A Ciambra (2017)
Happy End (2017)
The Killing of a Sacred Deer (2017)
120 battements par minute (2017)
The Square (2017)
Le Redoutable (2017)
Jupiter's Moon (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

“Ha sido una lección de tolerancia”

email print share on facebook share on twitter share on google+

Veronika Lišková • Directora

por 

- Cineuropa ha hablado con Veronika Lišková sorbe su documental Daniel's World con motivo de su presentación en la Berlinale

Veronika Lišková  • Directora

Tras su fantástico estreno en el Festival Internacional de Cine Documental de Jihlava, donde recibió el premio del público, Daniel's World [+lee también:
tráiler
entrevista: Veronika Lišková
ficha del filme
]
, de Veronika Lišková, sobre el tema de la pedofilia, fue presentada en la sección Panorama de la Berlinale. Todo un logro, teniendo en cuenta que la última producción checa seleccionada por el certamen berlinés fue Kawasaki’s Rose [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, de Jan Hřebejk, en 2010. El 19 de febrero, la cinta, que ha contado con el apoyo del Instituto del Cine Documental, aterrizará en la cartelera checa. Cineuropa ha aprovechado la ocasión para charlar con el director.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: La preparación y preproducción de Daniel's World ha requerido casi un año. ¿Tu principal fuente de información fue la web de la comunidad pedófila checa y eslovaca?
Veronika Lišková: Mi principal fuente de información fueron las confesiones privadas de pedófilos que había conocido en internet, así como entrevistas con sexólogos y expertos de la materia. La web que has mencionado me ha permitido seguir varios foros para miembros y conocer los temas de los que hablan. La preproducción se prolongó a causa de la búsqueda de un protagonista y del cierre del presupuesto, más que por la fase inicial de documentación.

Parece obvio que no quisiste poner demasiada información en tu película y más bien intentaste hablar sobre la pedofilia a través de la historia del protagonista. Sin embargo, ¿no sentiste la tentación de señalar que a veces entrenadores, artistas y demás personas a cargo de organizar actividades para niños podían ser pedófilos?
Claro que sentí esa tentación. Los mismos pedófilos mencionan con frecuencia una serie de figuras históricas. Hablamos sobre algunas de esas personas durante el rodaje con uno de los miembros de la comunidad, pero es precisamente la clase de información que había que eliminar. A parte de eso, quería que Daniel se defendiese por sí solo y no tuviese que apoyarse en autoridades respetadas sobre cuya orientación sexual hoy día sólo se puede especular.

El protagonista de la película, el joven escritor Daniel, nunca ha hecho daño a un niño y, como la gran mayoría de pedófilos, consigue reprimir sus deseos y mantener sus sentimientos hacia en un nivel platónico. ¿Por qué es tan difícil, incluso en una era tan tolerante como ésta, comunicar este mensaje al gran público? ¿El Estado, o quizás el Ministerio de Educación, debería tomar papeles en el asunto?
Me atrevo a decir que se debe sobre todo a los prejuicios de los medios de comunicación y a la necesidad de imponer etiquetas fáciles. Mientras los medios de comunicación sigan definiendo a todos los criminales de abuso infantil como pedófilos, es comprensible que la gran mayoría de gente no tenga otra fuente de información. La gente no puede saber que la gran mayoría de pedófilos nunca daña a nadie. Los niños tienen más probabilidades de ser maltratados por personas con una orientación sexual “normal” pero con algún tipo de problema de carácter. El riesgo real va de la mano de esta falta de información. Los padres no son capaces de juzgar quién puede hacer daño a sus hijos y quién está “seguro”. Temo que incluso los propios niños son educados así: “No hables con quienes te ofrezcan caramelos delante del colegio”. Ignoran que quien puede hacerles daño es un familiar. Y, ¿qué pasa con la idea de que no es necesario suicidarse si durante la adolescencia se sienten atraídos por alguien menor que ellos? Son cosas de las que no se habla para nada.

El rodaje de esta documental ha contribuido al “desarrollo personal, la identificación de las prioridades en la vida y hacer las paces con su identidad, no sólo sexual”, del protagonista. ¿Qué te ha dado a ti, desde el punto de vista personal?
En primer lugar, ha sido una lección de tolerancia y una toma de consciencia sobre la escasa información que tienen algunas personas, a pesar de la sociedad de información libre en la que vivimos. Además, el rodaje me ha permitido conocer gente extraordinariamente fuerte. Eran capaces de hacer frente a una orientación sexual muy complicada y no superar ninguna línea roja.

Tu película abre un debate profundo y se dirige tanto al gran público como a la gente que intenta convivir con la pedofilia. La película tiene su propia pagina de Facebook. ¿Qué otras formas de promoción tenéis previstas aparte de los festivales de cine?
El documental ha sido coproducido por la televisión checa. Creemos que, si decide emitirlo, llegará a un público distinto del de festivales. Al margen de eso, seguramente lo pondremos en una plataforma de vídeo bajo demanda. Aunque no es estrictamente educativo, haremos un tentativo de presentarlo en colegios, conferencias profesionales y centros de ayuda, o directamente a los grupos de pedófilos de la República Checa y el extranjero.

(Traducción del inglés)

Lee también

Boletín

Producers on the Move

Follow us on

facebook twitter rss

Filmitalia Cannes 2017