The Fixer (2016)
Compte tes blessures (2016)
Angle mort (2017)
Réparer les vivants (2016)
La bahía (2016)
American Honey (2016)
6.9 on the Richter Scale (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"Mostrar un dúo cómico formado por Bouli Lanners y Wim Willaert, el payaso blanco y el Augusto"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Guillaume y Stéphane Malandrin • Directores

por 

- Cineuropa ha hablado con Guillaume y Stéphane Malandrin, que han preestrenado en el Brussels Film Festival la segunda cinta que han co-dirigido, Je suis mort mais j’ai des amis

Guillaume y Stéphane Malandrin  • Directores
Stéphane y Guillaume Malandrin

Con Je suis mort mais j’ai des amis [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Guillaume y Stéphane Malan…
ficha del filme
]
, una comedia de bromas inocentes protagonizada por un atractivo dúo cómico (Bouli Lanners y Wim Willaert), los hermanos Guillaume y Stéphane Malandrin se alejan de la vena sombría y psicoanalítica de su ópera prima para lanzarse a por el gran norte canadiense.

Cineuropa : ¿Cómo surge el proyecto?
Guillaume Malandrin : Después de Où est la main de l’homme sans tête, un thriller psicoanalítico especialmente oscuro, queríamos dirigirnos hacia la comedia. Nos apetecía explorar la ligereza, divertirnos y, sobre todo, compartir nuestro humor en la gran pantalla, ya que es un aspecto de nuestra personalidad que todavía no habíamos cultivado en el cine. Queríamos salir del noir para ahondar en la risa luminosa.
Stéphane Malandrin : También queríamos hacer una película más simple y más simplemente que Où est la main, que tiene una construcción a base de flashbacks bastante compleja . Queríamos hacer una película con nuestros amigos, una película graciosa. Si bien la concepción ha resultado más simple, no podemos decir que haya sido más fácil sacarla adelante, hemos tardado lo mismo en financiarla. Pero quizás ahí reside la dificultad de hacer una comedia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¡Sobre todo tratándose de una comedia de autor!
S.M. :  Aunar emoción y diversión, al tiempo que se exploran también líneas jocosas, burlescas, bromistas o grotescas, ha sido un verdadero reto. Queríamos escribir una historia de amistad, inspirarnos de lo que conocíamos.
G.M. : También teníamos el deseo de mostrar un dúo cómico formado por Bouli Lanners (Yvan) y Wim Willaert (Wim), una suerte de payasos, el payaso blanco que intenta hacer cosas serias en la pista de circo y este Augusto que se obstina en chafárselas y en contrariarle provocando con su torpeza la ira del payaso blanco. Nos apetecía trabajar en este registro e inspirarnos asimismo de la dinámica de Laurel & Hardy, o de los grandes modelos cómicos que nos encantan como Louis de Funès y Bourvil.

Deducimos que la música ha jugado un papel crucial en el proceso de creación, ¿cómo lo habéis abordado?
S.M. : Antes de rodar, solo teníamos las canciones del grupo, que son composiciones originales. Sabíamos que queríamos rock francés y punk francófono. Podíamos haber metido a los Ramones o a los Sex Pistols (a pesar de los costes), pero dimos con un editor especialista en el tema, Born Bad Records creado por Jean-Baptiste Guillot, una figura clave del rock independiente francés que se ha hecho con todos los derechos de los grupos de los ochenta. De hecho, podría perfectamente ser un personaje de la película.  Él nos ha proporcionado toda la música excepto la canción de Jean Yanne del principio de la película, Coït. Es una canción que nuestro amigo, el actor Jacky Lambert, escucha mucho y nos ha gustado su humor malote que se pasa de la raya, pegaba muy bien.

¿Ha resultado fácil producir la película?
S.M. : La cinta ha tenido un recorrido complicado. Primero la desarrollamos en el marco de La Parti, una compañía donde trabajaba como productor junto a Philippe Kaufmann y Vincent Tavier, pero la aventura de La Parti terminó con la producción a medias. Así que nos pareció más productivo empezar de cero con otra compañía. Nos inclinamos por Versus, creamos una pequeña empresa (Altitude 100) y permanecimos como coproductores de la película. Pero también tuvimos que empezar de cero con los coproductores franceses y canadienses. Al final, el estreno es un 95% belga, aunque el productor francés también se ha implicado mucho y nos ha conseguido una distribuidora genial (Happiness). También nos dimos cuenta de que cuando se tiene un presupuesto medio (en este caso 1,2 millones de euros), resulta difícil conciliar algunas ayudas regionales, especialmente la de SODEC y de Wallimage, que tienen las mismas exigencias en términos de gastos. Al final resultó incluso más complicado pero lo que concebimos como una comedia ligera no ha sido nada fácil de sacar adelante. Pero lejos de disuadirnos, acabamos de empezar a escribir una nueva comedia. 

(Traducción del francés)

Lee también

Boletín

EAVE Home

Follow us on

facebook twitter rss

filmitalia_site