Son of Sofia (2017)
Le Redoutable (2017)
The Square (2017)
A Ciambra (2017)
Ava (2017)
Western (2017)
Les Fantômes d'Ismaël (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

“No me gusta que alguien decida sobre el intelecto del espectador”

email print share on facebook share on twitter share on google+

Pere Vilà • Director

por 

- Entrevista con Pere Vilà, director de L'artèria invisible, que compite en la sección oficial de la Seminci 2015

Pere Vilà  • Director

El cineasta de Girona Pere Vilà compite por segunda vez en la sección oficial de la Seminci con L'artèria invisible [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Pere Vilà
ficha del filme
]
, tras hacerlo en 2012 con La lapidation de Saint Etienne [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, premio FIPRESCI en aquella edición. Cineuropa ha podido charlar con él.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Con L'artèria invisible regresas a la Seminci...
Pere Vilà: Sólo tengo cuatro películas y el único festival que me ha acogido dos veces en competición ha sido éste, con lo cual me siento bien aquí y necesito este respeto e interés por lo que hago, porque levantar un proyecto es un proceso largo donde te llevas muchos palos; así que acabarlo y poder venir a Valladolid y que se llene la sala -más allá de que guste la película o no, eso es otra cosa- es algo que valoro mucho.

Además, estás implicado en la producción.
El film lo producen Televisió de Girona, DDM Visual y yo como Manium Produccions. Es un producto de Girona, se rodó allí y así la parte de producción que puedo aportar yo, no económica, consiste en controlar el espacio y no perderme. Los presupuestos son ajustados y me ayuda a controlarlos buscar localizaciones que estén cerca unas de otras. También está sentirme en casa rodando: he filmado planos a cien metros de mi casa. 

En pantalla no logramos identificar esa ciudad ¿has jugado con ese vacío?
Sin duda. Sé que a veces a la propia ciudad le gusta que aparezcan elementos identificables, pero no los necesitaba para esta historia. Incluso los exteriores son periféricos: buscaba que pudiera ser cualquier sitio. Aunque los informativos de la televisión que miran los personajes nos sitúan en España, y la lengua que hablan -el catalán- nos sitúa en Cataluña, para alguien que vea la película en un festival internacional tiene que ser lo más universal posible y, al mismo tiempo, lo más individual posible para él. Eso busco: que el espectador pueda ver la película sintiendo que le ha tocado de algún modo, se ha identificado tanto que incluso se ha incomodado. Por eso era importante la generalización.

¿Tiene ya L'artèria invisible distribución y fecha de estreno en España?
El 4 de diciembre lo hará en Girona y Barcelona, y seguramente después en Madrid; ya lo he hablado con una sala. Eso lo vamos a gestionar las productoras, moveremos la película nosotros, buscando espacios y gente que va a tratarla de un modo concreto: no es que este tipo de cine necesite nada especial, porque no tendría que ser así, pero no me gusta que unos pocos -una televisión o un distribuidor- puedan decidir sobre el criterio, la opinión e incluso el intelecto del espectador. Yo sí creo en el intelecto del espectador y sé que cualquier persona puede ver mi película. Si no la aguanta entera, que aguante un trozo, pero seguro que habrá algo que le llegue porque, en definitiva, yo hablo de seres humanos y la película va destinada a que la vean seres humanos: algo tiene que haber de conexión y yo lo voy a buscar. Es muy gratificante que se te acerque el público y te comente qué les ha parecido tu película.

Por cierto, dedicas L'artèria invisible a Truffaut...
La primera, Pas a nivell, se la dediqué a Joaquim Jordà, porque fue profesor y amigo mío, y a Tarkovski, porque su sombra siempre ha estado en mí. La siguiente (La lapidation de Saint Étienne) se la dediqué a un familiar con cáncer, porque se ajustaba a lo que contaba. La fossa la dediqué a Theo Angelopoulos, a quien conocí. Y ésta, a Truffaut, porque me gustan muchas películas suyas que no son las más famosas, como La piel suave, que me parece muy triste, y La habitación verde, que va también en mi línea.

Lee también

Boletín

Cannes NEXT

Follow us on

facebook twitter rss

Swiss Films Cannes