Tarde para la ira (2016)
Orpheline (2016)
Félicité (2017)
Paris La Blanche (2016)
Waldstille (2016)
The Other Side of Hope (2017)
Noces (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"Quería establecer las reglas del juego"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Aik Karapetian • Director

por 

- Cineuropa habló con Aik Karapetian en el 18º Festival Black Nights de Tallin sobre su carrera, la industria cinematográfica letona y su concepción del cine de terror

Aik Karapetian  • Director
© Emilia Haukka

Aik Karapetian habla con Cineuropa sobre sí mismo, sobre el cine letón y su concepción del terror como género tras la selección de The Man in the Orange Jacket [+lee también:
crítica
entrevista: Aik Karapetian
entrevista: Roberts Vinovskis
ficha del filme
]
en la 18ª edición del Festival Black Nights de Tallin.

Cineuropa: Se está aclamando su película como una obra letona, pero usted nació en Armenia. ¿Se define como letón, armenio o una mezcla de ambos?
Aik Karapetian: Soy armenio pero me considero por supuesto un director letón, puesto que trabajo en Letonia. De hecho, aunque nací en Armenia, mis padres ya vivían en Letonia antes de que yo naciera. Por lo que no tengo una conexión tan fuerte con Armenia. Pero pienso que un buen director tiene que ser un artesano. La película debería ser mucho más importante que el director aunque ahora, especialmente en Europa, todos los directores quieren ser el número uno y ser más importantes que su película. Creo que el hecho de que se esfuercen más en crearse una imagen que en sus obras es uno de los grandes problemas de los directores de hoy en día. Yo lo que intento es aniquilar mi identidad y trabajar con la mente libre.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Cómo ve el futuro del cine letón?
En los últimos años el cine letón ha estado funcionando bien. Ha aparecido una nueva generación de directores que hacen películas muy personales y están empezando a tratar temas sociales o la manera en que la generación joven está intentando encontrar su lugar en la sociedad. Creo que es un periodo interesante para el cine letón, sin duda el más interesante de los últimos veinte años. Espero que no nos quedemos estancados sino que sigamos progresando y hagamos cosas todavía más grandes e interesantes.

¿Se siente influido por la tradición cinematográfica letona?
No sabría decir. Me apasionan muchos y muy diferentes estilos de cine. Aunque en general, mi mayor influencia viene del cine americano y francés, quizás los territorios más importantes para la historia del cine. Luego también está el Reino Unido, Italia o Rusia. Creo que el cine letón se está construyendo ahora mismo. Antes está el periodo soviético por supuesto, en el que había muchos tipos de cine distintos. Pero nunca antes se habían hecho películas realmente letonas.

¿Hay algún director francés o americano al que aspiraría a parecerse?
No. Hay muchos directores a los que admiro y quiero ser igual de bueno que ellos pero no quiero identificarme con nadie. Estoy haciendo mis películas. Lo que me motiva en todo momento es la esperanza de que mi próxima película sea buena.

En cuanto a la influencia de los géneros, ¿cómo describiría The Man in the Orange Jacket?
Con esto de interpretar los subgéneros solo quería establecer las reglas del juego. En los géneros, hay reglas que debes respetar, así que vi un montón de películas de terror hasta que empecé a comprender lo que me gusta y lo que detesto. Quedan sin duda algunos clichés, pero sin clichés sería imposible crear un género.

He intentado hacer una interpretación de un subgénero, algo como una película gore o un thriller psicológico. Algunas películas como Repulsión de Roman Polanski o El resplandor de Kubrick me sirvieron de inspiración. Son de esas películas en las que lo importante no es la narración sino la transformación de un personaje. Esa era la idea principal de esta película. Quería empezarla en el punto en el que normalmente las películas de terror acaban. Por eso creo que el público se sorprende transcurridos 15 minutos y piensa: "Así que la película tratará sobre este tipo, no sobre sus otras víctimas."

(Traducción del inglés)

Lee también

Boletín

Bridging the Dragon

Follow us on

facebook twitter rss

CASI HECHO Home