Un minuto de gloria (2016)
The Party (2017)
Que Dios nos perdone (2016)
El otro lado de la esperanza (2017)
Sage Femme (2017)
Une vie (2016)
Out (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"Quería ganarme al espectador con una dirección elegante"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Antoine Cuypers • Director

por 

- Cineuropa entrevista al joven director belga Antoine Cuypers, que presenta su primer largometraje, Préjudice

Antoine Cuypers  • Director
(©Sarah De Coninck/FIFF)

Presentada en el Festival Internacional de Cine Francófono (FIFF por sus siglas en francés) de Namur, Préjudice [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Antoine Cuypers
ficha del filme
]
es el primer largometraje de Antoine Cuypers, joven director belga que se hizo notar en 2012 con su corto A New Old Story. Préjudice es un drama familiar, una variación del tema de la cena de familia, que nos hace reflexionar sobre nuestra definición de la normalidad. Frente al hermano medio loco, marginado por el quórum familiar que forman la madre autoritaria, el padre fantasmagórico, el hermano ausente y la hermana frustrada, nos preguntamos: ¿no se es siempre un loco a los ojos de alguien? Entre el formalismo deliberado y las crisis de histeria familiar, Antoine Cuypers explota las reglas del género y disfruta visiblemente jugando con las herramientas del relato cinematográfico. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿De dónde viene la idea de la película?
Antoine Cuypers: Comencé a escribir, junto con Cédric Eeckhout, un cómico con el que ya había trabajado, con la idea de que el proyecto pudiera llevarse a cabo con un presupuesto pequeño. Tenía ganas de hablar sobre la familia, pero también sobre la normalidad, y, por qué no, usar la forma de la tragedia griega. Esto parecía ir bien con las limitaciones del bajo presupuesto. También nos inspiramos en algunas noticias de sucesos. Estábamos tardando más de lo previsto, y en un momento dado tuvimos que abandonar el planteamiento del presupuesto pequeño.

Al pasar del bajo presupuesto al presupuesto clásico, ¿hubo cambios en la escritura del guión?
Conservamos la misma estructura, pero pudimos ahondar más, profundizar en las posibilidades del relato. En la primera versión, el eje del relato era sobre todo la venganza de Cédric, era una película menos coral. El tiempo dedicado a la escritura no ha sido en absoluto desperdiciado, pues hemos podido, entre otras cosas, añadir más puntos de vista, de manera que el espectador acabe tomando partido. 

Aunque no se puede discutir que Cédric está verdaderamente loco, este personaje nos hace plantearnos que todos estamos locos a los ojos de alguien. Es un poco lo que significa la palabra "prejudice" en inglés (perjuicio).
Sí, es cierto que el significado inglés enriquece el título. El nombre viene de una expresión del derecho que se me había quedado en la mente: perjuicio, un daño grave difícilmente reparable. Evidentemente, el personaje de Cédric también plantea la cuestión de quién es el perjudicado y quién el perjudicial. Entre los espectadores, hay reacciones diametralmente opuestas: algunos empatizan mucho con la madre, otros la consideran un completo monstruo. Esta cuestión conecta con el fondo de la gente, con sus valores, sus convicciones y su propia situación familiar, que a veces resulta esclarecedora. 

Además de los diferentes miembros de la familia, la casa es como un personaje más, ¿no?
Era uno de nuestros objetivos. Ya en la carta de intención, la casa aparecía en el reparto, hablábamos de ella como si fuera el noveno personaje. Quería que se sintiera la influencia de la casa sobre los personajes, que se viera que no es solo un lugar por el que circulan: la casa les impregna. Nuestro escenógrafo ha trabajado mucho para darle ese aspecto orgánico al espacio. He querido también dar la impresión de que la escena tiene una tapa que se puede quitar, como si fuera una casa de muñecas.

El film tiene un lado muy formalista: la forma dice casi tanto sobre el estado de ánimo de los personajes como sus acciones, gestos o diálogos.
Mi escritura es de por sí bastante visual. He trabajado junto a un novelista, nos complementamos bastante bien el uno al otro. Yo no puedo escribir una escena si no la visualizo del todo, y muchas veces eso ya no es escritura sino dirección. Tenía sobre todo muchas ganas de disfrutar, no quería ponerme limitaciones. ¡Hasta me he permitido hacer varias tomas a cámara lenta! He buscado una dirección elegante que se ganara al espectador. En la postproducción del sonido, hemos querido probar cosas, tomar riesgos. 

(Traducción del francés)

Lee también

Boletín

Emilia Romagna_site ES
Odessa site
Film Business Course

Follow us on

facebook twitter rss