Rester vertical (2016)
6.9 on the Richter Scale (2016)
Callback (2016)
Sámi Blood (2016)
Crudo (2016)
Belle dormant (2016)
Lady Macbeth (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"Los medios de comunicación moldean nuestra manera de pensar pero pocos sabemos cómo funcionan"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Christoph Hochhäusler • Director

por 

- Christoph Hochhäusler proyectó su nueva película, el thriller detectivesco The Lies of the Victors, sobre la manipulación de los medios de masas por parte de los lobbies, en Roma

Christoph Hochhäusler  • Director
(© Holger Albrich)

Cuatro años después de The City Below [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Christoph Hochhäusler
ficha del filme
]
(seleccionada en 2010 en la sección Un Certain Regard del Festival de Cannes), Christoph Hochhäusler vuelve a plantear un relato sobre los juegos de poder en The Lies of the Victors [+lee también:
tráiler
entrevista: Christoph Hochhäusler
ficha del filme
]
, su cuarto largometraje, proyectado en el 9º Festival de cine de Roma (del 16 al 20 octubre 2014), dentro de la competición Cinema D'Oggi. Fabian (Florian David Fitz) es un periodista de investigación que estudia, junto a la joven reportera Nadja (Lilith Stangenberg) un escándalo de vertido de residuos tóxicos. Justo cuando parece que ha dado con la pista definitiva, un falso informador (en realidad una agencia de comunicación encargada de tapar el escándalo) le hace llegar pruebas que confirman una versión distinta de los hechos. Al final las piezas acaban encajando, o eso parece. La historia acaparará las portadas, pero no será la verdadera.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿De dónde surgió la idea de esta historia?
Christoph Hochhäusler: Quería contar la historia de un periodista de nuestros tiempos en Berlín, un hombre que piensa que tiene el control pero que no lo tiene. De manera más general, esta película responde a mi interés por mostrar cuestiones contemporáneas que el cine alemán no suele tratar: estructuras, instituciones, el funcionamiento de las cosas. Mi película anterior estaba ambientada en el mundo de las altas finanzas. Quería hacer hincapié en algo que da forma a nuestras vidas sin que seamos conscientes de ello. Los medios de comunicación moldean nuestra manera de pensar pero pocos saben cómo funcionan realmente. Tenía un punto de vista específico, no quería hacer un documental.

Para la elaboración del guión, ¿te basaste en hechos reales?
Investigué mucho, cada detalle está vinculado a algo real que yo he reelaborado posteriormente. Hablé con miembros de grupos de presión que me contaron anécdotas de casos en los que se encontraron interfiriendo en la prensa porque suponía una amenaza. Al desarrollar el proyecto, el co-guionista Ulirch Peltzer y yo echamos mano en particular de una serie de casos reales como el escándalo de contaminación de Envio, la lucha de los lobbies por la regulación de sustancias químicas peligrosas (REACH) o el caso News of the World en Gran Bretaña.

No todo tiene una explicación clara en la trama. ¿Se trata de una manera de retar al público?
Filmamos algunas escenas que acabé por descartar porque sentí que no era necesario saberlo todo. Me llevó mucho tiempo encontrar el equilibrio justo entre complejidad y oscuridad. En la realidad no existen respuestas definitivas, no estamos al tanto de todo lo que pasa. Durante mi investigación, pasé una semana en Der Spiegel y los periodistas me explicaron lo siguiente: tienes que ser capaz de descubrir el 80% de lo que pasa, después de lo cual debes dar un salto de fe y decidir que aquélla es la verdadera historia... también puede suceder que te equivoques en ocasiones.

Humphrey Bogart y su célebre cita "¡Es la prensa, muñeca!" aparecen en la película:
No quería que fuera una referencia cinéfila. El cuarto poder es una película muy moderna que describe problemas actuales del periodismo. En Hollywood, las películas sobre periodismo son un género en sí, pero la obra de Richard Brooks es pesimista, ya que Bogart es el último héroe posible del periodismo. Pensé que sería irónico citar esta película.

¿Por qué el protagonista es un adicto al juego?
Porque para manipular a alguien tienes que conocer sus puntos débiles, ya sea una mujer, el juego o aficiones costosas. Todo es juego, y existen grandes jugadores y pequeños jugadores, como él.

¿Cómo escogiste a los actores que darían vida a esta pareja de cazadores de noticias: Florian David Fitz y Lilith Stangenberg?
No quería que estuvieran perfectamente compenetrados, que fuera amor a primera vista. Son actores muy diferentes. En Alemania se hace una gran distinción entre actores de teatro y de cine. Florian es un auténtico actor de cine, ha tenido papeles protagonistas en televisión en varias ocasiones. Lilith, por su parte, viene del teatro. Este contraste me parece interesante para retratar a un profesional sofisticado y a una novata libre de prejuicios.

Desde el punto de vista del estilo, vemos movimientos de cámara continuos, fluidos y repetitivos. ¿Por qué decidiste trabajar de esta manera?
Quería conseguir movimientos de cámara casi mecánicos. Hoy en día estamos sumergidos en un mundo de imágenes técnicas. Hay sensores en todas partes. Lo único que podemos hacer es interpretar este tipo de lenguaje. En algunos casos quería reproducir los movimientos aparentemente objetivos y carentes de perspectiva humana de un escáner. Los llamo "rastros de escaneado".

(Traducción del italiano)

Lee también

Boletín

courgette oscar shortlist

Follow us on

facebook twitter rss

suspi_2016_web300x250