Home (2016)
El bar (2017)
Sage Femme (2017)
The Fixer (2016)
The Giant (2016)
Fiore (2016)
Brimstone (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

“La razón por la que hago películas es para comunicarme con la gente”

email print share on facebook share on twitter share on google+

Signe Baumane • Directora

por 

- Cineuropa ha hablado con la animadora letona Signe Baumane, que proyectó recientemente su primer largometraje, Rocks in my Pockets, en el festival Anima de Bruselas

Signe Baumane  • Directora

Cineuropa ha hablado con la animadora letona Signe Baumane, que proyectó recientemente su primer largometraje, Rocks in My Pockets [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Signe Baumane
ficha del filme
]
, en el Festival Anima de Bruselas.

Cineuropa: En la película, trata el viaje personal de su familia con la depresión, incluyendo el tuyo. Pero ha modificado ciertos detalles de la historia con fines dramáticos. ¿Podría decirnos como decidió qué cambiar y por qué?
Signe Baumane:
Cuando cuentas una historia, si te limitas a relatar un hecho detrás de otro, no estas contando una historia sino presentando una sucesión de hechos. Como narradora, no me preocupan los hechos en sí, sino llegar a la verdad. Mi visión es, por así decirlo, mi verdad subjetiva. Por lo tanto, incluso si en la película hay hechos reales, lo que cada personaje piensa o siente me parece más interesante. Así que, en el fondo, no pretendo decir que esto es lo que pasó en realidad, sino que solamente es mi visión sobre ello. Al contar una historia tienes que ser subjetivo, porque si intentas ser objetivo, no funciona. Además, intentas mantener el interés de los espectadores y para eso necesitas un arco dramático. Eso implica tener que obviar hechos que ocurrieron en la realidad pero que no sirven a tu fin.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Fue fácil incluir todos los hechos por igual o hubo detalles que le costó más poner?
Al principio empecé por escribir distintas formas en las que no me suicidaría. Sin embargo, aquello carecía de línea dramática. Así que cambie de tema y empecé a escribir sobre mi familia. Una vez que empecé, no pude parar. Más tarde, el director de teatro con el que estaba trabajando me pidió que explicase como se sentía uno cuando está deprimido. Al principio me negué. Pensé que a nadie le interesaría eso y además sabía que sería algo doloroso para mí. Pero el insistió asique decidí intentarlo. Me forcé a mí misma a ponerlo en palabras y efectivamente fue muy duro. Hubo momentos en los que, solamente al leerlo, me quedaba sin voz y empezaba a temblar. Lo mismo ocurrió durante la grabación. Pero al final, conseguí atravesar todo el proceso.

Tanto la película en sí como el tema tratado son bastante complejos. Sin embargo, a través de la manera en que narra la historia o incluso la entonación de su voz al narrarlo, el tono es totalmente expresivo y fácilmente accesible para todo el mundo. No hay nada “críptico” en su acercamiento al fenómeno de la depresión. ¿Hay alguna razón para ello?
Siempre queda algo que no es comprensible alrededor de la depresión. Pero la razón por la que hago películas es porque quiero comunicarme con la gente. Intenté describirlo de la mejor manera posible y, sin embargo, siempre hay algo que escapa al entendimiento. Nunca sentí que la hubiese explicado al cien por cien. Pero a pesar de eso, quiero ser clara y quiero llevar a los espectadores por un camino en el que no se sientan perdidos. Ya estamos suficientemente perdidos en la vida en general, ¿por qué iba nadie a querer estar perdido también en una película? Creo que hay personas que hacen películas con la intención de que la gente se pierda, pero yo no soy ese tipo de cineasta. Quiero que la gente sepa donde está. Ese es, de hecho, el único punto en el que puedes realmente contarles algo de verdad.

¿Cuáles han sido las principales influencias en su estilo visual, no solo en Rocks in my Pockets, sino en toda su obra en general?
Bueno, en primer lugar, un cierto tipo de ilustración en la Europa del Este. Existe toda una tradición en países como Lituania, Letonia, Estonia, Hungría, Republica Checa o incluso en Alemania del Este. Tenían esta tradición visual que se ajustaba a la doctrina soviética, pero en realidad, contenía elementos totalmente subversivos. Podías apreciar la ironía que se escondida en esos carteles cuando los mirabas fijamente. También hacían un uso muy particular de las metáforas visuales, lo cual es muy propio de Europa del Este. Otra influencia fue, por supuesto, Jan Švankmajer. Pero también otros dos ilustradores fantásticos: uno es Stasys Eidrigevičius, de quien aprendí que no tienes por qué ilustrar cada palabra sino que lo que tienes que hacer es contar una historia visualmente. Y por supuesto, Bill Plympton, porque me enseñó cómo hacer películas de forma muy rentable, y me ayudo a no tenerle miedo al humor. Como Europeo del Este puedes tender mucho a la solemnidad. 

Su película fue seleccionada para representar a Letonia en los Oscar. ¿Qué significan los Oscar para usted?
Siendo totalmente honesta, no creo que trabaje pensando en los Oscar. Pienso que si soy totalmente fiel a mí misma, mis películas nunca estarán ni siquiera cerca de la nominación, porque creo que mi trabajo pertenece a otro mundo. Así que cuando Letonia seleccionó Rocks in my Pockets, me sorprendió muchísimo. Incluso sabiendo que la película nunca podría ganar un Oscar, quería que fuese nominada por el efecto que ello tendría en el gran público. ¡Quiero que la gente vaya al cine y vea mi película! Si ésta es la única manera de hacerles venir…

(Traducción del inglés)

Lee también

Boletín

CASI HECHO Home

Follow us on

facebook twitter rss

Doc Spring