Sieranevada (2016)
The Party (2017)
Verano 1993 (2017)
Tom of Finland (2017)
Barrage (2017)
The Nile Hilton Incident (2017)
Reparar a los vivos (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"Harold es un Don Quijote de nuestro tiempo"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Gunnar Vikene • Director

por 

- Cineuropa ha hablado con el director noruego Gunnar Vikene, que presenta su última película Here is Harold

Gunnar Vikene  • Director

Había una vez un pequeño vendedor de muebles... y un gigante de logo inconfundible abre una tienda justo delante de la suya. Arruinado y con el arma a punto, nuestro vendedor parte para Älmhult, Suecia, la localidad donde nació Ikea en 1943, decidido a vengarse. Plan de acción previsto: secuestrar al fundador de la empresa, Ingvar Kamprad. Así comienza la historia de Here is Harold (Her er Harold) [+lee también:
tráiler
entrevista: Gunnar Vikene
ficha del filme
]
, la última película del director noruego Gunnar Vikene, que Cineuropa ha entrevistado en un café de Grünerløkka, un barrio humilde y trabajador hasta hace poco, que la gentrificación ha convertido en el barrio de moda y un poco bohemio de Oslo. A dos pasos se encuentra Parkteatret, donde una vez al mes se proyectan en preestreno, en el marco de Blått Lerret (La pantalla azul), fragmentos de películas para el gran público, acompañadas de entrevistas en directo a actores y directores.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cómo nació Here is Harold?
Gunnar Vikene
: Hace mucho tiempo que sueño con hacer una película inspirada en una obra del escritor noruego Frode Grytten. He elegido Saganatt, trilogía de la que forma parte una novela muy breve, I morgon er det måndag (Mañana es lunes), en la que se basa mi película. Frode me ha dejado consultar sus documentos, utilizar sus recursos y me ha dado total libertad. Tuve un flechazo con Harold Lunde, ese personaje tan parecido a Don Quijote en su manera de luchar valientemente contra los molinos, pero también de querer encontrar una razón para vivir, una justificación a su existencia.

¿Por qué haber elegido al actor noruego Bjørn Sundquist para este papel?
Lo elegí por sus múltiples facetas, tiene un registro increíble. Antes incluso de empezar a escribir el guión ya sabía que Harold sería él o no sería nadie. Además aprecio en Bjørn, conocido tanto por sus papeles en el teatro como en el cine, su sabiduría y generosidad con todo el mundo.

¿Ha sido fácil encontrar al resto de actores?
En eso también tuve suerte, todos los que quería para mi película aceptaron. Mi forma de proceder había sido muy distinta para Vegas, mi anterior largometraje, para el que quería amateurs. Elegir entre los 4000 jóvenes que se presentaron a los castings no fue nada fácil.

¿No estuvo tentado de acudir a Ingvar Kamprad para interpretar su propio papel?
Y tanto que sí, pero no se le puede exigir a un hombre de ochenta y seis años rodar unas escenas tan exigentes como la del baño forzado en el lago helado.

¿Sin trucos?
Apenas. Chapotearon de verdad en el agua helada, Sundquist sin gorro y con calzado de ciudad. En realidad el frío ha sido prácticamente la única dificultad del rodaje: nos lo encontramos al norte de Suecia, más crudo de lo que preveíamos, -30° casi todo el tiempo. En cuanto a las escenas de la tienda de Harold, se rodaron en Åsane, cerca de mi ciudad, Bergen, justo delante de la tienda Ikea real. Y tanto allí como en los otros lugares, las imágenes se las debemos al director de fotografía Simon Pramsten.

¿Cómo podemos definir su película, una road-movie, una...?
Ante todo nada de etiquetas. Me gusta sorprender al público, rechazar las convenciones, las barreras, pero le doy también mucha importancia a lo implícito, a lo subyacente. Me gusta la gente y, lo reconozco, siento debilidad por aquellos que se equivocan, que se confunden de camino con toda su buena fe. Me hacen sonreír, reír incluso, aunque no me río de ellos. El humor casa bien con la ternura. Incluso Marny, la mujer de Harold, cuyo lenguaje no es muy fino que digamos, me despierta compasión. Si en esta película hablo de vejez, o más bien de envejecimiento, es para subrayar lo importante que es no deshacerse del pasado, y algo más importante todavía: seguir conociendo gente, salir adelante.

(Traducción del francés)

Lee también

Boletín

Emilia Romagna_site ES
Film Business Course

Follow us on

facebook twitter rss