The Other Side of Hope (2017)
Félicité (2017)
Orpheline (2016)
Tarde para la ira (2016)
Waldstille (2016)
On the Other Side (2016)
Paris La Blanche (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"Álex de la Iglesia es uno de nuestros referentes cinematográficos"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Esteban Roel y Juanfer Andrés • Directores

por 

- Compite en Sitges Musarañas, la ópera prima de Esteban Roel y Juanfer Andrés, un thriller rodado en interiores y producido por Álex de la Iglesia

Esteban Roel y Juanfer Andrés  • Directores

Esteban Roel, de 45 años, es mejicano, pero lleva 18 años viviendo en España. Juanfer Andrés, de 39, es manchego. Ambos no sólo han firmado los cortometrajes 036 y Es un buen chaval, sino que imparten clases en el Instituto del Cine madrileño. Su primer largo, Musarañas [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Esteban Roel y Juanfer And…
ficha del filme
]
, ha sido exhibido en Toronto y Austin antes de aterrizar en la Sección Oficial Fantàstic del 47° Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Llevan mucho tiempo formando pareja artística?
Esteban Roel: Desde hace años somos como una troupe: el mismo equipo con el que rodamos los cortos ahora está en Musarañas. También la coguionista junto a Juanfer, Sofía Cuenca, es una antigua alumna.
Juanfer Andrés: El film está basado en un corto que rodamos en la escuela hace años: nos planteamos hacer un proyecto barato y controlable, con pocos personajes y una sola localización, pues tendemos a la sencillez.

¿Cómo llegaron a colaborar con Álex de la Iglesia?
E.R.: Trabajamos con Carolina Bang, su mujer y coproductora aquí, en 036 y a través de ella Alex conoció el guión, vio que tenía posibilidades y dijo que quería una película grande; ayudó a convocar ese reparto tan potente: Hugo Silva, Luis Tosar, Macarena Gómez...
J.A.: Nos hemos sentido muy respaldados por Álex, que nos convocó porque vio cosas que le gustaban. Éramos fans suyos y es un referente cinematográfico para nosotros.

¿Han rodado en plató o en unos pisos reales?
E. R.: En pisos semiabandonados en Madrid. Se alquilaron dos, con la producción instalada en el de abajo. Se planteó construir un decorado, pero al final creo que las limitaciones de espacio han sido buenas: eso nos condicionó a narrar de una manera muy auténtica, porque el equipo estaba tan apretado como los personajes, aunque llegamos a movernos estupendamente allí dentro y hasta pudimos meter un travelling en el pasillo. Era muy laberíntico y varias de las paredes eran las originales, con esa solera. La casa, de donde no sale Montse, la protagonista, es otro personaje más.
J.A.: Por eso nos gustaba que fuera real y dar sensación de claustrofobia.

¿Por qué ambientarla en los años cincuenta y no en la actualidad?
J.A.: El guión, durante muchas versiones, transcurría hoy día...
E.R.: Pero vimos que, con los móviles y los GPS, si desapareces durante más de 24 horas, alguien te busca. En cambio, en aquella época, si un tipo no está en casa, es más creíble que una mujer pueda retenerle al menos cinco días, que es lo que narra la película.
J.A.: Además, una chica de 18 años, como el personaje de Nadia de Santiago, era una persona completamente distinta entonces a como lo es hoy. Era esencial, para que la trama funcionase, que las hermanas se necesitaran. Los elementos del guión funcionaban más en aquel tiempo: la enfermedad de Montse, la relación con la religión, el machismo impuesto por la propia familia...
E.R.: Además, creo que gana en estética, con el maquillaje, peinado, vestuario y energía de los personajes: ahora vivimos un tiempo de apertura; ayuda a que creas más una historia tan tremenda si transcurre entonces.

Lee también

Boletín

Bridging the Dragon

Follow us on

facebook twitter rss

CASI HECHO Home