Tarde para la ira (2016)
Orpheline (2016)
Félicité (2017)
Paris La Blanche (2016)
Waldstille (2016)
The Other Side of Hope (2017)
Noces (2016)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"Es fascinante ver cómo coexisten la naturaleza y la civilización, lo primitivo y lo tecnológico"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Pål Øie • Director

por 

- Cineuropa entrevista al director noruego Pål Øie, cuya última película, Villmark 2, se ha estrenado en los cines de su país

Pål Øie  • Director

Villmark 2 [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, del director noruego Pål Øie, fue proyectada por primera vez en la inauguración del Festival de Cine de Montaña en Gjendesheim, ante numerosos espectadores, en su mayoría jóvenes, que acudieron a ver esta película de terror. Tras una velada vibrante al aire libre, la noche, pasada en la tienda de campaña, fue muy tranquila, sin que aparecieran trolls ni bestias salvajes, quizás para gran decepción de los aficionados a las sensaciones fuertes no ficticias. Esto sucedía el pasado 11 de septiembre. El día anterior, Cineuropa se había entrevistado con Pål Øie en un café —muy civilizado— de Oslo. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Villmark (Dark Woods) se estrenó hace doce años. Esta película tenía un final abierto.
Pål Øie: Sí, hacía mucho tiempo que quería continuar la historia. Ideas no me faltaban, pero no pasaba a la acción. El lazo que me une a la naturaleza es muy fuerte. En un momento dado, volví al misterioso lago que aparece en la película, y me enteré de que se iba a demoler Harastølen, un edificio grande y blanco, a gran altura, de difícil acceso, que se encuentra cerca del lago. Me pareció un lugar increíble en todos los sentidos, con un   enorme potencial plástico. El lugar se apoderó de mí, y en seguida comencé a escribir el guión, que luego completó Kjersti Rasmussen. Antes de cualquier demolición, es imprescindible, como es bien sabido, eliminar todos los elementos tóxicos, especialmente el amianto y el mercurio. En Villmark 2, en el momento en el que se está limpiando la imponente casa —que en la realidad ha sido, sucesivamente, sanatorio, hospital psiquiátrico y centro de acogida para refugiados—, esta se convierte, paradójicamente, en una amenaza. Me parece fascinante ver cómo coexisten la naturaleza y la civilización, lo primitivo y lo tecnológico. El ser humano actual está enfrentado con las fuerzas de la naturaleza, para lo bueno y para lo malo. Esto da que pensar. 

Al igual que en Dark Woods, el argumento gira en torno a cinco personajes.
Exacto. Tengo que decir que no es indispensable haber visto Dark Woods para comprender Villmark 2, cuya heroína es Live, interpretada por Ellen Dorrit Petersen. Anders Baasmo Christiansen, actor bien conocido en Noruega, interpreta a Ole, uno de los responsables de la limpieza del viejo sanatorio. Es un verdadero placer trabajar junto a cómicos con experiencia teatral. Como en la mayoría de mis películas, hay un actor sueco en el reparto, en este caso Tomas Norström.

¿Ha sido largo el rodaje?
35 días en total, de los cuales 20 los hemos pasado en Budapest, donde ya había estado tres veces para la búsqueda de localizaciones; allí tenía que dirigir un equipo de 75 personas. No fue fácil. En Noruega mi trabajo ha sido mucho más sencillo: rodaje con luz natural y un equipo reducido, sin dobles. Han hecho falta más de tres años para terminar la película: conciliar las ambiciones y los medios de que uno dispone requiere tiempo y paciencia. 

Tienes una sólida formación universitaria, especialmente en música.
Sí, yo toco la batería, he tocado en varios grupos de pop y rock, y últimamente he estado tocando con mis viejos amigos de Stranda, mi ciudad natal, a la que me siento muy unido, aunque viva en Bergen desde hace treinta años. Estos conocimientos musicales me han ayudado mucho en mi trabajo como director, por ejemplo a la hora de elegir los ruidos y efectos sonoros, algo clave para crear una atmósfera. A este respecto, el papel jugado por el ingeniero de sonido Hugo Ekornes y el compositor Trond Bjerknes ha sido imprescindible. Mi sentido del ritmo y de la musicalidad me ha sido muy útil también a la hora de montar para darle a la película el aliento, el tempo que yo deseaba. Por primera vez, contra mi costumbre, he estado todo el rato sentado detrás del montador Sjur Aarthun, encargado también de la fotografía.

¿No confiabas en él?
Al contrario, nos entendemos muy bien: incluso hemos creado, junto al productor Einar Loftesnes, nuestra propia productora, Handmade Films in Norwegian Woods. Pero... es verdad que con las innovaciones técnicas y las opciones que te da trabajar en digital, el montaje es en conjunto más sencillo y mucho más barato, ya que se puede trabajar con ordenadores portátiles. Al mismo tiempo, al ser más precisas las revisiones, y más rica la paleta de matices, tomar decisiones puede ser más difícil, sobre todo porque mi perfeccionismo siempre está latente. De ahí el interés de una estrecha colaboración con el montador. Hemos hecho en cinco meses el trabajo que normalmente se hace en dos; de todas maneras, montar, aunque sea agotador, es apasionante.

(Traducción del francés)

Boletín

Bridging the Dragon

Follow us on

facebook twitter rss

CASI HECHO Home