Después de nosotros (2016)
Belle dormant (2016)
Miséricorde (2016)
The Commune (2016)
Sámi Blood (2016)
Crudo (2016)
Lady Macbeth (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

“El punto de partida es la revolución digital”

email print share on facebook share on twitter share on google+

Günther Oettinger • Comisario de Economía Digital

por 

- BERLÍN 2015: La Berlinale ha sido el escenario perfecto para que Günther Oettinger, Comisario de Economía Digital, hable sobre la reforma de la propiedad intelectual y el mercado único digital

Günther Oettinger  • Comisario de Economía Digital

Günther Oettinger, nombrado recientemente Comisario de Economía Digital, se ha reunido con miembros de la industria cinematográfica por primera vez en ocasión de la Berlinale. Entre los temas tratados destacan la reforma de la propiedad intelectual y la posibilidad de un mercado único digital europeo. 

Cineuropa: La UE está preparando una reforma comunitaria de la propiedad intelectual, pero existen grandes diferencias entre los distintos países. ¿Cómo será posible lograr un mínimo común denominador sin amenazar la diversidad cultural?
Günther Oettinger: No queremos europeizar y centralizar todo lo relacionado con la propiedad intelectual. Pero los creadores pueden ser protegidos de la mejor manera en Europa, a nuestro modo. Hay reglas nacionales que han sido ignoradas por operadores activas fuera de Europa. Estamos preparando una propiedad intelectual para el sector digital que pueda ser protegida por ley. Los derechos de autor en Alemania son prácticamente nulos porque no son respetados por Google. Es por esta razón que el mercado único es nuestro principal punto de fuerza. Las compañías que quieren operar en Europa tienen que respetar nuestras reglas, entre ellas las leyes de propiedad intelectual digital. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Cómo van a conseguir que todos los participantes estén incluidos?
Hemos realizado muchas consultas y hemos considerado las preocupaciones de todos los integrantes de la cadena de valor: desde productores, editores, distribuidores y recaudadores hasta el consumidor.

¿Cuáles son los próximos pasos para la nueva ley de propiedad intelectual?
Vamos a hablar con los participantes durante las próximas semanas en varias mesas redondas para tener una propuesta de ley en verano u otoño, que será sometida a discusión pública de nuevo. Luego será el turno de que Consejo y Parlamento debatan la ley en sí. 

La industria cinematográfica europea genera gran parte de sus ingresos en mercados segmentados. Si territorios y fronteras desaparecen dentro de un mercado único, sólo las grandes compañías podrán sobrevivir. ¿Hasta qué punto es coherente con el principio de la UE de apoyar a las empresas de dimensiones pequeñas y medianas? ¿Pueden las empresas transnacionales generar los mismos ingresos que las nacionales?
El punto de partida no es una decisión política, sino la revolución digital. Ya no existe un mercado alemán, francés o polaco, sino uno global. La nueva generación ha dejado de ver el telediario a las 8, sino que más bien se crea un programa personal o elige contenidos de Netflix. Tenemos que reaccionar ante la revolución digital, que afecta a los consumidores y los integrantes del mercado del presente y del futuro. Nuestro objetivo es mantener el volumen de producción en Europa, lo cual incluye a las pequeñas y medianas empresas. No queremos introducir un mercado único que arrase con lo que hay. Por tanto, estamos en conversaciones con las asociaciones del sector para mantener su valor añadido. Es crucial que sean objetivos políticos, sino más bien los cambios tecnológicos que requieren una reacción.

Ha habido varios tentativos por parte de la Comisión Europea para eliminar las ventanas de distribución, como por ejemplo la iniciativa Cinema Communication. ¿Abandonar este sistema para adoptar el mercado único es una estrategia a largo plazo?
Deberíamos mantener todas las fuentes de financiación de que disponemos. Pero si lo vemos desde el otro lado, debemos aceptar el desarrollo tecnológico futuro. A través de mi presencia en los festivales de Berlín y Cannes, demuestro que valoro el futuro del cine europeo. Es una cuestión de empleo y de identidad cultural, pero queremos mantener sin que se americanice. 

Ya es muy difícil financiar el cine europeo a causa de la caída de las compras de derechos de antena, los escasos ingresos de vídeo bajo demanda y el exceso de producción. ¿No debería ser una prioridad mantener la cadena de distribución para conservar dicha fuente?
Por esta razón no cesaremos en nuestra financiación cinematográfica tanto a nivel europeo como nacional. Por otro lado, vamos a estudiar la manera de que el vídeo bajo demanda pueda entrar a formar parte de la cadena de entradas a través de la directiva “Servicios de comunicación audiovisual”. Aún no está claro si se va a dar con un impuesto y quién cargará con él. Estamos respondiendo a los cambios tecnológicos y queremos obtener todo el valor añadido que podamos. Pero no puedo garantizar que será así para las más de 1.000 películas que se hacen cada año. En cualquier caso, conservar la diversidad sigue siendo nuestro principal objetivo.

¿Habrá medidas de financiación para los sectores económicos que perderán su base a causa de la globalización? ¿Quedan lagunas en el ámbito de la información y la tecnología que puedan ser colmadas por las empresas europeas?
No deberíamos estar tan amargados. A fin de cuentas, hay más europeos que americanos. Con una estrategia clara, tenemos la opción de imponernos en el mercado digital. Ser pequeños no tiene por qué ser una desventaja. Tenemos que obligar a los americanos a que respeten nuestras reglas y tenemos que mejorar. Amazon, Google y Facebook podrían haber nacido en Europa, pero nos hemos quedado dormidos. Si lo haces así, puedes enfadarte y tener que empezar de nuevo. Lo bueno es que el mercado no es muy estable. Hace veinte años no existía Google y no sabemos si seguirá existiendo dentro de diez años. Gracias a compañías como Siemens o Nokia, hubo una época en que éramos líderes del sector de los móviles. En este sentido, la base son las start-ups y una estrategia digital europea con reglas para todos, a partir de la cual intentaremos ponernos al día. 

Las únicas que están ganando dinero en Internet son las compañías de telecomunicaciones, que están aprovechándose de los beneficios de los productores. ¿Qué medidas está valorando la UE para introducir impuestos de manera que estas compañías contribuyan a financiar el cine?
Las compañías de telecomunicaciones tampoco están ganando tanto dinero. El valor bursátil de la alemana Telecom está estancado. No hay nadie que se esté haciendo rico. Necesitamos dar con el justo equilibrio y conseguir una situación en la que todos puedan encontrar un hueco dentro de la cadena de valor. Necesitamos a las empresas de telecomunicaciones, siguen la regulación de la Agencia Federal de Redes, lo cual garantiza que existen beneficios, aunque no demasiados. Esperemos que estos beneficios sean reinvertidos en la red. Creo que hasta ahora el equilibrio ha sido bueno. Pero debe ser construido de una manera distinta porque la tecnología digital requiere una nueva relación entre el usuario y el creador.

¿La excepción cultural formará parte de las negociaciones del Área de Libre Comercio Trasatlántico?
Sí, será incluida.

(Traducción del inglés)

Boletín

courgette oscar shortlist

Follow us on

facebook twitter rss

suspi_2016_web300x250