Tarde para la ira (2016)
Paris La Blanche (2016)
Félicité (2017)
Waldstille (2016)
The Other Side of Hope (2017)
Noces (2016)
El bar (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

“La mejor manera de obtener financiación es tener 90 páginas de texto”

email print share on facebook share on twitter share on google+

Slávek Horák • Director

por 

- KARLOVY VARY 2015: Cineuropa ha charlado con Slávek Horák sobre su debut, Home Care, y sobre su paso de la publicidad al cine

Slávek Horák  • Director

El realizador Slávek Horák ha pasado recientemente de la publicidad, donde acumulaba una gran experiencia, al largometraje de ficción. A sus 40 años, ha escrito, dirigido y producido Home Care [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Slávek Horák
ficha del filme
]
, un drama esperanzador sobre la enfermedad que ha sido presentada en la competición oficial del Festival de Karlovy Vary. Cineuropa ha charlado con él sobre su proceso creativo y la mejor manera de financiar sus largometrajes para jóvenes debutantes. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Parece adivinarse la llegada de una nueva generación de directores checos. ¿Cuál es tu opinión?
Slávek Horák: He intentado hacer las cosas lo más distintas posible con respecto al acercamiento común en la República Checa, los estereotipos de la estética de la película que hace que todas las películas parezcan tan locales. No conozco otros debuts u otros directores. No somos un grupo heterogéneo y todo el mundo intenta sacar adelante su película por su cuenta. En cualquier caso, las condiciones para ello son estupendas, gracias al Fondo Estatal para el Cine, la Televisión Checa y el Fondo Eslovaco para el Audiovisual, que financiaron mi proyecto basándose únicamente en el guión, a pesar de que no me conocían en absoluto y no tenía experiencia en el cine. El guión les gustó hasta el punto de que no tuvieron problemas en asumir el riesgo y darme todo su apoyo. Gracias a ello pude hacer mi película sin concesiones y espero que la selección en el concurso de Karlovy Vary le haya resultado satisfactoria. Los coproductores privados, Fog’n’Desire Films, Sokol Kollár y Svoboda&Williams, tuvieron la misma reacción. Todos se unieron al proyecto no porque pensasen que sería un éxito comercial, sino porque quería que el guión llegase al cine. Todo el mundo estaba concentrado en la película y manifestaron su apoyo económicamente, dando lugar a las mejores condiciones para hacer Home Care.

Tienes mucha experiencia en la publicidad y los cortos. ¿Cuándo tomaste la decisión de dirigir un largometraje y cuál fue la causa?
Llevo fantaseando con la idea de hacer un largometraje desde que mi época de estudiante, aunque era consciente de que no era lo suficientemente maduro. No querría ver la película que había hecho cuando tenía veinte o treinta años- Hace dos años, empecé a sentir que la espera de mi madurez podía durar toda mi vida y que no tenía sentido, así que me puse manos a la obra, pensando que maduraría a lo largo del proceso. ¡Ahora me doy cuenta de que me hará falta un buen montón de estos procesos!

¿Cómo surgió la idea de Home Care?
Pasé mucho tiempo pensando en qué tema sería adecuado para mi debut. Me retiré a pensar a la casa de campo de mis padres, para conseguir algo de paz y tranquilidad mientras escribía, pero mi madre no hacía más que interrumpirme con sus extrañas e interminables historias del trabajo. Trabajaba como enfermera y es una manera para conocer mucha gente curiosa. Ahora es fácil de verlo, pero me costó algo de tiempo darme cuenta de que la mejor idea estaba delante mía, en el personaje de mi madre. 

¿Puedes hablarnos sobre la financiación de la película?
Lo más curioso es que la financiación fue la parte más sencilla. Todo el mundo pensaba que el guión merecía apoyo y simplemente afinamos los detalles de las condiciones de coproducción. La clave de esta facilidad en obtener la financiación necesaria fueron los dos años empleados en escribir el guión, a lo largo de los cuales compusimos el producto final, para lo cual contamos con la ayuda de los dramaturgos Jan Gogola y Jaroslav Sedláček, de la televisión checa, y del coguionista Rudolf Suchánek. Fue una experiencia muy educativa como productor en sus inicios. A pesar de las teorías de conspiración, aprendí que la mejor manera para obtener financiación era tener 90 páginas de texto que provoquen el deseo de verlas convertidas en cine. El proceso es tan sencillo porque un buen guión destacan por encima de la gran masa de textos, aunque no haya un gran nombre detrás de él.

(Traducción del inglés)

Lee también

Boletín

CASI HECHO Home

Follow us on

facebook twitter rss

Doc Spring