En cuorpo y alma (2017)
Laissez bronzer les cadavres (2017)
Beauty and the Dogs (2017)
The Square (2017)
Handia (2017)
Valley of Shadows (2017)
Spoor (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

“Las películas apelan a la parte estúpida o inteligente del público”

email print share on facebook share on twitter share on google+

Zoe Berriatúa • Director

por 

- Cineuropa habla con el actor y director Zoe Berriatúa, que debuta en el largometraje con Los héroes del mal, en competición en el Festival de Málaga

Zoe Berriatúa  • Director

El hasta ahora actor, cortometrajista y autor de cómics Zoe Berriatúa, debuta en el largometraje produciéndose, junto a Álex de la Iglesia, Los héroes del mal, una brutal, libre y arriesgada película sobre iniciación y violencia juvenil. La cinta forma parte de la competición oficial del 18° Festival de Málaga (del 17 al 26 de abril). Cineuropa habla con él.

Cineuropa: Viendo tu película, uno se queda clavado en la butaca, sin poderse mover...
Zoe Berriatúa: Claro, porque es una película inquietante: soy un poco kamikaze y me gusta que haga pensar a los espectadores, porque no creo que los haya listos o tontos, sino que las películas apelan a la parte más inteligente o más estúpida de ellos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Qué te llevó a contar esta historia tan, por decirlo suavemente, “especial”?
Los héroes del mal está basada en situaciones autobiográficas magnificadas, por supuesto: todos hemos tenido amigos locos y excéntricos en la adolescencia. Recuerdo la sensación de desamparo legal cuando una persona, que no sabes si está enferma mental, está amenazándote. Porque... ¿qué puedes hacer contra un criminal menor de edad si va a salir a la calle a los 18 años? Nada: esta sensación germinó esta película desde mi adolescencia, porque tuve algunas malas compañías.

Al presentar tu película, dijiste que es un film sin concesiones.
Hay dos vías: ruedas algo comercial, para hacer dinero, donde eres un productor más que un director, o haces una película personal, a fondo. Creo que un buen film siempre es comercial; lamentablemente, las buenas películas en España pasan desapercibidas, pero he tenido la fortuna de tener de padrino a Álex de la Iglesia, que está tan loco como yo, o más, y es de los escasos productores que quiere hacer la película que le gusta, no la que puede vender. Y esto es algo único. Mis productores (Álex, Carolina Bang y Kiko Martínez) han sido respetuosos y me han dejado rodar lo que quería, se han limitado a sugerir y siempre la última decisión fue mía.  

Antes de tu primer largo, has actuado, dirigido cortometrajes y escrito cómics...
Desde niño siempre quise dirigir, dibujar, contar mis historias. Ser actor fue una manera de faltar al colegio de forma remunerada: era muy feliz, porque se trataba de jugar. He disfrutado mucho siendo intérprete, pero no estoy enamorado de esa profesión: mi vocación es construir historias. He tenido que esperar diez años para rodar esta película, pero en ocho puedes mejorar bastante un guión, incluso ritmar ese guión con la música clásica que me interesa. El guión está escrito para que coincida conforme a los momentos de las piezas musicales.

¿Coreografías las escenas?
Voy midiendo los tiempos para planificar esa coreografía. Es como hacer un musical, pero con un ritmo y un tono específico. Ese es el trabajo del director, que debe estar pendiente de eso: si no, se puede ir, puede rodar la película el equipo. He actuado con directores importantes que se podían haber ido y haber dejado al equipo que hiciera su trabajo sin que él estuviera molestando: no se trata de “dilo más alto o más bajo” o a ver si en esta toma no se enfila la sombra de este actor con la de otro. Estoy harto de ver realizadores, pero no directores.

¿Qué opina tu padre, Luciano Berriatúa, ese gran hombre de cine?
Nos parecemos mucho. Cuando no tengo perspectiva, se lo enseño, porque es un yo con más experiencia, cultura cinematográfica y más inteligente. Mi amor por la música la heredé de él. Esta película es una venganza personal: he visto a mi padre empezar más de diez películas sin acabar. Él me ha enseñado todo lo que sé, pero yo no quería hacer cine de guerrilla, como él, sino con medios.

Boletín

WTW Documentaries
EPI Distribution
LIM

Follow us on

facebook twitter rss