales públicos franceses. Pero mi mayor motivación fue la de hacer una comedia humana sobre hospitales, contar las historias humanas, los hombres y las mujeres que pasan cerca de dos tercios de su tiempo en ellos. Mi ángulo inicial era el de ponerse entre las bambalinas del edificio, revelar lo que no ves cuando estás enfermo y te envían al hospital. No quise hacer lo que hacen las series de hospitales o hacer una cinta de género ambientada en uno, crear un thriller, una investigación policial, un culebrón o una historia de amor. Realmente quise quedarme entre los límites de la realidad.

La película trata un montón de temas, incluyendo algunos espinosos: intervenciones terapéuticas, el fin de la vida de un paciente, disfunción institucional, tener que recurrir a ambiguos médicos extranjeros, el deber profesional de cada uno…
Tienes poco más de 20 años, acabas siendo un médico residente, y estás completamente sobrepasado por lo que pasa: las batas blancas son demasiado grandes para los hombros de los médicos jóvenes. Los hospitales son lugares con muchas caras, en donde te puedes encontrar enfrentado a temas éticos y morales, como la muerte, obviamente, la enfermedad, las decisiones sobre los tratamientos, intervención terapéutica, negligencias médicas… Puedes ser enfrentado con todas esas cosas en un solo día. Esa es la vida diaria para los médicos, los enfermeros y los auxiliares. Si quieres hacer una película verídica sobre hospitales, una película realista, humana y generosa que retrate las dificultades que tienen lugar en esa profesión con afecto y ternura, pero a la vez con una mirada crítica, es imposible hacerlo sin tratar todos estos asuntos. Pero la película no es un documental, es una cinta de ficción en la que muchas cosas les pasan a los personajes principales interpretados por Vincent Lacoste y Reda Kateb. Todos estos temas están presentes, pero a menudo solo de manera insinuada, ya que ninguno de ellos ese el único centro de la película. No es ni una película que vehicula ningún mensaje en especial ni una que haga juicio alguno. 

¿Y sobre el punto de vista cómico?
Justo desde el principio, había esta idea de hacer una comedia dramática sobre hospitales que esperé que fuese conmovedora, humana y profunda. Pero a la vez, tenia que ser divertida. No siempre, porque eso es imposible, ya que no puedes librarte de toda la tensión con las risas. Pero necesitamos algunos elementos estrafalarios porque los hospitales son lugares en donde cosas muy diferentes coexisten (muerte, enfermedad, dolor y dificultades), pero en donde puedes encontrarte al minuto en plena relajación con los otros doctores, bromeando, hablando o arreglando el mundo. En el tono de la película, tenía que intentar hacer al público sentir exactamente lo que sientes cuando eres médico, esa brutal transición entre los momentos triviales y otros más preocupantes. Ello explica la mezcla de comedia y drama que quise inyectar en la cinta.

¿Fue fácil su financiación?
Lo más difícil al principio fue encontrar un productor que creyese en la idea de hacer una película sobre hospitales que se distanciase de lo que uno “espera” de ellas y que fuese realista. Al principio, daba miedo porque la gente pensaba que iba a hacer una película cruda. Después, algunos productores confiaron en mí (31 Juin Films), se escribió el guion, y eso abrió las puertas a financiarse bastante fácilmente.

¿Cuál es su próximo proyecto?
He escrito un guion, y espero rodarlo a principios de 2015 con los mismos productores. Será la historia de un médico rural en un páramo yermo, médicamente hablando, siguiendo a Hippocrates un poco en su tono, titubeando entre el drama y la comedia, alrededor de singulares aspectos humanos y enraizado en un problema social moderno.

(Traducción del francés)

Lee también

Boletín

courgette oscar shortlist

Follow us on

facebook twitter rss

suspi_2016_web300x250