Jupiter's Moon (2017)
In the Fade (2017)
Jeune femme (2017)
Makala (2017)
A Ciambra (2017)
120 battements par minute (2017)
Happy End (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

Un mercado más dinámico que nunca gracias a los nuevos dispositivos (I)

email print share on facebook share on twitter share on google+

Bruno Zambardino • Profesor de economía y gestión de medios de comunicación y artísticos

por 

- Cineuropa se reunió con Bruno Zambardino, profesor de economía y organización de medios de comunicación y artísticos en la universidad La Sapienza de Roma

Bruno Zambardino  • Profesor de economía y gestión de medios de comunicación y artísticos

La revolución transmedia que estamos viviendo conlleva un acceso de contenidos audiovisuales que está redefiniendo los modelos de consumo. De ello hablamos con Bruno Zambardino, que desde hace diez años enseña economía y organización de medios de comunicación y artísticos en la universidad La Sapienza de Roma y hace pocos meses ha publicado el libro Dal possesso all’accesso - L’industria audiovisiva ai tempi dello streaming.

Cineuropa: ¿Esta fragmentación de los contenidos, de las plataformas y de los dispositivos conlleva un crecimiento efectivo del consumo y de las oportunidades?
Bruno Zambardino:
El fenómeno del consumo de contenidos digitales en varios dispositivos conectados a Internet aumenta y todo indica que se convertirá en la norma. Los proveedores de contenidos secundan y alimentan esta tendencia. Netflix, por ejemplo, aunque no es en absoluto el único caso, ha conseguido construir una marca digital sólida en torno a la propia oferta sin que haya solución de continuidad entre los aparatos. La gama de dispositivos conectados contribuye a modificar el sector del vídeo online. Considerando los dispositivos personales, como los smartphone, en la mayoría de mercados ya aparecen más aparatos conectados a la red. Necesariamente, las empresas de medios deben desarrollar servicios que puedan consumirse a través de tales aparatos porque, de lo contrario, perderían terreno respecto a sus competidores.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Efectivamente, está aumentando mucho la presencia de la multipantalla: el público se ha acostumbrado a ver contenidos o parte de ellos en lugares diferentes a lo largo de todo el día, así que el televisor en el salón ya no basta. Independientemente del tipo de contenido, éste tiene que estar accesible en cualquier dispositivo de manera que responda a los nuevos hábitos de los usuarios. El consumo de contenidos se ha convertido en una experiencia más personal y personalizada con respecto al pasado. Hoy en día, los consumidores encuentran el tiempo para ver videoclips o incluso películas enteras, en muchos lugares, bajo múltiples circunstancias y en una amplia gama de aparatos.

La autoridad reguladora en materia de comunicaciones en el Reino Unido, Ofcom, ha descubierto que en 2013 el 39% de los usuarios de Internet usó la red para ver programas de televisión online o los descargó directamente desde su página web. Respecto al 35% del 2012, también la frecuencia de consumo de vídeo en Internet aumentó: entre los consumidores británicos que declararon que veían cine, televisión o vídeo online, el 57% afirmó haberlo hecho más de una vez por semana, con picos del 69% en edades comprendidas entre los 16 y los 34 años.

En 2013, los consumidores europeos gastaron 520 millones de euros en SVOD (un aumento del 147,5% respecto al año anterior), más de 400 millones en EST (Electronic Sell Through) y 300 millones en el alquiler de películas y series de televisión online. Aunque el total superó los mil millones de euros y se espera que llegue a los 1.500 millones en 2015, aún hoy se trata de una pequeña porción del mercado audiovisual y sobre todo de un sector que todavía se caracteriza por una poderosa fragmentación entre los diferentes mercados comunitarios.

En términos de recaudación total, la marcha en estos últimos cinco años también confirma una fuerte diferenciación entre cuatro áreas clave como el Reino Unido, Alemania, Francia e Italia. Ésta última, en particular, cerró el ejercicio de 2014 con una facturación de servicios on-demand de apenas 25 millones de euros, apenas un 4% de la recaudación total en Gran Bretaña.

Seguimos en Italia: el sector del home entertainment, a lo largo de los últimos seis años, ha visto cómo su volumen de negocio se recortaba en un 55,2%: todas las parcelas de negocio tradicionales sufren mucho, empezando por la venta de DVDs y Blu-ray.

La esperanza para remontar el vuelo residen en el aumento de ingresos derivados del consumo de contenidos audiovisuales on-demand, un fenómeno efervescente y dinámico (+38,5% entre 2012 y 2013), si bien el consumo online en nuestro país es todavía marginal: representa solo el 5% de todo el mercado y un valor de apenas 18 millones de euros derivados de las transacciones online VOD y EST. En los próximos años, el crecimiento del mercado digital y los gastos derivados fruto del consumo de contenidos audiovisuales online estarán determinados por la rápida difusión de millones de dispositivos conectados a Internet y, en particular, a las smart TV: en 2017, Italia contará con más de 10 millones. En solo cuatro años, el número de televisores conectados aumentará un 500% hasta alcanzar los 6 millones de unidades. Además, la difusión de otros dispositivos afines (PC, tablets, consolas, smartphones) desembocará en un mercado potencial total de alrededor de 130 millones de aparatos.

El fenómeno de las smart TV conllevará un crecimiento rápido de la demanda de servicios de video on demand, consecuencia asimismo de la conversión del consumo ilegal a los servicios legales, siempre y cuando se trabaje con presteza en inversiones en banda ancha. La penetración de la banda ancha, en efecto, desempeña un papel crucial en la distribución de contenidos audiovisuales online. El aumento de contenidos on-demand viene, en particular, del salto al terreno de juego de los operadores OTT (Over the Top Television), esto es, servicios que distribuyen (en la televisión o en otros dispositivos conectados) contenidos audiovisuales provenientes de la red (web based) a través de la conexión de banda ancha en redes abiertas.

Como puede comprobarse, el mercado de los servicios audiovisuales sigue siendo más dinámico que nunca gracias a los nuevos dispositivos, a la evolución tecnológica y a la inclusión de nuevos actores y componentes a lo largo de la cadena.

Lee la segunda parte de la entrevista aquí.

(Traducción del italiano)

Boletín

Producers on the Move

Follow us on

facebook twitter rss

Italian Pavilion Cannes